viernes, marzo 1, 2024
Anúnciate aquíGoogle search engine
- Advertisement -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Apuntes de economía: El billete de trillón de dólares.

Por: Edgar Sandoval Pérez

Hay un capitulo muy bueno en los Simpson sobre la existencia de un billete de un trillón de dólares, con el cual pretenden comprar a Cuba, o al menos vivir con mucho lujo, sin embargo, lo significativo es que este billete lo imprimen para hacer frente a las necesidades de gasto público ya que están rebasando su techo de deuda y el congreso no les autoriza endeudarse más, por lo cual buscan algún mecanismo para tener más recursos.

Primero acotemos cuanto es un trillón de dólares, y es que, en nomenclatura anglosajona, un millón de millones es un trillón, mientras que, para nosotros, un millón de millones es un billón, por lo cual, el billete hace referencia a un valor de un millón de millones.

Esta teoría surgió ya que en 1996 se le dio la atribución de poder acuñar monedas de platino de un trillón de dólares al departamento de la reserva federal, por lo cual, en realidad no seria billete sino una moneda, ahora, el hecho de que se les diera la facultad no implica que se haya llevado a cabo o que se llevará en el futuro próximo. Sin embargo, actualmente ha tomado fuerza dado que los Estados Unidos están nuevamente en el tope de deuda, es decir, ya no pueden pedir mas dinero prestado y no por qué su deuda sea elevada (136% en proporción a su PIB), sino porque el congreso (que tiene mayoría republicana), no les aprobará ese aumento, llevando al presidente Biden contra las cuerdas, obligándolo a medidas extremas.

El hecho de que no tengan esa ampliación presupuestal mediante deuda significaría la reducción de su gasto público, teniendo resultados tanto de manera interna como de manera externa, viendo sus efectos en temas de guerras, narcotráfico, migrantes, subsidios, etc. Traduciéndose en una reducción en su calificación crediticia por segunda vez en su historia (la primera fue con Obama en 2011), llevando a una pésima posición al partido demócrata que podría llevarlos a perder la presidencia el año que viene. Con este escenario, el utilizar una moneda de trillón de dólares se torna en opción, sin embargo, esto implicaría algunas complicaciones, la primera es la mala imagen que daría la FED, ya que acuñarían la moneda, y la depositarían en las cuentas del gobierno, viéndose como una falta de autonomía, si bien Yellen ya dijo que no contempla la acuñación y se enfocaría en convencer a los republicanos para el aumento del techo de deuda, la realidad es que economistas como Paul Krugman (ganador de nobel de economía) lo ve posible.

Pero ¿Qué implicaciones tendría el utilizar esta moneda, o depositar esta cantidad en las cuentas del gobierno de los Estados Unidos? Lo primero sería la depreciación del dólar frente a varias divisas, y por otro lado, la generación de más inflación en el corto plazo, dado que estos dólares, serian destinados para el interior del país, sin embargo, el problema viene ya que actualmente se están subiendo las tasas (La FED la tiene en 4.75) para controlar la inflación siendo de esta manera contradictorio, lo que llevará a una desaceleración económica, generando aun más descontento en la sociedad por la subida de precios, la fuga de capitales y menos empleo.

Cumpliéndose de nueva cuenta, una profecía de los Simpson

@EdgarSandovalP

Twitter-IG-TikTok