viernes, mayo 20, 2022
Anúnciate aquíGoogle search engine
Iniciosección principalNumerosas irregularidades en cuenta 2020 de Sesver, presume Auditoría Superior de la...

Numerosas irregularidades en cuenta 2020 de Sesver, presume Auditoría Superior de la Federación

Agencias

Durante el primer año de la pandemia por covid-19, los Servicios de Salud de Veracruz (Sesver) reintegraron recursos a la Federación, realizaron contrataciones de personal sin el perfil o cédula profesional; otorgó contratos millonarios a empresas con actividades que no corresponden a la proveeduría del ramo, sino dirigidas a la venta de insumos de oficina o ropa; y realizó pagos a trabajadores a través de figuras que no existen en la ley.

En la tercera entrega de la revisión de la cuenta pública 2020, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) registró irregularidades en el manejo de los recursos federales del Fondo de Aportaciones para Servicios de Salud (Fassa) y del acuerdo para garantizar la prestación gratuita de servicios de salud medicamentos y demás insumos asociados para personas sin seguridad social, y un probable daño patrimonial por más de 3 millones de pesos. 

El fondo de Salud y los contratos irregulares

En 2020 Sesver entregó contratos por 186 millones 321.6 mil pesos en 19 adjudicaciones directas para la adquisición del servicio de lavandería, y limpieza, insumos para la elaboración de ovitrampas, material de curación, mantenimiento preventivo y correctivo a ventiladores volumétricos; servicio de mantenimiento vehículos; adquisición de materiales y útiles para el procesamiento en equipos y bienes informáticos, cámaras fotográficas y de video; insumos protector respiratorio, vestuario médico y adquisición de insumos y/o equipamiento para atender la contingencia generada por el covid-19. Sin embargo, la ASF detectó irregularidades por la entrega de contratos a empresas con actividades de venta de ropa o bienes informáticos.

En noviembre de 2021, AVC Noticias y Quinto Elemento Lab revelaron en su investigación “El Estado que le falló a los médicos en medio de la pandemia”, la serie de contratos para compras médicas a proveedores que en realidad se dedicaban a la venta de bienes informáticos y de oficina. 

En la auditoría que se entregó el 20 de febrero pasado, la ASF confirma el caso y da un ejemplo: la Secretaría de Salud entregó el contrato 206/2020 para el servicio de mantenimiento correctivo urgente por la contingencia covid-19 a equipos electromédicos y electromecánicos de la red estatal de hospitales de Veracruz, el contrato se entregó a un proveedor que sólo tenía cinco meses dado de alta en el SAT y de acuerdo con sus estados de cuenta financieros, ni siquiera tenía los recursos técnicos, humanos y económicos para la ejecución del contrato.

También se encontró irregularidades en el contrato 069/2020 referente al servicio de mantenimiento preventivo y correctivo a ventiladores volumétricos de la red hospitalaria, el contrato se entregó en una licitación simplificada, aunque el proveedor no cumplía con los requisitos como la constancia del cumplimiento de obligaciones fiscales por contribuciones estatales y opinión del cumplimiento de obligaciones fiscales federales.

Pagaron a personal sin perfil y bajo conceptos que no existen 

En 2020, la Federación transfirió 6 mil 978 millones 506.5 mil pesos del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (Fassa), pero la ASF determinó un presunto daño a las arcas estatales por un millón 485 mil 794 pesos que pagó a mil 147 trabajadores bajo el concepto de “compensación de impuesto por pago de gratificación”, sin que esta figura exista en la ley.

Del total de recursos recibidos por este concepto, no fueron pagados 817 mil pesos, por lo que tuvieron que ser reintegrados a la Tesorería Federal antes de la revisión de la ASF. 

De los 6 mil 978 millones de pesos, se usó casi 82 por ciento para el pago de personal federal, formalizado, regularizado, homologado y eventual.

Al revisar el perfil de los trabajadores, la ASF reveló que hallaron al menos cuatro casos en que no se contó con la documentación que acredita la preparación académica requerida para el puesto y en la Dirección General de Profesiones de la Secretaría de Educación Pública no se localizó evidencia de su registro.

En cuanto al Acuerdo de Coordinación para Garantizar la Prestación Gratuita de Servicios de Salud, Medicamentos y demás Insumos Asociados para las Personas sin Seguridad Social, en 2020 Veracruz recibió 4 mil 274 millones 932 mil pesos, pero tuvieron que reintegrar a la Tesorería Federal 118 mil pesos que no fueron pagados. Del monto total, se destinaron 2 mil 83 millones 444 mil pesos para el pago de personal; esto es, 49 por ciento de los recursos federales entregados por este fondo, y sólo 373 millones 499 mil pesos fueron para la contratación de médicos, enfermeras, promotores y coordinadores de salud.

Entre las irregularidades encontradas está el pago a seis trabajadores del Hospital de Alta Especialidad de Veracruz con licencia sindical, que “no dieron el apoyo necesario a la unidad médica para el fortalecimiento de la prestación gratuita de servicios de salud”, por lo que existieron pagos indebidos por un importe de un millón 915 mil 349 pesos y se generó un probable daño. 

Medicamentos no enlistados o con precios excesivos 

Durante el primer año de la pandemia, Sesver destinó 734 millones 570 mil pesos para la compra de medicamentos, apenas el 17.2 por ciento del monto entregado por la Federación, que se sumaron a 728 millones 969 mil pesos entregados en especie por el Instituto Nacional de Salud para el Bienestar (Insabi). Del monto entregado en recursos económicos, la Auditoría observó que se adquirieron medicamentos con claves no descritas en el listado de precios de referencia del Insabi o que excedieron su precio. En ambos casos el monto observado sumó 3 millones 956 mil pesos.

La respuesta de Sesver ante las observaciones fue que se presentaron “circunstancias fortuitas” que afectaron de forma grave y definitiva la salud pública de los ciudadanos por el covid-19, que “originó una mayor presión de gasto en las erogaciones de los recursos del programa” y se recibieron cotizaciones de los licitantes sobre medicamentos que tuvieran abasto durante la pandemia. Con esa explicación la ASF dio por solventada la observación. 

Se recurrió a contratación de empresas con giro distinto a salud 

En los recursos del rubro Acuerdo de Coordinación para Garantizar la Prestación Gratuita de Servicios de Salud, Medicamentos y demás Insumos Asociados para las Personas sin Seguridad Social, Sesver entregó 16 contratos por adjudicación directa y tres por licitación pública nacional. 

Entre las observaciones, nuevamente resalta el contacto 030/2020 entregado a Araly Rodríguez Vez, para la compra de plata coloidal, gotero de 30 ml, a pesar de que su actividad era la venta o renta de bienes informáticos, licencias, arrendamiento, materiales, útiles, bienes, equipos de oficina. Además, la constancia de situación fiscal presentada en el expediente de adjudicación fue expedida por el SAT el 5 de junio de 2020, mientras que el contrato se suscribió el 8 de abril de 2020, es decir, 58 días posteriores a la firma de éste, por lo cual el proveedor no cumplía con este requisito en la fecha de la firma del contrato.

Siete días antes de la firma del contrato el proveedor modificó su actividad, así como la modificación en el padrón de proveedores del estado, por lo que se presume que el proveedor adjudicado no contaba en el momento de la cotización y de la contratación con los recursos técnicos, humanos y económicos.

Artículos Relacionados
spot_img

Lo más reciente

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img