lunes, julio 4, 2022
Anúnciate aquíGoogle search engine
InicioEstadoCascada de Miahuatlán se seca

Cascada de Miahuatlán se seca

La cascada Ce-Xuchitl, conocida también como La Ermita, en el municipio de Miahuatlán, quedó disminuida a un lodoso cuerpo de agua que trata de resistir la contaminación, la ausencia de las lluvias, y el saqueo, mientras que los follajes que la enmarcaban tornaron su color verde al amarillento seco.

Ahora, lo que se aprecia son las gruesas capas de lodo agrietadas, piedras, desechos de drenajes, y bolsas diminutas de plástico abandonadas por consumidores de marihuana y cristal que gustan de la soledad del lugar.

Ésta no es la primera vez que los pobladores de Miahuatlán lamentan la sequía de la cascada, sino que el agua se ha extinguido en otros abriles y mayos de años anteriores, así que tratan de tener la confianza y la esperanza de que las lluvias de verano y otoño llenen la represa y el líquido vuelva a caer en octubre próximo.

La escasez del agua en la cascada se la han atribuido a diversos factores cómo la tala de árboles a cargo de empresarios de ganadería que prefirieron sembrar pasto para darle de comer a los animales, señalaron los pobladores.

Otro factor es que en los años 50 los agricultores utilizaban el método de quema y roza para cultivar maíz, sin embargo en los 80 empezó el auge de la crianza de ganado, indicaron. El cronista de Miahuatlán, Ulises Medina, expuso que hace 40 años los campos lucían repletos de milpa, y aunque no había árboles, el agua no escaseaba.

Aseguró que la crianza de ganado no afectó, “Se fue abandonando la agricultura y empieza el auge del ganado y queserías, la gente deja de cultivar maíz y se va a la crianza de ganado, y aunque muchos podrían pensar que se acabaron los árboles, no fue así, los ganaderos dejaron los árboles para que el ganado tenga sombra”.

Sin embargo, dijo el cronista, hay señalamientos de que cada cabeza de ganado consume a diario 100 litros de agua, y esto ha contribuido a que se acabe el líquido. Señaló que en los terrenos dónde crían el ganado no hay nacimientos de agua o ríos, y esto trajo como consecuencia que los ganaderos extraigan el agua de la cascada con mangueras.

“Antes el agua fluía para los ríos, ahora no, ahora fluye para potreros, para el consumo de ganado, cuando es temporada de lluvias no se nota, el río lleva mucha agua pero cómo ahorita que llevamos muchos meses de sequía, el agua en vez de que sea para los ciudadanos, el agua se capta para el ganado”, indicó.

Además, en Miahuatlán surgió un nuevo problema del medio ambiente, esto es que los árboles se derrumban solos, y la gente ocupa el tronco para su cocina de leña. “Son árboles que se mueren solos, son árboles jóvenes que se están secando, uno de los problemas es el cambio climático, los árboles no sobreviven en terreno seco, no les llega la humedad. Y yo pienso particularmente que las radiaciones de la Laguna Verde nos llega y está acabando los árboles”.

Refirió que hay quejas porque los desechos de las industrias dedicadas a la elaboración de quesos, arrojan el suero y desechos a los afluentes, lo que ha contaminado el río. “Son litros y litros de suero que se van al río, según está la planta de tratamiento de aguas residuales arriba de la cascada pero no está en funcionamiento”, lamentó.

Además, durante años los ayuntamientos del municipio vecino de Naolinco han extraido el agua sin que realicen acciones de reforestación para contribuir a la producción de humedad. Finalmente, las familias lamentaron la falta de lluvias y el cambio climático que cada vez es más marcado, porque son ellos los que carecen del agua para la higiene personal, de negocios y casas habitación.

Artículos Relacionados
spot_img

Lo más reciente

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img