miércoles, julio 6, 2022
Anúnciate aquíGoogle search engine
- Advertisement -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

¿Se puede concentrar la producción petrolera en el mercado interno?

Apuntes económicos
Por: Edgar Sandoval Pérez
@EdgarSandovalP

La historia de nuestro país con el combustible fosil ha sido de matices y de un fuerte arraigo, enarbolandolo a un concepto de identidad nacional. Desde un contexto de la nacionalizacion en 1938, donde el hidrocarburo habia sido motivo de financiamiento para la desestabilizacion de los gobiernos nacientes posrevolucinarios, que intentaban utilizar el crudo para fortalecer las finanzas públicas de la nación, siendo este escenario no solo exclusivo en México, sino tambien en otras partes como Arabia Saudita, y toda la peninsula arabica.

Hace algunos dias el Presidente López Obrador expresó la intención de dejar de exportar petróleo para el 2023, lo cual generó ciertas efervecencias en los especialistas petroleros y comentaristas económicos, sin embargo ¿Qué implicaciones tendría esta acción en el supuesto caso de concretarse?

Empecemos con una breve explicación del escenario mexicano y de los objetivos presidenciales.

La meta de la presente administración es el autoabastecimiento energético, al menos en el sector de las gasolinas, para ello se servirá de las seis refinerías más la de dos bocas y la recien adquirida deer park. Se tiene estimado que se necesita una producción diara de aproximadamente 1.3 millones de barriles diarios, según estimaciones, se puede procesar hasta 900,000 barriles de petróleo en todas sus refinerías. Pese a las intenciones presidenciales, Pemex no ha podido rebasar los 800,000 barriles de proceso en sus complejos. En octubre pasado promedió 750,000 barriles al día.

Actualmente se importa un promedio diario de 320,000 barriles de gasolina, por lo cual la redución se pretende sea paulatina hasta el 2023, para ello se utilizará un aumento en sus niveles de producción que actualmente se ubican en un 20 y 30% de su capacidad productiva, para que al menos durante el proximo año poder llevarla a minimo un 40%, y posteriormente llegar a un 50 y 70% del total de sus posibilidades de producción, esto al menos en sus refinerias de Tula y de Cadereyta.

Sin embargo el hecho de no exportar para concentrarse en el mercado interno, podría representar ser contraproducente, ya que esto no solo complicaria la situación financiera de la paraestatal, sino que tambien representa un riesgo para las finanzas públicas, ya que tan solo para el 2021 representó el 16.3% de los ingresos totales con un monto de 776,621.3 millones de pesos, ademas de que beneficia en el escenario de la emisión de bonos como los petrobonos y los bonos de cupon cero, ya que son el respaldo para la emisión de estos.

Y fue precisamente el factor de deuda y el respaldo de esta, lo que llevó a que la aportación de esta semana equilibrara las finanzas de pemex en sus valores, ya que la aportacion de los 3,500 mdd que hará el gobierno a la paraestatal en factor de recompra de deuda, ayudará a la reducción de la deuda financiera que asciende a 113 mmdd. Si bien servirá para equilibrar en el corto plazo el pasivo, a largo plazo no tendrá un efecto deseado dado el problema estructural derivado por los altos niveles de prestaciones como las pensiones desequilibradas que merman su condicion financiera.

Lo que si es de reconocerse es qué el mercado petrolero sigue siendo muy rentable, ya que tan solo el contrato de enero de WTI de Estados Unidos subió 1%, a 71.67 dólares. Durante la semana, el índice subió 8.2%, la ganancia semanal más pronunciada desde un aumento del 10% en el período que terminó el 27 de agosto, según Dow Jones Market Data.

Mientras que el Brent del Mar del Norte para entrega en febrero ganó 1%, a 75.15 dólares por barril, registrando una ganancia semanal de 7.5%, su mayor avance semanal desde finales de agosto.