sábado, mayo 28, 2022
Anúnciate aquíGoogle search engine
InicioJusticiaCifras oficiales de extorsión en 2021 podrían ser mayores por falta de...

Cifras oficiales de extorsión en 2021 podrían ser mayores por falta de denuncias

Agencias

2021 cerró con 744 delitos de extorsión en Veracruz, cifra que superó los registros del año anterior, de acuerdo a las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP). 

Pero la cifra de casos podría ser mayor, porque la gente tiene miedo a denunciar, advierte el titular del Observatorio Ciudadano de Coatzacoalcos, Renato Riveroll Rivera. 

En promedio en Veracruz se denuncian 62 denuncias por extorsión que va desde llamadas telefónicas hasta el cobro de piso a comercios.

“La verdad todavía hay muchísima extorsión, aquí nos topamos con un problema puesto que la gente no denuncia las extorsiones, nos enteramos por medio de personas que se acercan a nosotros o al Ejército o la Marina, la Guardia Nacional. Nosotros nos enteramos o nosotros los canalizamos para que los apoyen y les brindan el auxilio necesario, pero aquí hay un problema porque no tenemos cifras concretas, estadísticas porque la gente no denuncia. Nosotros nos basamos en datos basados en la denuncia ante la Fiscalía”.

Aunque a nivel estatal el gobernador, Cuitláhuac García Jiménez, ha señalado que se registra una disminución de 17 por ciento en los delitos de alto impacto, la extorsión no ha logrado frenar y en el sur del estado va acompañada de agresiones, como el uso de bombas molotov contra negocios que se oponen al pago de una suma de dinero como soborno a los grupos delincuenciales.

Hay casos detectados en que un mismo negocio ha sido atacado con bombas molotov hasta en dos ocasiones, incluso los vehículos de empresarios o trabajadores han sido blancos de estos ataques. 

Por ejemplo, en septiembre hubo tres ataques a comercios con bombas molotov, dos en contra de la refaccionaria De Jesús, cerca de la base de la policía municipal. 

Sobre ello, Riveroll Rivera señala que el llamado “cobro de piso” es usado tanto por bandas delincuenciales como por personas que actúan de manera individual debido a que es un delito que no se denuncia y con ello “se protegen” además de que les resulta más redituable. 

“El delincuente se ha dado cuenta de que es más fácil cometer este tipo de delitos en vez de secuestrar y hay menos riesgo para ellos. Si la gente no denuncia o no pide el apoyo, miren, las personas que se arman de valor y se atreven a denunciar tenemos varios casos donde los dejan de molestar, o sea, o les paga el empresario o comerciante, o cierra su negocio”.

Dijo que hay casos en que los ataques con bombas molotov son la respuesta de los delincuentes a quienes se oponen a pagar el “cobro de piso”, pero que desafortunadamente no buscan el apoyo de las autoridades.

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) reportó que el 9 de octubre sus elementos detuvieron a cinco hombres y una mujer, presuntos integrantes de un grupo delictivo de Coatzacoalcos; les encontraron 84 dosis de marihuana, cinco bombas molotov y tres cartulinas con mensajes de violencia presuntamente por el grupo delictivo CJNG; se trata de José Luis “N”, José David “N”, Juan Daniel “N”, Miguel Ángel “N”, Floricel Geovanni “N” y Mirian Guadalupe “N”.

Todo lo anterior provocó que el ayuntamiento de Coatzacoalcos, todavía presidido por el alcalde Víctor Manuel Carranza Rosaldo, creara una unidad anti-extorsión y cobro de piso. 

La anterior se trata de un grupo conformado por policías municipales destinados a evitar las extorsiones. El alcalde dijo en septiembre de ese año: “Vamos a seguir combatiendo y que la confianza que debe depositar la ciudadanía en sus autoridades pues que sea denunciar para que evitemos este tipo de hechos, es importante que hagan la denuncia, es la única manera, y lo estamos haciendo en esa mesa de seguridad. Hemos hecho una unidad especializada en extorsión, que acudan a la policía, todos debemos de actuar”.

Casi un mes más tarde, el 23 de noviembre, se reportaron dos ataques con bombas molotov en el sur de Veracruz; uno de ellos en Coatzacoalcos y uno más en Cosoleacaque.

Denuncias que no llegan

Para inicios de este 2022, la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) reportó que en Coatzacoalcos se registraron cinco casos de extorsiones contra dueños de comercios, pero sólo uno fue denunciado ante la Fiscalía General de Veracruz (FGE). 

El presidente de la Canaco en la zona, Armando Carvallo Brañas, dijo que la falta de denuncia se debe en buena medida a que existe desconfianza de parte de los empresarios.

Ante este panorama, el titular del Observatorio Ciudadano de Coatzacoalcos, Renato Riveroll Rivera, afirma que es necesario la creación de una Unidad Especial Antiextorsión, tal como existe una contra el secuestro, y que cuente con fundamento legal, presupuesto, infraestructura y recursos económicos. 

“En ese caso vamos a ver una base muy importante, porque vemos el caso de Ciudad Juárez, de Zapopan, de Guadalajara, que han tenido mucho éxito (incluso en otras partes del norte de la República) con su grupo antiextorsión. De hecho, nosotros estamos buscando una reunión o una entrevista con la fiscal general, ya platicamos con el secretario de Seguridad Pública y le expresamos nuestra preocupación”.

Artículos Relacionados
spot_img

Lo más reciente

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img