lunes, agosto 15, 2022
Anúnciate aquíGoogle search engine
Iniciosección principalInflación “no es transitoria”; secuelas de pandemia y líos geopolíticos frenan recuperación,...

Inflación “no es transitoria”; secuelas de pandemia y líos geopolíticos frenan recuperación, coinciden Banxico y SHCP

Agencias

Especialistas consultados por el Banco de México (Banxico) prevén que el alza acelerada de los precios sea mayor a la estimada hace apenas un mes y advierten que pese a tasas de interés más altas, la inflación no regresará al objetivo del organismo central, sino hasta 2024.

De acuerdo con la encuesta de abril, los especialistas del sector privado que consulta el banco central estiman que la inflación general en México cierre el año en 6.75 por ciento, casi un punto porcentual por arriba de 5.8 por ciento pronosticado hace sólo un mes, en el ejercicio de marzo.

En menor medida, pero también a la alza se movieron las expectativas para el cierre de 2023, del 4 por ciento estimado en marzo a 4.13 por ciento que ahora refleja la encuesta de abril y que pone en duda que el aumento de tasas iniciado por Banxico para reducir los choques de la economía mundial –y que se están reflejando en mayores precios también en el mercado local– se manifieste en al menos dos años.

Para 2024 se estima que el Índice Nacional de Precios al Consumidor –a través del cual se mide la inflación– cierre el año en 3.68 por ciento, ya en el rango objetivo de Banxico que es de 3 por ciento, con una variación de ±1 por ciento, aunque también por arriba del 3.60 por ciento previsto en el ejercicio de marzo.

“Las expectativas de inflación general para los horizontes de uno a cuatro años y de cinco a ocho años aumentaron en relación a la encuesta de marzo”, consignó el banco central mexicano.

Aunque además de mayores presiones en la inflación general, los especialistas también estiman un aumento en el componente subyacente –que contiene los precios menos propensos a variar–, para el cual la previsiones de un mes a otro pasaron de 5.47 a 6 por ciento para el cierre de 2022.

En la encuesta que hace el organismo central a representantes del sector privado también se consulta previsiones de tipo de cambio peso/dólar; así como crecimiento y tasa de fondeo interbancario. Los resultados muestran que en estos dos últimos habrá mayor presión para la economía mexicana.

Por el lado del crecimiento, se redujo la previsión de 2022, de 1.80 a 1.72 por ciento, prácticamente la mitad del 3.4 por ciento considerado por la Secretaría de Hacienda en los Precriterios de Política Económica del próximo año, y para los siguientes años se estima que no pase de 2 por ciento.

En cuanto a la tasa de interés, principal instrumento del Banco de México para controlar la inflación, los especialistas también estiman que termine este año en un mayor nivel. El consenso apunta a cierre en 8.25 por ciento, por arriba del 8 por ciento pronosticado en marzo y que así continúe en 2023.

En cuanto al tipo de cambio mejoraron las perspectivas para el peso, se prevé que termine éste y el siguiente año en 21.08 y 21.50 frente al dólar, ambas por debajo de lo reportado en marzo. Y también en el mercado laboral avanzó la perspectiva de creación de empleos, de 450 mil a 488 mil.

De acuerdo con los especialistas, los principales obstáculos para el crecimiento de la economía se asocian con la gobernanza (35 por ciento), la inflación (24 por ciento), y las condiciones económicas internas (20 por ciento).

Prevé Gabriel Yorio lenta recuperación económica

Las secuelas que tuvo la pandemia de coronavirus en la economía no son transitorias y hasta ahora no las ha podido resolver por sí mismo el mercado. A ella se suman los conflictos geopolíticos que ya hacen ver que el aumento acelerado de precios seguirá “por un rato, todavía”, advirtió el subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio.

“El mundo se empieza a complicar, hay pequeñas crisis alrededor del mundo que están generando una situación bastante retadora”, dijo el funcionario durante la Cátedra SHCP 2022, realizada con la Facultad de Economía de la UNAM y a la que acudió en representación del secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O.

El subsecretario reconoció que en un primer momento se pensó que las interrupciones en las cadenas de producción con los cierres por la pandemia y luego el aumento de precios por la escasez de mano de obra iban a ser transitorios. Al paso del tiempo no ha sido así y la situación se ha agravado con el conflicto en Ucrania, que ha impulsado otro más los costos de la energía, los alimentos y ahora los fertilizantes. 

El mercado no ha logrado ajustar esta situación y “la inflación ya no es considerada transitoria”, por lo que se requieren reformas por el lado de la producción, dijo Yorio frente a la comunidad universitaria. Agregó que la política monetaria, a cargo del Banco de México, se ha endurecido, pero se necesitan otros mecanismos para regular el aumento de precios por el lado de la oferta.

“No queda claro cuántos incrementos más va a haber” en la tasa de interés y no hay un tope como tal a ésta con el que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público se sienta cómoda, reconoció. Sin embargo, existe el consenso entre el banco central y la dependencia federal de que las presiones inflacionarias no cederán en el corto plazo.

Yorio recordó que de marzo del año pasado a la fecha, el Banco de México elevó de 4 a 6.5 por ciento la tasa de política monetaria, pero en el mismo periodo los instrumentos de mercado se han cotizado, hace un año en 7.25 y ahora entre 9 y 9.25 por ciento.

Impuestos progresistas, el pendiente: subsecretario

A consulta de los asistentes, el subsecretario de Hacienda reconoció que “la tributación progresista es uno de los retos más importantes que tiene que enfrentar México hacia adelante”, incluidos los impuestos a la riqueza o el mínimo global a empresas.

Dijo que hay varias estructuras fiscales en México que pueden reducir la regresividad o aumentar la progresividad, sin tener un efecto en el presupuesto y sin perder el efecto recaudatorio; pero por ahora, dada la “situación actual, no se sabe si es el momento oportuno de incrementar la carga fiscal en una economía que necesita recuperarse”.

Si bien esbozó algunas ideas, como el dar reducciones de impuestos a la población de menores recursos, consideró que lo primero es reducir la evasión y la elusión, “y probablemente en algún futuro, no sé si en esta administración, seguro se tendrán que pensar estructuras fiscales desde una parte más progresiva”.

Artículos Relacionados
spot_img

Lo más reciente

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img