jueves, mayo 19, 2022
Anúnciate aquíGoogle search engine
InicioEstadoDesalojan a evangélicos en Orizaba

Desalojan a evangélicos en Orizaba

Con la Policía y sin un documento o aviso, autoridades tomaron posesión de edificio.

Orizaba, Ver.- Autoridades municipales de Orizaba acompañadas por aproximadamente 50 oficiales de la policía municipal y sin un documento que avalara la propiedad, desalojó a seis iglesias evangélicas que se albergaban en el inmueble de los ex cines iCinemas, ubicados en la colonia Centro de Orizaba.


En punto de las 9 horas de este viernes hasta el inmueble ubicado sobre la calle Norte 4, entre Oriente 29 y 27, arribó la síndico único Michelle Fragoso, acompañada por la coordinadora del departamento jurídico, América Argumedo, el tesorero Javier López, el secretario particular del alcalde, Jesús Rubiera y un notario público, quienes sin ningún documento pidieron a los trabajadores del ayuntamiento y a los oficiales abrieran las puertas del inmueble para tomar posesión del mismo.


Al lugar arribaron más de 20 patrullas de la policía local, quienes de manera estratégica rodearon el edificio mientras que las autoridades solicitaban salirse a quienes se encontraban al interior, pues el edificio había pasado a ser propiedad del ayuntamiento aunque no les mostraron ningún documento.
Rápidamente las cuadrillas de los departamentos de bacheo y servicios municipales comenzaron a desalojar todos los bienes que se encontraban en su interior, ventiladores, sillas, mesas, cajas, plásticos, trastes, entre otros artículos más.


Daniel Quiroga Martínez, representante legal del ministerio cristiano Vida en Plenitud asociación religiosa, informó que desde temprano las autoridades municipales procedieron al desalojo a pesar de que ellos tenían la posesión del inmueble ya que contaban con un convenio con el propietario.
“Vinieron con la policía municipal para desalojarnos pero no traen ningún documento. Les pedimos la orden de desalojo de un juez pero no la traen. Simplemente trajeron a la policía municipal y a los trabajadores del ayuntamiento para sacar las cosas. Vinieron en un horario en donde no había nadie e intentaron entrar por la fuerza. Rompieron unos cristales y la gente que estaba adentro procedió a abrirles para que ya no dañaran más el inmueble. Pero repito, no traen ninguna orden judicial de desalojo”, sostuvo.


Lamentó el actuar del ayuntamiento pues no se trata de delincuentes, sino de personas que hacen oración para el bien de la comunidad.
“Es una violación a todas luces al procedimiento judicial. Vinieron sin avisar, no realizaron ninguna notificación, no vino ningún secretario de acuerdos, ni un actuario, ni un represente de un juzgado civil. El ayuntamiento está impedido para llevar a cabo un desalojo y acá hay un delito total y ello recae contra la síndica Michelle Fragoso, contra América Argumedo, quien es la representante jurídica, y contra un notario que desconozco su nombre. No hay ningún documento judicial de desalojo y están violando la ley”, acusó.


Asimismo, refirió que el pastor Carlos Aburto sostuvo una reunión hace tres semanas con el alcalde Juan Manuel Diez Francos, quien le pidió que desalojara el inmueble en un lapso no mayor a seis meses dado a que el inmueble ya había pasado a ser propiedad del ayuntamiento.
“En ese diálogo, de palabra, el alcalde pidió al pastor Carlos Aburto se desalojara el edificio porque no quería escándalos ni nada por el estilo y llegaron al acuerdo que le daría seis meses para desocupar las instalaciones. Pero no pasaron ni tres semanas y vean cómo nos están desalojando, con la presencia de la policía, que ya tienen rodeado todo el inmueble”.


Agregó: “Si ya había un acuerdo de palabra y si el alcalde (Juan Manuel Diez Francos) no lo respeta entonces volvemos a ver una intransigencia de parte de las autoridades. Incluso aunque existiera un embargo de parte del juzgado debieron habernos notificado. El ayuntamiento no tiene la capacidad ni la autoridad de venir hacer lo que está haciendo. Qué mal de las autoridades, porque nosotros trabajamos en pro de la sociedad. No somos delincuentes, ni mucho menos vamos a transgredir la ley. Pero acá vemos un atropello de nuestros gobernantes”.
Minutos después hasta el lugar arribó más personal femenino de la policía municipal, quienes a empujones y bajo amenazas terminaron por sacar a todas las mujeres que aún se encontraban dentro del inmueble.
Posteriormente los trabajadores del departamento de servicios municipales procedieron a instalar una malla ciclónica en toda la fachada del inmueble.


Por último, las autoridades municipales abandonaron las instalaciones por una de las puertas de salida de emergencia ubicadas sobre la calle Norte 6 entre Oriente 29 y 27, sin dar declaraciones al respecto.
Cabe mencionar que al sitio también acudió el inspector o primer comandante de la policía municipal, Teniente de Navío de Infantería de la Marina, Plácido Andrés Rodríguez Domínguez, así como el alcalde Juan Manuel Diez Francos, mismo que no descendió de su camioneta color blanco

Artículos Relacionados
spot_img

Lo más reciente

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img