miércoles, febrero 28, 2024
Anúnciate aquíGoogle search engine
- Advertisement -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Reforma eléctrica: ¿y el debate? // Retrasar, táctica opositora // Alito, bandolero, reivindica el saqueo

México SA

Carlos Fernández-Vega


Periódico La Jornada
lunes 18 de abril de 2022

Con el mismo tono histérico, hueco y con el mismo tono de merolico con el que aprobó “legalizar” el Fobaproa, extranjerizar el sistema financiero, aumentar “temporalmente” 50 por ciento la tasa del IVA (en una fecha similar, pero de 1995; remember la Roqueseñal), desmantelar la infraestructura productiva del Estado, privatizar a ultranza en beneficio del gran capital y tantas otra cosas, ayer los diputados de la mal llamada oposición usaron la tribuna de San Lázaro para intentar justificar su vergonzosa defensa de los intereses de las trasnacionales de la energía eléctrica, de los contratos leoninos otorgados de Carlos Salinas de Gortari a Enrique Peña Nieto, del fraudulento negocio del “autoabasto”, los jugosos subsidios gubernamentales y un largo etcétera (coimas incluidas, desde luego, de antes y ahora).

Por ejemplo, para el impresentable bandolero Alito Moreno y sus vocingleros lo anterior equivale a “estar del lado correcto de la historia”; es decir, pretendió reivindicar cuatro décadas continuas de saqueo (cuatro gobiernos priístas y dos blanquiazules), de atraco a la nación, siempre, según dice el campechano, “por la causa de la gente y una patria para todos”. No pudo ser más cínico, como el siguiente orador, con tono de cristiano, el panista Jorge Romero Herrera (de oscuro historial durante su paso por la ahora alcaldía Benito Juárez de la Ciudad de México) que dio trato de “hermanas y hermanos” a los ocupantes de las curules, incluidos, otra vez, “asesores” y cabilderos. Y en la mesa directiva un somnoliento Santiago Creel, uno de los que en diciembre de 1998 aprobó, entre tantas otras cosas y por instrucciones de Felipe Calderón, la “legalización” del Fobaproa, y otros latrocinios contra de la nación.

Mientras la táctica de la “oposición” fue retrasar y retrasar, con todo tipo de estupideces, el debate sobre la reforma constitucional en materia eléctrica, el fantasma del Borolas permanecía sentado en la curul de su esposa, Margarita Zavala (defensora a ultranza de las trasnacionales eléctricas), a quien (también a Edna Díaz Acevedo, la del cabildero italiano Paolo Salerno) legisladores solicitaron se excusara de votar por ser el suyo un abierto caso de conflicto de intereses “al haber recibido millones de pesos de una de las filiales de Iberdrola, Avangrid, y hago llegar las pruebas a la mesa Directiva para que el equipo de la consejería jurídica lo pueda dictaminar y garantizar que esta reforma sea votada con honestidad y, sobre todo, con legitimidad” (diputada Andrea Chávez dixit).

La presidencia de la mesa directiva tomó nota y exhortó a Margarinflas y a la karateca para que se abstuvieran de votar, pero ambas rechazaron excusarse: “no incurrimos en conflicto de interés”. Es más, dijo la siempre creativa y carente de dignidad esposa del Borolas, se trata de “una clara violencia de género”. Como bien dice el diputado Gerardo Fernández Noroña: “Roma paga, pero desprecia a los traidores”.

En fin, va para largo la sesión en San Lázaro y trasciende los horarios de entrega de esta columna, por lo que esperemos resultados concretos, pero en vía de mientras recordemos lo que el presidente Andrés Manuel López Obrador expresó en diciembre de 1998 en torno a la aprobación por parte de panistas y priístas del “rescate” bancario: “al votar junto al PRI la creación del instituto que sustituirá al Fondo Bancario de Protección al Ahorro (Fobaproa), el PAN resolvió el problema de los banqueros y del gobierno, pero condenó a millones de mexicanos a la pobreza y el hambre…Con tal posición, se mostró como un partido conservador, retardatario y palero, mientras el gobierno del presidente Ernesto Zedillo actuó como un simple procurador para la defensa del capital financiero… el gobierno y el PRI han sustituido el Fobaproa por un instituto que sólo legaliza operaciones fraudulentas e impide el castigo a banqueros y funcionarios que dilapidaron 650 mil millones de pesos, y ahora tendrán que ser pagados por la población hasta 2025” (ya se ha pagado un billón de pesos y resta otro tanto; si bien va, ese asalto terminará de pagarse en el año 2070, todo a cargo de los mexicanos).

Entonces, para actualizar, sólo cámbiese Fobaproa por trasnacionales eléctricas y así se resumen casi tres décadas de saqueo garantizado por panistas y priístas.

Las rebanadas del pastel

Un fuerte abrazo de despedida a doña Rosario Ibarra de Piedra, enorme personaje de los derechos humanos.