martes, agosto 16, 2022
Anúnciate aquíGoogle search engine
InicioSociedad y CulturaEl traje típico de Veracruz

El traje típico de Veracruz

Es una tradición que los trajes se hagan a mano, para así conservar las raíces de la comunidad.

El traje de Jarocha se remonta a la cuenca del Papaloapan, en un principio se portaba un traje con influencia española pero con el tiempo se fue modificando y debido al clima se sustituyeron las telas españolas por hechuras de telas más ligeras, frescas y que también les permitiera mayor movimiento del zapateado como el algodón.

Conforme fue pasando el tiempo se añadieron detalles como olanes, encajes y accesorios como el reboso, cuyo bordado de seda debe de combinar con el listón del cabello. Además del listón se coloca una flor natural que dependiendo del estado civil de la jarocha era donde la colocarían, a la derecha si es casada y a la izquierda si es soltera, la peineta se encaja en la parte de atrás de la cabeza.

Y aún hay más accesorios como las joyas, collares y aretes largos así como el abanico indicando la femineidad y coquetería propia de la mujer veracruzana.

Aquí a detalle los elementos que no deben de faltar en un traje de jarocha lo más original posible son:

Un camisón, a modo de blusa, elaborado en tela de algodón, con rejillado (bordado en forma de rejillas, la especialidad de las mujeres tlacotalpeñas) en el área del pecho y los hombros. Lleva como remate al cuello un pasa listón, con una cinta de seda.

Una enagua blanca de algodón, también con rejillado en la parte inferior, que sirve como un fondo.

Sobre la enagua, va encima una falda muy larga, que suele ocultar los tobillos, pudiendo tener dos o tres holanes, según la región. Por ejemplo, en Tlacotalpan, suelen usarse de color blanco; mientras que en Santiago Tuxtla, las faldas siempre son de color.

Un delantal de terciopelo negro con flores bordadas, generalmente rosas rojas o rosadas, alrededor tiene un encaje ancho de color negro y encarrujado (rizado); en la pretina se le pone un listón de seda para amarrarlo a la cintura y en la pretina se sujeta un paliacate de algodón (un pañuelo grande, confeccionado en tela estampada combinado en dos colores).

Una mantilla a manera de chal, confeccionada en tul bordado a mano o de encaje; esta se pone sobre los hombros, para lucir el rejillado del camisón. La mantilla se prende al frente con un camafeo o relicario, a la altura del pecho.

El rebozo que da el toque mexicano, complementa el atuendo de manera coqueta; generalmente es de hilo de seda o de Santa María (los rebozos más finos y famosos de todo México), esta prenda va combinada con la cinta que adorna el cabello.

El peinado se realiza haciendo un moño con dos trenzas, que van coronadas con un tocado que consta de cachirulo o peineta, el cual suele llevar algunas incrustaciones de oro y piedras semipreciosas o perlas. En los siglos XIII y XIX, este adorno traído desde España era de hueso o de carey, en la actualidad son de plástico. Además, se lleva un listón rematando el peinado, con un moño al frente de la cabeza y, a un costado, se llevan flores naturales, gardenias o rosas. Estas indican el estado civil de la dama: si está casada van del lado derecho, si es soltera, van al lado izquierdo.

El traje de jarocha luce más cuando es portado con garbo y alegría por las mujeres veracruzanas, que se reconocen en él y se enorgullecen de sus tradiciones y sus orígenes. Además, la belleza del traje ilumina la tarima al bailar en un fandango al ritmo del son jarocho, evocando en el suave ondular de las blancas faldas el ir y venir de la olas.

Artículos Relacionados
spot_img

Lo más reciente

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img