martes, julio 23, 2024
Anúnciate aquíGoogle search engine
- Advertisement -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

ABC: 14 años de impunidad // Subrogación de guarderías // Los niños como mercancías

México SA

Carlos Fernández-Vega


Periódico La Jornada

Catorce larguísimos años han transcurrido desde el incendio –evitable a todas luces– en la guardería ABC de Hermosillo, Sonora, pero los responsables se mantienen impunes, tanto los funcionarios federales y estatales involucrados, como, especialmente, la parentela de Margarita Zavala, a quien el gobierno, vía IMSS, subrogó la “administración” de esa estancia infantil, en la que murieron 49 niños y más de cien resultaron con lesiones de por vida.

Tal subrogación (no la única, sino parte de las más de mil 500 guarderías entregadas por adjudicación directa a particulares, o si se prefiere por tráfico de influencias, entre el sexenio de Ernesto Zedillo y el de Borolas) fue aprobada en 2001 con Vicente Fox en Los Pinos y Santiago Levy Algazi en la dirección general del IMSS (prorrogada, en 2007, por Juan Francisco Molinar Horcasitas como director del Seguro Social, a quien Calderón premió con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes), pero el siniestro en la ABC se registró el 5 de junio de 2009, con Calderón en la residencia oficial y los parientes de Margarita Zavala como concesionarios, en el entendido –el de ellos, execrable– de que los niños también son mercancías y sirven para armar jugosos negocios privados (por aquellos años los beneficiarios de la subrogación de guarderías del IMSS obtenían del erario algo así como 8 mil millones de pesos anuales).

Por cierto, en ese entonces Eduardo Bours, uno de los pollos Bachoco, “gobernaba” Sonora e hizo hasta lo impensable para evitar que sus amigos involucrados, así como los familiares biológicos de Margarita y políticos de Calderón, terminaran en la cárcel. Tras el incendio en la ABC, este despreciable empresario que se metió a la política cínicamente declaró que “los logros de mi gobierno me permiten dormir como un bebito, como niño, y lo bailado ya no nos los quita nadie”.

Vale recordar lo publicado en este mismo espacio 14 años atrás: “en el último cuatrienio del sexenio zedillista, el número de guarderías concesionadas por el IMSS se incrementó 98 por ciento; en el gobierno foxista y el primer año calderonista creció 200 por ciento. Y en las tres administraciones el inventario de guarderías directamente administradas y operadas por el Seguro Social permaneció prácticamente sin movimiento. Y fue Zedillo quien agriamente reclamó a aquellos que “injustamente” aseguran que la tendencia gubernamental es la privatización de la seguridad social, y lo dijo precisamente cuando se privatizaron las pensiones y arrancó la subrogación de servicios del Instituto, entre ellos los de las guarderías, incluidas las del Issste (alrededor de 60 por ciento de ellas se han privatizado)”.

No sorprendió a nadie cuando finalmente (un mes después de la tragedia en el ABC) se conoció la lista (supuestamente “completa y sin rasurar”) de los beneficiarios de la subrogación de guarderías del IMSS: en esa relación aparecieron parientes de Ernesto Zedillo, Vicente Fox y Felipe Calderón; familiares de gobernadores, exgobernadores y legisladores priístas y panistas, ex directivos del Seguro Social; hermanas del fallecido Luis Donaldo Colosio, los ex mandatarios estatales Fernando Moreno Peña, de Colima; José Antonio González Kuri, de Campeche, así como varios parientes de Eduardo Bours y de Miguel Ángel Osorio Chong; la hermana del ex director del Seguro Social, Genaro Borrego Estrada; un tío del gobernador de Chihuahua, José Reyes Baeza; la madre y el hermano de la ex presidenta del PRI Dulce María Sauri; el yerno del coordinador de los diputados del tricolor, Emilio Gamboa Patrón; nietos e hijos del ex gobernador de Baja California Milton Castellanos; el ex gobernador interino de Guanajuato, Carlos Medina Plascencia, entre muchos otros.

Pues bien, durante la mañanera de ayer Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, subrayó que “hoy que se cumple un aniversario de la lamentable tragedia del incendio de la guardería ABC y refrendamos nuestro compromisoy solidaridad con los familiares de todas las víctimas, con los sobrevivientes, y el compromiso para atender y resolver de fondo esta situación para que haya justicia y se castigue a los responsables”.

En síntesis, catorce larguísimo años y los responsables se mantienen impunes.

Las rebanadas del pastel

Alito Moreno busca chivo expiatorio por la derrota tricolor en el estado de México, pero lo cierto es que desde que el campechano llegó a la presidencia del PRI el otrora “partido invencible” de todas, perdió todas las gubernaturas, menos la de Coahuila.

Twitter: @cafevega