lunes, enero 24, 2022
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
- Advertisement -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Democracia, solo cuando convenga

Lorenzo Córdova dice que sólo es un asunto de falta de recursos, y que carece de ellos porque los perversos diputados recortaron “su” presupuesto. Dinero, maldito dinero, que –versión oficial– no tiene el Instituto Nacional Electoral (INE) para organizar y llevar a cabo la revocación de mandato, por lo que, sin más, el consejero presidente y cinco de sus guajiros decidieron “suspender” el procedimiento y por el arco del triunfo pasarse el respectivo mandato constitucional.

Por su parte, el presidente López Obrador subraya que “no es un asunto de dinero, es que, aunque parezca un contrasentido, son contrarios a la democracia. Es increíble, pero no quieren la democracia, o quieren la democracia nada más cuando les favorece, cuando les ayuda. Si fuese un asunto de dinero, ellos mismos podrían convocar a la gente, ayudar a todas las autoridades. ¿Qué, no podrían ayudar los gobiernos municipales, los gobiernos estatales, las organizaciones civiles, los ciudadanos? ¿Qué, todo tiene que ser con dinero? ¿Qué, no puede haber voluntarios?”

El mandatario destacó que “la democracia la hace el pueblo, no los aparatos administrativos; corresponde al INE hacerlo, además es un mandato constitucional, pero, si se negaran, los ciudadanos podrían hacer la consulta, se organiza el pueblo”.

Pero bueno, como “el dinero no es la vida, es tan solo vanidad” (así lo cantaba Javier Solís), dice Córdova que para organizar y llevar a cabo la revocación de mandato el INE “sólo” requiere de 3 mil 830 millones de pesos adicionales, pero como los inquilinos de San Lázaro no los autorizaron, entonces asegura “no se puede avanzar”. Rarísimo, porque si algo ha recibido el INE (y antes el IFE) es recurso público a manos llenas.

Desde que el susodicho ocupa el cargo de consejero presidente (2014 en adelante), ese instituto se ha embolsado 194 mil millones de pesos (incluido el presupuesto para 2022), de los que cerca de la mitad se ha destinado a servicios personales (sueldos y salarios, en su mayoría honorarios asimilables, prestaciones contractuales y pago al personal permanente), y la información es de la Secretaría de Hacienda, no de aquellos que “mienten y descalifican vulgar y arteramente” (Córdova dixit). Y en igual periodo, de ese mismo presupuesto los partidos políticos con registro han recibido 63 mil 500 millones (todo, para que al final de cuentas Claudio X. González Guajardo sea el director visible de la orquesta).

Por ejemplo, del presupuesto autorizado para 2022 (19 mil 736 millones de pesos), casi 48 por ciento del total se destinará al pago de sueldos y salarios (9 mil 402 millones). Además, 5 mil 821 millones (30 por ciento del total) se canalizarán al financiamiento público de los partidos políticos nacionales con registro. La suma de ambos conceptos es de 15 mil 223 millones, es decir, el 77 por ciento del presupuesto total, pero nadie está dispuesto a que sus canonjías sufran “minusvalías”. Por lo mismo, dicen, la Constitución “puede esperar”, en el entendido de que para Córdova primero es lo suyo y después lo legal.

De acuerdo con el análisis del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP) de la Cámara de Diputados, “en la estructura programática del Presupuesto de Egresos de la Federación, el Instituto Nacional Electoral es uno de diez ramos y entes autónomos del gobierno federal. En los últimos años concentró, en promedio, 17 por ciento de los recursos aprobados para este conjunto de ramos, y es el segundo ente autónomo con más recursos, sólo detrás del Poder Judicial que concentra alrededor de 50 por ciento”.

Entre 2010 y 2022, detalla el CEFP, “los recursos aprobados para el INE registran una tasa media de crecimiento anual de 2.6 por ciento en términos reales, al pasar de 14 mil 471.6 millones de pesos a 19 mil 736.6 millones (a precios de 2022)”. Pero quieren más, mucho más, porque no tienen llenadera y el pretexto de siempre ha sido el “costo de la democracia”. O como ahora dice Córdoba, drama queen por excelencia, se necesitan recursos “para que se cumplan las disposiciones de ley y no hacer un remedo de ejercicio”. ¡Ole!

Las rebanadas del pastel

De cereza, ayer “la Cámara de Diputados interpuso una controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación en contra de la decisión del INE de suspender el ejercicio de revocación de mandato, anunció el presidente de la Mesa Directiva del órgano legislativo, Sergio Gutiérrez Luna” ( La Jornada, Fernando Camacho Servín).