viernes, junio 14, 2024
Anúnciate aquíGoogle search engine
- Advertisement -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Corcholatas ya impacientes // Coahuila y Edomex, el plazo // ¿Más embajadas para priístas? // Ricardo Rocha abrió puertas

Astillero

Julio Hernández López


Periódico La Jornada

DERRUMBE ANTICIPADO. En la zona oriente del estado de México, resabios del corporativismo que prevalece por parte de la vieja aplanadora tricolor. Foto Luis Castillo

Un resultado inmediato de las elecciones en Coahuila y el estado de México (sean cuales sean los números preliminares, que a la hora de cerrar esta columna aún no se conocían) será la agudización de la beligerancia abierta en Morena por la candidatura presidencial de 2024: aun cuando las tres corcholatas oficiales (Claudia, Adán Augusto y Marcelo: tres personas distintas y un solo definidor verdadero) aprovecharon la etapa de las campañas estatales para sostener las propias, ya nada disfrazadas, este lunes habrán de definirse posturas por parte del secretario de Relaciones Exteriores, quien asegura tener un plan ideal para seguir la contienda interna con garantía de unidad, y también por parte del operador formal del partido guinda, Mario Delgado, a quien las urgencias de los precandidatos amenazan con forzar o alterar la agenda original.

A reserva de que se precisen los datos relativos a las elecciones en los estados con capitales en Toluca y Saltillo, y de lo cual se escribirá aquí en la siguiente entrega de esta columna, la siguiente obra estelar en cartelera es la relacionada con la postulación morenista al relevo presidencial, con Claudia Sheinbaum en calidad de presunta favorita consolidada, Adán Augusto López Hernández en busca de haber acumulado algo de capital político por si se tropieza la jefa de Gobierno, y Marcelo Ebrard como el enigma central en caso de que el procesamiento oficial de las encuestas digitales no le favorezca y pueda estar dispuesto a intentar su postulación por partidos contrarios a Morena.

La impaciencia y nerviosismo de las tres precandidaturas oficiales podrían necesitar de la intervención presidencial para apresurar la resolución y evitar desgastes y más confrontación, además de seguir ganando terreno a la alianza opositora que sigue sin perfiles medianamente aceptables, al grado que sus cartas más mencionadas son el ex secretario de Gobernación de la presidencia foxista y una saltimbanqui voxista.

Ricardo Rocha impulsó desde Televisa –en los tiempos de cerrado dominio priísta, cuando el dueño de esta empresa se definía como soldado del presidente de la República– la apertura a un periodismo atento a luchas y causas sociales (ejemplos memorables, los casos Acteal y Aguas Blancas) y, en programas como Para gente grande, a la inteligencia, la crítica y la cultura, que no eran redituables en términos económicos y políticos al formato de alienación que la televisora sostenía para beneficio del sistema dominante.

A su salida de Televisa, Ricardo Rocha desarrolló su agencia de noticias denominada Detrás de la Noticia y mantuvo presencia en la única alternativa televisiva disponible, Televisión Azteca (ahí tuvo su programa Animal nocturno), y en radio. Reportero, entrevistador, conductor de programas, directivo y empresario de medios, falleció ayer a los 76 años (en Radio Centro, el autor de estas líneas entrevistó a Rocha en octubre de 2019: https://goo.su/cvGb).

Astillas

Los mecanismos institucionales buscan afinar nombramientos de diplomáticos y, entre ellos, asoma la posibilidad de que el priísta Omar Fayad, quien fue gobernador de Hidalgo, logre un premio por haberse allanado al triunfo de Morena en esa entidad, con Julio Menchaca de beneficiario. Así ha sucedido en otras entidades como Sonora, Sinaloa y Campeche: pago con embajadas y consulados a políticos que deberían estar rindiendo cuentas ante la justicia en lugar de ser protegidos con el manto de las relaciones exteriores… Y, mientras algunos priístas desempolvan el juego de la presión para negociaciones futuras, esta vez a título de un “Frente Amplio de Renovación”, en el que participan los ex gobernadores Héctor Astudillo (Guerrero), José Reyes Baeza (Chihuahua), Natividad González Parás (Nuevo León) y Dulce María Sauri (Yucatán), quienes se dicen contrarios a la gestión de Alejandro Moreno, Alito, como dirigente nacional del partido tricolor, ¡hasta mañana!

Twitter: @julioastillero

Facebook: Julio Astillero