jueves, junio 30, 2022
Anúnciate aquíGoogle search engine
- Advertisement -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Malabares en la mañanera

Astillero

Julio Hernández López

El presidente de México enderezó hacia la ministra de Relaciones Exteriores de Panamá el estigma de “Santa Inquisición” porque pidió en documento oficial que no fuera solicitado el beneplácito de ese país centroamericano para la postulación del historiador Pedro Salmerón Sanginés como embajador.

En la práctica diplomática no es necesario que un país de adscripción explique o justifique la razón por la cual no extiende un beneplácito (o, en el caso, por la cual pide que no se le coloque en una situación indeseada al pedir tal aprobación, llamada plácet). Basta que ese país no considere de su agrado una propuesta para que ésta sea desechada.

Sin embargo, el presidente mexicano asumió tal rechazo a Salmerón como algo litigable al menos en la conferencia mañanera de prensa, donde invocó el pensamiento del fallecido general Omar Torrijos, quien fue llamado “líder máximo de la revolución panameña” y recordó a Graham Greene y su libro Descubriendo al General (cuya lectura recomendó a la canciller Erika Mouynes).

Con anticipación, el historiador Salmerón había enviado a Palacio Nacional una carta ofreciendo declinar a la postulación diplomática y reiterando lealtad al proyecto político encabezado por Andrés Manuel López Obrador, quien a su vez anunció la posibilidad de asignarle algún otro cargo en el Ejecutivo federal.

En lugar de Salmerón fue anunciada la artista y activista de causas sociales Jesusa Rodríguez, senadora suplente que ya ocupó la titularidad durante el tiempo en que Olga Sánchez Cordero fue secretaria de Gobernación. Jesusa es defensora de los animales, vegana y promotora de la cultura indígena. Mujer que ha apoyado sin reservas el proyecto obradorista y que, en ese sentido, constituye una suerte de guiño al movimiento feminista. Aun así, AMLO dijo que esta es “una propuesta, a ver si la acepta el gobierno de Panamá, no creo que el presidente de Panamá esté enterado; yo creo que esto tiene que ver más con la canciller” (https://bit.ly/35JRjpd ).

Malabarismo en pista sindical es el relacionado con el arribo de Ricardo Aldana al control del sindicato petrolero. Ha sido pieza del primer círculo de la mafia dirigida por Carlos Romero Deschamps, símbolo de corrupción hasta ahora intocado y más bien protegido y hasta beneficiado, como puede verse ahora que su corriente ha conservado el mando en la mayoría de las secciones sindicales del país y a nivel nacional con el mencionado Aldana.

El presidente de la República ha dicho que no conoce personalmente a Aldana, lo que no exime de conocer su historial y las consecuencias nocivas de la continuidad de esos grupos en el poder. También se ha planteado que el resultado de esta “elección” es un producto de la libertad y la democracia, cuando son sabidas las prácticas de violencia física, administrativa y laboral que el romerismo, como sus antecesores, han practicado contra disidentes y opositores.

Por lo demás, tampoco ha habido un esfuerzo de la llamada 4T contra los líderes sindicales corruptos: ahí siguen personajes como Víctor Flores en el sindicato de ferrocarrileros, Víctor Fuentes en los electricistas y el romerismo en los petroleros. ¿Puede haber 4T si no hay ni pizca de cambio en el charrismo sindical?

El presidente volvió a hablar del tema de su hijo José Ramón y planteó: “está abierta la investigación, a ver de quién es la casa, qué contrato recibieron de Pemex, quién los autorizó. Pues no van a encontrar nada, absolutamente nada”. También informó que ha solicitado a la Fiscalía General de la República que entregue al Instituto Nacional Electoral (INE) un expediente de uno de sus hermanos “sobre esto del dinero que recibió en un proceso, que ni siquiera era campaña”.

Y, mientras el INE acepta ajustar el próximo ejercicio revocatorio a la disponibilidad de recursos, y la Corte deja intacta (por un voto de diferencia) la pregunta enviada por el Senado, que incluye la opción ratificatoria, ¡hasta mañana!

Twitter: @julioastillero

Facebook: Julio Astillero