viernes, agosto 12, 2022
Anúnciate aquíGoogle search engine
InicioEditorial¿Francia no neoliberal?

¿Francia no neoliberal?

Ya se ha hablado antes en este espacio de que –al margen de la narrativa que se escoja para explicar la actual coyuntura– el planeta y la humanidad que lo habita viven momentos de inflexión fundacionales. El debate está en el modelo de sistema económico capitalista y de Estado en el que vivirá la sociedad. Entre un capitalismo neoliberal de sobreexplotación de recursos y trabajo humano ad nauseam, violento y corrompido. Lo que han sido los últimos 40 años en el planeta. O un capitalismo racional donde existe la libre competencia y la ganancia privada pero bajo la tutela del gobierno, quien tiene la obligación de corregir y/o compensar las distorsiones del sistema y procesos económicos. Una economía y un Estado de bienestar.

El presidente López Obrador ha establecido la posibilidad de una aproximación distinta a los axiomas neoliberales. Aproximación que, además, ha demostrado su viabilidad y prudencia en pleno frenón económico mundial por la pandemia, seguido de una guerra que desata la inflación planetaria por el desabasto de petróleo provocado por Estados Unidos. De risa loca.

El pensamiento neoliberal es dominante en el mundo, es la racionalidad del sistema. Frente a eso, México y su gobierno se han colocado como un interlocutor referencial que ha demostrado que es posible un modelo distinto basado en una lógica distinta, que privilegie a los gobernados, no la ganancia del inversionista. Y se ha formado ya una corriente de gobiernos que comparten ideas y propósitos similares. Especialmente en el continente americano pero también en otras partes.

Francia celebró ayer la primera vuelta de las elecciones legislativas. Los primeros resultados sugieren que Macron y aliados tienen serios problemas para ganar más de la mitad de los escaños parlamentarios. 

La principal fuerza de oposición es una coalición recién creada formada por izquierda, verdes y comunistas, y dirigida por Jean-Luc Mélenchon, personaje de franca izquierda.

Mélenchon convocó a los votantes a dar una mayoría a su coalición y así obligar a Macron a nombrarlo como primer ministro, lo que provocaría una situación llamada “cohabitación”. La plataforma de izquierda incluye un aumento significativo del salario mínimo, la reducción de la edad de jubilación a 60 años y el bloqueo de los precios de la energía. La coalición de Mélenchon ganará más de 200 escaños, hasta ayer las proyecciones daban pocas posibilidades a la izquierda de ganar la mayoría pero el voto de los jóvenes es determinante y están motivados. En cualquier caso, falta la segunda vuelta y la votación ha sido relativamente baja. Pero hay razones para el optimismo.

Artículos Relacionados

Previsibles

Decisión

Bipolares

spot_img

Lo más reciente

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img