lunes, mayo 23, 2022
Anúnciate aquíGoogle search engine
InicioEditorialDe empatía ni hablar

De empatía ni hablar

Ayer, en redes sociales, fueron frecuentes las felicitaciones masculinas a las mujeres por su día. Hubo alguna que previendo el desapercibimiento masculino escribió “Estimados señores eviten enviar frases como ésta: “Muchas felicidades en el día de las flores que nos adornan la vida”.

Por respuesta obtuvo la participación de un amigo que decía: “ps, recuerda que el día que tú naciste nacieron todas las flores”, acompañada de un par de caritas de esas con ictericia que se desternillaban de la risa. Luego suplicaba no ser bloqueado.

Debe ser muy frustrante como mujer encajar ese tipo de bromas, muestra de la casi completa falta de comprensión, no de los hombres, sino del pensamiento patriarcal para empatizar con la tragedia.

Las crónicas reportan que en algunos lugares se decomisaron bombas molotov y martillos. Es su tarea, pero al margen de que si hubiera habido manifestaciones violentas habrá que aceptar que, en Veracruz, hay razones sobradas para el enojo de las mujeres. Es el estado donde ha habido más feminicidios; la mayoría, si no es que todos, sin resolver.

Se podrá tomar distancia y desde una docta comprensión expresar empatía a la vez que se condena la eventual expresión física del enojo.

Eso es hipócrita. Simplemente no es posible, especialmente en Veracruz, condenar cualquier expresión física del enojo de las mujeres por la sencilla razón de que la sociedad no tiene derecho a indignarse y desgarrarse las vestiduras porque se rayó tal o cual pared del equipamiento urbano. Por qué diablos no se indigna la sociedad con la misma intensidad cuando una mujer o niña es violentada en este estado. Seamos francos, es miserable quejarse por paredes pintadas y no hacer el mismo escándalo cuando una mujer o una niña es violentada en Veracruz. ¿Por qué no se irrita la sociedad con la misma intensidad?

El 8M es cosa seria, recuerda a las costureras huelguistas quemadas vivas porque el patrón mandó prender fuego a la fábrica. Eso fue en Chicago, a fines del siglo XIX. Es una conmemoración para recordar la violencia sistémica del patriarcado contra las mujeres. Hace por lo menos 4000 años que vivimos en la lógica del patriarcado, de la competencia y de los juegos de suma cero. Y a las mujeres les toca la peor parte.

El patriarcado es cosa seria porque de eso mueren hartas y más en este estado. Frivolizar sobre ello o condenar cualquiera de sus expresiones es reproducir los mismos reflejos patriarcales, aunque en el discurso se digan conscientes.

Y es sistémico porque trasciende gobiernos e ideologías. ¿Cómo que en un gobierno como el actual en el estado, desde hace tres años no haya una titular en el Instituto Veracruzano de las Mujeres? Esa es la importancia de la Cuarta Transformación veracruzana le da al problema. Tres años de gobierno y no hay una política explícita de género.

El patriarcado…

Artículos Relacionados
spot_img

Lo más reciente

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img