domingo, mayo 29, 2022
Anúnciate aquíGoogle search engine
InicioEspecialesRoban arena de dunas en playas de Coatza

Roban arena de dunas en playas de Coatza

Autoridades municipales aluden un vacío legal; hay omisión de todos los niveles, acusan

Coatzacoalcos, Ver.- Una pequeña mafia realiza el saqueo de arena de la playa de Coatzacoalcos, bajo la omisión de los tres niveles de gobierno, quienes aluden un vacío legal en sus competencias y permiten la explotación de la barrera natural que tiene la ciudad frente al avance del mar; apenas hace unas semanas, se llevaron mil 200 toneladas a Tlaxcala para rellenar una plaza de toros y habilitar las canchas del tour Mundial de Voleibol.

En la ciudad colonial de Tlaxcala, se llevó a cabo del 15 al 20 de marzo de este año el Torneo de nivel challenge de Voleibol de Playa, una justa internacional donde compiten los 48 mejores equipos mundiales de esta disciplina.

Como la ciudad no cuenta con playa, se habilitó la plaza de toros, Jorge El Ranchero Aguilar, una edificación del siglo XVII, donde se construyó un rectángulo de madera de 26 metros por 18 para servir de base para la cancha. 

Además, se usó la arena para otras canchas habilitadas en el centro histórico y fomentar así el turismo.

Los organizadores dieron a conocer que se llevaron mil 200 toneladas de arena de mar desde Coatzacoalcos, Veracruz, y ya concluido el torneo se mandará a las canchas de esta disciplina, que tienen en diversos centros deportivos, para “aprovecharla”.

La arena movida desde Coatzacoalcos debía cumplir ciertas características: granos redondeados de 0.5 y 1 milímetro; estar libre de limo y arcilla, no contener materia orgánica y ser de color claro, todas estas características las cumplen las dunas que están al poniente de la ciudad.

Se necesitaron varios camiones de carga para transportarla entre las dos entidades y fue comprada por el gobierno del estado de Tlaxcala.

En una revisión de los números de la Gaceta Ecológica de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), esta entidad no presentó ninguna solicitud de permiso, con su correspondiente Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA), para llevarse parte de la duna.

Además, el gobierno de Veracruz debió de haber otorgado un permiso especial para el transporte, teniendo como base el MIA y los permisos federales.

La revisión realizada por este medio corresponde a los años 2021 y lo que va de 2022, no hay ningún permiso para el saque de la arena, lo cual se considera una irregularidad, puesto que se debía analizar cual sería el impacto que tendría para este ecosistema y para la población que vive en las colonias cercanas a él.

Vacío legal en las costas de Coatzacoalcos

El movimiento de arena de mar no es inusual para los habitantes de Coatzacoalcos, por una década se ha ido empujando la duna para dar paso a la construcción de centros comerciales y varios fraccionamientos, algunos de ellos de alta plusvalía.

Además, las autoridades municipales han extendido el malecón costero a siete etapas, conectando el centro con el poniente, pero con un alto costo de mantenimiento, pues casi todos los días se tiene que barrer la arena y usar la maquinaria para empujar la duna.

Durante la temporada de frentes fríos, el mar ha avanzado de manera amenazante hacia el malecón costero y la duna ha llegado a bloquear los carriles de circulación de oriente a poniente.

La zona federal Marítima (Zofemat), de competencia federal, es la franja de veinte metros de ancho de tierra firme, transitable y contigua a la playa, de ahí el gobierno municipal tiene bajo su competencia el resto.

Frente a la playa hay una serie de predios particulares que también tienen dunas y que las han ido bajando para construir sobre ella.

En diciembre de 2020, El congreso del estado aprobó y publicó el Reglamento de Protección Ambiental y Desarrollo Sustentable del municipio de Coatzacoalcos, y en el artículo 2 establece que este municipio tiene competencia en: “La protección de las playas y de las dunas costeras, pantanos, bajos, lagunas, presas, manglares y toda área provista de vegetación que este considerada en el Programa de Ordenamiento Ecológico de la Cuenca Baja del Río Coatzacoalcos y del Programa de Ordenamiento Ecológico Marino y Regional del Golfo de México y Mar Caribe, como Unidades de Gestión Ambiental (UGAS) de Conservación y Restauración”.

Tiene dentro de sus funciones: Revisar los manifiestos de impacto ambiental sobre obras de fraccionamientos, lotificaciones y dar seguimiento al cumplimiento de las medidas de mitigación, compensación o restauración que sean impuestas por las autoridades estatales y federales que se ubiquen y operen en el municipio de Coatzacoalcos.

Además, según este reglamento debe exigir los manifiestos de impacto ambiental en cualquier actividad que genere afectaciones a un ecosistema, como las dunas.

José Manuel Quintero Soto, biólogo y presidente de la Asociación Ambientalista Limbo, indicó que hay un vacío legal en la regulación de las zonas de playa que no ha sido subsanado por las pasadas administraciones municipales y el propio estado.

Refirió que, durante años, las administraciones municipales han permitido el saqueo de las dunas y, en varias ocasiones, son los mismos funcionarios los que comercializan este material, el cual es muy redituable puesto que solo deben ocuparse del mantenimiento y el combustible de las unidades de carga.

Dijo que en todas las reuniones que se realizaron para el ordenamiento ecológico y territorial se planteo la urgencia de frenar el saqueo de arena y revertir el avance del mar, antes de que comience a afectar a la población, como ha pasado en una parte del fraccionamiento Ciudad Olmeca, donde unas casas fueron destruidas.

Mar Avanza 

Para el especialista, la atención a las dunas playeras es algo urgente pues el avance del mar es muy evidente, especialmente en la Villa de Allende y algunas zonas de la cabecera municipal, a mediano plazo el agua podría estar ya afectando las primeras estructuras, durante algún evento meteorológico, como pasó en Cancún.

En septiembre de 2019, el ayuntamiento de Coatzacoalcos anunció un programa para construir terrazas para evitar invasión de arena en el Malecón, se pusieron tarimas y del lado de la playa colocaron nopal, lonas, tarimas, en el interior de las terrazas se crea un jardín con ixoras, uveros, bugambilias y plantas que son donadas o provenientes de los viveros municipales.

Se establecieron unos tapetes de concreto para frenar el mar, los cuales ya están totalmente afectadas y no cumplieron el propósito.

Quintero Soto indicó que se puede trabajar para ir revirtiendo un poco el avance del mar sobre la zona de Playa y hay proyectos sustentables que puede agrandar la distancia hacia la zona urbana. 

Sin embargo consideró que los gobiernos de todos los niveles, pocas veces hacen caso de los técnicos y especialistas en materia ambiental y cada cuatro años se reinventan programas de desarrollo “sustentable” que no resuelven el problema de fondo.

El biólogo indicó que el primer paso es frenar el saqueo de la duna y pensar cómo ir recuperando los espacios de playa, con su flora y fauna, todos estos trabajos deben estar alineadas con la agenda 2030 y un proyecto de más largo plazo.

Artículos Relacionados
spot_img

Lo más reciente

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img