jueves, mayo 19, 2022
Anúnciate aquíGoogle search engine
InicioEstadoMovilización Nacional por Periodistas alerta por violencia y negación de derechos laborales

Movilización Nacional por Periodistas alerta por violencia y negación de derechos laborales

Orizaba, Ver.- Las dos décadas anteriores han sido las más críticas y graves para el gremio periodístico del país, en ese lapso, “150 periodistas han sido asesinados, posiblemente relacionados con su labor; 47 se registraron con Enrique Peña Nieto y 30 en la actual gestión presidencial”; otros 23 han desaparecido; Veracruz reporta 31 asesinatos; Guerrero y Oaxaca, 15; Tamaulipas, 14 y Chihuahua, 28. Estos son los estados con mayor número de asesinatos de periodistas, en medio de todo esto, la Iglesia católica exige garantías a esta profesión. 

Datos de la agrupación “Movilización Nacional por los Periodistas” revelan las condiciones actuales del ejercicio periodístico en el país. En el documento se señala que “el gremio periodístico de México atraviesa por la crisis más violenta en el país desde el 2017, cuando aún gobernaba el régimen neoliberal. En los primeros 42 días de este año, cinco de nuestros colegas fueron asesinados: José Luis Gamboa Arenas, 10 de enero, Veracruz; Margarito Martínez Esquivel, 17 de enero, Tijuana; Lourdes Maldonado López, 23 de enero, Tijuana; Roberto Toledo Barrera, 31 de enero, Zitácuaro; Heber López Vásquez, 10 de febrero, Salina Cruz”.

De acuerdo con cifras de la organización Artículo 19, “del 2000 a la fecha, suman 150 asesinatos de periodistas en México, posiblemente relacionados con su labor, 138 eran hombres y 12 mujeres. De estos crímenes, 47 se registraron cuando Enrique Peña Nieto estaba al frente de la presidencia y 30 en la actual gestión de Andrés Manuel López Obrador”. 

En las cifras de los estados, se señala a “Veracruz, con 31 asesinatos; Guerrero y Oaxaca, con 15; Tamaulipas, con 14; y Chihuahua, con 28; son los estados con mayor número de asesinatos de periodistas acumulados a la fecha. Sin embargo, en todo el territorio del país se han padecido atentados, desapariciones, hostigamientos, amenazas, campañas de desprestigio y otros ataques contra la prensa”. 

Desde el 2003, 23 periodistas han desaparecido. Tan solo en el primer semestre del 2021, en México se agredió a un periodista cada 12 horas, de acuerdo con datos de Artículo 19. “Dichas agresiones son perpetradas principalmente por los gobiernos coludidos con el crimen organizado, en un claro esfuerzo por callar las voces de quienes nos dedicamos a la labor informativa, cuestionando y contrastando datos, con el único fin de contribuir a que la sociedad forje su criterio propio. A raíz de esto, trabajadores y trabajadoras de los medios de comunicación hemos decidido organizarnos a nivel nacional, el pasado 25 de enero periodistas de 65 ciudades de México salimos a protestar para exigir justicia para nuestros colegas asesinados y desaparecidos, esclarecimiento de los crímenes, la no repetición de los hechos y un alto a la violencia contra la prensa. También hemos puesto sobre la mesa otras formas de violencia contra las y los trabajadores de los medios, que, si bien tiene como máxima expresión el asesinato, tiene otras manifestaciones como la negación de nuestros derechos laborales. Las y los trabajadores de los medios laboramos durante largas jornadas por salarios miserables, sufrimos acoso laboral y sexual, tememos por nuestra seguridad y aun así no tenemos garantizada una vejez digna, en caso de que lleguemos a la vejez. La gran mayoría de las y los trabajadores de los medios laboramos en varios medios al mismo tiempo para completar nuestro salario, trabajamos jornadas de hasta 12 horas, no tenemos acceso a descansos dignos y nuestra salud mental se ve seriamente afectada. Vemos con impotencia que, a pesar del llamado y el reclamo constante a las autoridades de los tres niveles de gobierno, la única respuesta que hemos recibido a la fecha es el silencio y la continuidad de los asesinatos de periodistas en México”. 

Es por ello que “reiteramos el llamado a seguir movilizándonos, pero también a avanzar en una forma de organización permanente que no solo reaccione cuando asesinan a alguien, sino que nos defienda de manera cotidiana. Es urgente que cese la violencia hacia la prensa, misma que el presidente Andrés Manuel López Obrador y otros gobernantes en el país promueven a través de su discurso de odio hacia los medios y sus trabajadores. No somos enemigos del Estado y exigimos garantías para ejercer nuestra labor sin temer por nuestras vidas. También exigimos que los asesinatos de nuestros y nuestras compañeras no queden impunes y que su labor periodística sea considerada dentro de las líneas de investigación. Queremos justicia real: basta de simulación en la investigación que supuestamente encabezan las autoridades. Pedimos que la población en general se sume a esta movilización, pues cada vez que una trabajadora o un trabajador de los medios de comunicación es atacado o asesinado, se vulnera también su derecho al acceso a la información y a la libertad de expresión”. 

En tanto, la diócesis de Orizaba fijó una postura en torno a la ola de violencia que asola a los medios de comunicación, “lo que pasa a los trabajadores de los medios de comunicación es preocupante. Actualmente, los trabajadores de los medios de comunicación no solo están vulnerados por la delincuencia organizada, ya que, en lo que va del año, cinco periodistas han sido asesinados, sino que ahora son exhibidos y les son violados sus derechos desde el propio gobierno”. 

Por otro lado, este lunes periodistas de la región Altas Montañas se manifestaron en el parque “Apolinar Castillo”, en donde igual reprocharon las condiciones de inseguridad en las que se trabaja y exigieron el cese a la ola de violencia en contra de los trabajadores de la comunicación.

Artículos Relacionados
spot_img

Lo más reciente

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img