viernes, mayo 20, 2022
Anúnciate aquíGoogle search engine
InicioTendencias"Enseñen bondad a sus hijos", madre perdió a su hijo víctima del...

“Enseñen bondad a sus hijos”, madre perdió a su hijo víctima del ‘bullying’

“Háganlo por Drayke”, con ese mensaje, unos padres de Utah que perdieron a su hijo de 12 años, víctima del bullying en la escuela a la asistía, piden a otros papás a enseñar a sus hijos bondad como una forma de prevenir el acoso entre niños y un posible suicidio.

“Esto… Esto es el resultado del bullying. Mi guapo hijo estaba peleando una batalla de la que ni yo pude salvarlo. Es real, es silenciosa y no hay nada, absolutamente nada que puedas hacer como padre para alejar ese dolor tan profundo”, escribió la madre, Samie Hardman, en su cuenta de Facebook. “No hay señales, solo palabras hirientes de otros que se robaron a nuestro Drayke de este lugar tan cruel”.

“Tenía 12 años”, dice la mamá. “Cómo es que un niño de 12 años que era tan amado por todo el mundo pensó que la vida era tan difícil que necesitaba quitársela”.

Drayke Hardman había sido acosado por un niño de su escuela durante el último año. Los padres contaron a la estación local 2KUTV que confrontaron el problema, se sentaron a hablar con su hijo e incluso fueron al colegio. Eventualmente, el niño que lo acosaba fue suspendido.

“Él nos dijo que ‘no, no’ (había tenido pensamientos suicidas)”, contó Sammi Hardman a la estación local. “Incluso pareció que se sintió molesto porque yo le pregunté eso”.

El lunes 7 de febrero, dijeron los padres, Drayke llegó de la escuela con un moretón en el ojo, pero les mintió sobre cómo le pasó, sin embargo si le contó la verdad a una de sus hermanas: había tenido una pelea con un compañero de su salón, a lo que su hermana se lo dijo a sus padres, quienes conversaron de nuevo con él. El adolescente les respondió: “Los soplones se ganan heridas”.

El miércoles siguiente, el niño no quiso ir a su práctica de básquetbol. Esa noche se quitó la vida.

Su madre describe a Drayke como un niño que iluminaba el ambiente; tan amoroso que sin razón la abrazaba y le decía que la quería; era amante del jazz y del básquetbol, de hecho fantaseaba con que algún día iba a ser el jugador más bajo de la NBA.

“Mi corazón está destruido, no sé cómo repararlo ni si podré lograrlo algún día, pero dedicaré cada minuto a enseñar bondad a otros niños en memoria de mi compañero favorito”, sigue la madre en su publicación de Facebook. “Su propósito aquí fue enseñar bondad y amor, y lo logró. Aceptó a cualquiera como un amigo. Una vez que estabas en la tribu de Drayke, te quedabas ahí por siempre (…) Enseñen bondad a sus hijos”.

Artículos Relacionados
spot_img

Lo más reciente

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img