martes, mayo 24, 2022
Anúnciate aquíGoogle search engine
Iniciosección principalAfecta sequía a cuerpos de agua en Veracruz

Afecta sequía a cuerpos de agua en Veracruz

Masa hidrológica de la laguna San Julián disminuyó 50%, dice secretario del Medio Ambiente

De 2014 a la fecha, el espejo de agua de la laguna San Julián ha disminuido 50 por ciento, al pasar de 114 a 62.81 hectáreas en un periodo de ocho años, reconoció el secretario de Medio Ambiente, Juan Carlos Contreras Bautista.

El funcionario dijo que bajo estas condiciones se ejecutará un plan de intervención inmediata y a largo plazo tendiente a recuperar su volumen y generar mayor captación de agua de lluvias. 

Explica que las causas de la disminución de este cuerpo de agua obedecen a factores que van desde la falta de lluvia –como principal causa– hasta el avance de la mancha urbana que invade las áreas protegidas, e incluso el cambio climático que aumenta las temperaturas y con ello existe una mayor evaporación de las aguas. 

“La laguna de San Julián de Veracruz pierde extensión y el lirio pone en riesgo la pesca”, personal de Sedema acudió a analizar la situación de este cuerpo que forma parte de un archipiélago protegido que comprende 33 lagunas con una superficie de 944 hectáreas en los municipios de Veracruz, La Antigua y Boca del Río. 

El análisis de Sedema, explica Juan Carlos Contreras Bautista, revela que en 1995 la laguna tenía un espejo de agua de 125 hectáreas y comenzó a disminuir, aunque en 2014 debido a una mayor caída de lluvia alcanzó 114 hectáreas y desde entonces se ha registrado un retroceso en su volumen. 

“Esta laguna ha estado en condiciones de disminución desde hace años en su espejo de agua. El año en que más grande tuvo su espejo de agua fue 1991, alcanzó 125 hectáreas; el 2014 fue un año con mucha lluvia en Veracruz y alcanzó 114 hectáreas, pero en lo que va de abril tiene un espejo de agua de 62.81 hectáreas. Es por eso la preocupación porque casi alcanzó la mitad de todo su espejo de agua y ha generado inconformidad en la población, porque muchos se abastecen de alimentos, principalmente de la crianza de peces”, dijo.

El titular de Sedema consideró que si bien son ciclos que sufren estos cuerpos de agua, la tarea de las autoridades y la población es lograr que se pueda restaurar su nivel lo más pronto posible; ejemplificó que en 1995 y en 2014 se registraron “picos” de altas precipitaciones pues cayeron entre mil 400 y mil 500 milímetros de lluvia, lo que generó un aumento en su nivel. 

“La precipitación más alta fue debido a un huracán, fue la de 2014 que cayeron cerca de mil 535 milímetros de lluvia. Esto se relaciona con el espejo de agua porque entre mayores lluvias, mayor espejo de agua habrá. De 2014 a la fecha ha disminuido gradualmente la cantidad de la precipitación, por eso se adjudica a la falta de lluvias, no pasa otra cosa más que la falta de lluvias”.

El cambio climático también provoca daños

El secretario de Medio Ambiente, Juan Carlos Contreras Bautista, advierte que la falta de lluvia es parte de los efectos del cambio climático, lo mismo que el incremento en las temperaturas que genera una mayor evaporación en los cuerpos de agua. 

Explica que desde 1973 a la fecha se ha incrementado 1.2 grados el promedio de temperatura anual y eso genera una evaporación del mismo cuerpo de agua; a esto debe sumarse que la mancha urbana ha ido avanzando hacia la zona protegida, lo que impone una mayor presión a este cuerpo que tiene una superficie de 305 hectáreas incluyendo sus alrededores y el espejo de agua. 

“Esas son las causas, aunado a que la población va invadiendo más cerca las zonas colindantes con la laguna, que son las zonas donde se recargan los cuerpos de agua(…) hay un ordenamiento urbano, lo que se pide es que se respete, hay decretos de áreas naturales protegidas y por eso invitamos a la población y autoridades que se respeten para poder resguardar esas zonas de recargas”.

Foto: Carlos Hernández

Por sequía, bajos niveles de afluentes en la entidad

José Llanos Arias, subcoordinador de fenómenos atmosféricos de la Secretaría de Protección Civil, admitió que hay ríos que se encuentran entre 30 y 70 centímetros por debajo de su cauce, debido a la temporada de sequía en Veracruz. 

“Desafortunadamente, hasta el corte del 15 de abril, tenemos varios municipios con sequía, en total son 181, donde a 106 se les considera anormalmente secos, no propiamente como sequía, pero ya con un determinada cantidad de lluvia por abajo de lo que normalmente llueve y el resto tienen sequía moderada o severa”, sostuvo en entrevista Llanos Arias. 

Explicó que la mayor concentración de municipios con sequía severa corresponde a la zona norte del estado y en el sur, principalmente Jesús Carranza y Sayula de Alemán.

“Esto está ocasionando que los niveles de los ríos estén disminuyendo, de acuerdo a lo que nos reporta la Conagua, el descenso para este mes de abril para algunos de los ríos está entre 30 y 70 centímetros por abajo de lo que normalmente se registra”. 

En ese sentido, Llanos Arias dijo que por ahora no es un tema grave, pero sí de considerarse, ya que si continúa la sequía, se puede agravar, “el principio de 2022 es el año más seco que se tenga registro de la década de los 80 a la fecha, eso pudiera ser el inicio de un año más seco”. 

Llanos Arias precisó que los afluentes se miden en consideración de los más grandes, como los ríos Pánuco, Cazones, Tecolutla, Nautla, “que son los de mayor capacidad en cuanto a volumen de agua, entonces los que presentan mayor déficit son el Cazones y El Actopan, son los que ahorita están a 70 centímetros por debajo de lo normal”. 

Reconoció que hay ríos más pequeños o arroyos que en algún momento se pueden secar, “pero en estos desafortunadamente no se cuenta con información, probablemente sean los municipios y sobre todo los que tienen sus sistemas de agua potable municipal, sean los que sepan que tanto ha sido este déficit, que seguramente los de menor caudal pueda ser más significativo el descenso”. 

En Actopan, la laguna de El Farallón se encuentra seca ante la falta de lluvias, aunque los residentes y pescadores sospechan que también se debe a que las mineras están realizando perforaciones en los cerros, ocasionando que el agua se filtre y no llegue a su destino final.

Artículos Relacionados
spot_img

Lo más reciente

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img