miércoles, mayo 25, 2022
Anúnciate aquíGoogle search engine
Iniciosección principalPoner tope a los precios de los básicos no servirá: Coparmex

Poner tope a los precios de los básicos no servirá: Coparmex

Se oponen a propuesta del Presidente incluso antes de conocerla

Orizaba, Ver.- El posible decreto de un plan de control de precios para contener la espiral inflacionaria podría poner en riesgo la de por sí inestable economía del país, opina Enrique Trueba, experto en finanzas, y anticipa que si bien de inicio la estrategia contendrá el incremento de precios en productos de la canasta básica, a mediano plazo no solo va a encarecerlos, sino que además se producirá un desabasto de producto de la canasta básica, “y a mayor precio que los actuales”.

A finales de la semana pasada el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, instruyó a Tatiana Clouthier, titular de la Secretaría de Economía (SE) “para que haga contacto con los principales dueños o representantes de las tiendas de autoservicio más importantes del país e iniciar lo que se conoce como control de precios de la canasta básica, especialmente en 24 productos que tiene la mayor demanda”.

El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), José Medina Mora, principal detractora de la medida, “advierte que el control de precios es una medida que no ha funcionado en ningún país. En México, el ex presidente Miguel de la Madrid, bajo el Pacto de Solidaridad, con un 3 por ciento de descuento y controlando todos los precios, no logró abatir la inflación”, indica el analista.

El fenómeno inflacionario “no se puede controlar, sobre todo por la cadena productiva, que viene desde el inicio del producto; nosotros dependemos en gran medida de muchos productos porque no somos autosuficientes para producir, e importamos de varias partes del mundo, ya sea maíz, frijol, fertilizantes, entre otros de esos productos, es decir no hay autosuficiencia y por ello es difícil tener un control de precios, por que son precios internacionales”, refirió, pese a que el miércoles, López Obrador descartó que se trate de un control de precios, sino de garantizar precios justos.

El control de precios de momento “es una medida antiinflacionaria efectiva, que va a reducir la inflación, pero a mediano y largo plazos, esa medida se va a revertir, porque desalienta la inversión y la producción. El control va a desalentar la inversión y la generación de sus productos, con ello, obviamente va a haber un faltante muy importante y entonces viene el desabasto de productos de la canasta básica”, mencionó, aunque el proyecto presidencial aún no no se presenta sino hasta el 4 de mayo.

Otro factor negativo que influye, estima, “es que cuando se hace el control de precios es muy fácil aplicarlo en las grandes ciudades, en donde están las cadenas productivas y comerciales más importantes, pero en las zonas marginadas más pobres de nuestro país, es muy difícil tener el control de precios, porque en esas regiones no van a cumplir, además no entran en las grandes cadenas comerciales”.

Estamos hablando de las tienditas de la esquina, “son aquellos que comercializan en pequeño y a ellos se les dificulta mucho, porque no hay cadenas comerciales y por lo tanto no hay control de precios. No hay nadie que esté vigilando los precios, no hay quien vigile que están vendiendo los alimentos y estos productos de la canasta básica a los precios establecidos”.

Son medidas “que se tomaron en la década de los 80 y 90, pero que no fueron efectivas; la cadena productiva de los alimentos es muy larga y puede tener efectos adversos a mediano y largo plazos, pero el más afectado es el consumidor. Lo más recomendable es replantear entre gobierno e iniciativa privada los esfuerzos coordinados y efectivos que lleguen a toda la población, no nada más un sector, sino a todos los sectores, incluyendo principalmente a las zonas más marginadas”, insistió.

Artículos Relacionados
spot_img

Lo más reciente

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img