martes, julio 5, 2022
Anúnciate aquíGoogle search engine
InicioOpiniónLa Industria Eléctrica en México: Razón de Estado

La Industria Eléctrica en México: Razón de Estado

Segunda consideración | Los Estados a través de los gobiernos tiene el deber de procurar el bienestar social; de tal manera que:

Para asegurar el bien común, los gobiernos de cada país tiene el deber específico de armonizar con justicia los diversos intereses sectoriales (…) La correcta conciliación de los bienes particulares de grupos y de individuos es una de las funciones más delicadas del poder público. (CDSI, 2005, p. 108)

Entonces, ¿Por qué la intervención del Estado escandaliza tanto? ¿Acaso se extravió la visión de Estado para dar paso al laissez faire, laisser passer?

Si tuviéramos por respuesta la fragilidad de las finanzas del Estado, entonces, se debe mirar la relación bilateral con Estados Unidos para potenciar la producción regional con base en la vocación productiva de cada Estado u otras economías del mundo. Sin que esto signifique sustituir el monopolio del Estado por el monopolio privado. Al respecto, es deber insistir que hacer prevalecer la Razón de Estado no significa limitar el desarrollo de la economía del país. En otras palabras, debemos superar la dicotomía Estados versus Mercado.

El predominio del mercado ha generado vicios. Según la Secretaría de Energía los productores independientes señala que:

En estos últimos años se han construido 34 centrales privadas, bajo este esquema donde la CFE esta obligada a comprar su energía por 25 años, para apalancar la inversión realizada por privados, pero al final la central queda para los privados. En este modelo la CFE está obligada a pagar el 100% de la generación, aunque le entreguen menos y el excedente lo revendan en otro modelo ilegal llamado de autoabasto. (SENER,2022)

El planteamiento de intervención del Estado es válido porque “el Estado tiene la obligación moral de imponer vínculos restrictivos sólo en orden a las incompatibilidades entre la persecución del bien común y el tipo de actividad económica puesta en marcha, o sus modalidades de desarrollo” (CDSI,2005, p. 208). Así, se ha demostrado por una amplia bibliografía de pensadores y tratadistas de las ciencias sociales.

Artículos Relacionados
spot_img

Lo más reciente

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img