miércoles, mayo 29, 2024
Anúnciate aquíGoogle search engine
InicioSociedad y CulturaIndígenas también acuden con curanderos para aliviar sus males; llegan hasta Catemaco

Indígenas también acuden con curanderos para aliviar sus males; llegan hasta Catemaco

Anúnciate aquíGoogle search engine

Xalapa, Ver.- Francisca Hernández Mistega, originaria de la comunidad de Catemaco, es la curandera de la gente de la localidad, sobre todo de los indígenas popolocas que bajan desde la Sierra de Santa Martha y llegan a su santuario, pero también atiende a extranjeros que, motivados por sus conocimientos.

La mujer se ha vuelto famosa porque desde los 12 años se dedica a “curar” y “sanar” a quienes tienen algún dolencia, principalmente a niños.

En dos meses más saldrá un documental llamado “Río de Sapos”, que se filmó en su santuario llamado El Encanto del Buho”.

El recinto ha sido visitado por Finlandeses, Alemanos, Estadounidenses, y gente que busca en ella un alivio para sus enfermedades.

No obstante, quienes más acuden a verla son indígenas; como parte del primer viernes de marzo, desde ayer varias personas han llegado.

Viajando por trayectos complicados, los popolucas acuden a ver a doña Francisca, las mujeres ataviadas con sus vestuarios típicos y los hombres cargando en brazos y en cobijas a sus pequeños hijos a quienes llevan, por ejemplo de labio leporino, del mal del frío o que simplemente no pueden hablar.

En grupo o por familias es como llegan con varias ofrendas desde cartones de cervezas, refrescos, pan, huevos, gallinas y hasta unos pequeños cerditos. Esta fecha es mística para ellos, y hacen una especie de convivió al que invitan incluso a quienes no son parte de su comunidad.

Previo a la gran ceremonia, Doña Francisca, a pesar del gran numero de personas que vienen a verla se da un espacio para hablar con reporteros y contar porque su labor es de relevancia.

Desde muy chica, narra, los espíritus la molestaban, dormia con sus papás para evitar se la “llevaran”, así supo que tenía que ayudar a su comunidad.

“Me jalaban la cobija, y a mi no me importó, yo empezaba a preparar medicamentos y como mi abuelita había muerto, ella era partera, tenía 87 años y de ahí yo empecé a aprender todo eso pero yo más, me gustaba sanar a la gente”.

En el santuario se le pide permiso a Dios para adorar a la Muerte a fin de interceder por el doliente y se le pueda curar de su mal. Así, lo explica doña Francisca, quien asegura haber logrado sanar a personas que no caminaban, que no miraban y hasta de cáncer, pero eso sí, les piden deben comprometerse a que una vez que reciban “otra oportunidad”, deberán ser mejores personas.

“Le digo a la persona, esta oportunidad que te van a dar, porque no soy yo, tienes que cambiar, si eres soberbio, si eres grosero, como tu fueras, tienes que cambiar y una vez que sanes vas a cambiar. Dios y la Santísima te dan una oportunidad para ser mejores”.

Este viernes de marzo, día en que las puertas se abren para que la energía y el mistismo fluyan, la señora Francisca daría de alta a 4 personas que lograron curar sus males.

En la explanada, después de la entrevista otorgada a los reporteros, un círculo de David estaba dibujado, velas alrededor y la persona que se curó al centro. Atestiguando el acto, los indígenas que mezclaban su lengua con palabras en español.

“Este día es único, pero para mi es sagrado porque se abre el encanto y el encanto se abre una vez al año para pedir por el amor, para el amor, para preparar toda las clases de medicinas que uno quiera”.

Con sola la primaria terminada, la curandera dice que tiene mucha experiencia en el manejo de la herbolaria y la elaboración de medicinas que hacen que al mes la visiten entre 400 y 500 personas, de Veracruz, México y el mundo.

miércoles, mayo 29, 2024
Artículos Relacionados
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Lo más reciente

Publicidadspot_imgspot_imgspot_imgspot_img
Publicidadspot_imgspot_imgspot_imgspot_img