miércoles, agosto 10, 2022
Anúnciate aquíGoogle search engine
- Advertisement -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Tercer paquete en infraestructura// Más inversión = a mayor crecimiento// Barril mexicano: 107.86 dólares

México SA

Carlos Fernández-Vega


Periódico La Jornada

Lunes 23 de mayo de 2022


Días atrás, el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, anunció, sin revelar el monto, que está listo el tercer paquete de inversiones en infraestructura del sector privado y sólo falta que el gobierno federal lo dé a conocer de forma detallada. Según el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), los sectores público y privado han trabajado de la mano, y estima que con esta decisión se logre un fuerte impulso económico y su efecto social inmediato, que es el empleo.

Bien a bien no se conoce el detalle ni cuál ha sido el resultado de los dos paquetes anteriores –cuya ejecución se retrasó por la pandemia–, pero en ellos se comprometieron (versión oficial) alrededor de 525 mil millones de pesos, distribuidos en 68 proyectos de infraestructura, algunos de ellos enfocados en el sureste mexicano, que generarían cerca de 400 mil empleos. Ésa es la oferta, sólo falta aterrizarla.

Más allá de los tres paquetes en infraestructura, ¿cómo se ha comportado la inversión? Según el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP) de la Cámara de Diputados, de cuyo análisis se toman los siguientes pasajes, con cifras sin estacionalidad, entre enero y febrero de 2022 la inversión fija bruta tuvo un alza bimestral de 1.7 por ciento y un periodo atrás fue de 0.8 por ciento. Así, la inversión registra cinco meses con tendencia al alza. Es de señalar que la inversión podría ser desestimulada por el ciclo de incrementos en la tasa de interés, objetivo que, en los dos primeros meses del año se elevó en dos ocasiones para contrarrestar el incremento de la inflación.

Los principales componentes de la inversión mostraron resultados positivos: la que se hizo en maquinaria y equipo tuvo un alza bimestral de 3.7 por ciento en enero y febrero de 2022 (3.4 por ciento entre noviembre y diciembre de 2021), y el gasto en construcción aumentó 1.8 por ciento a tasa bimestral (-1.3 por ciento en el bimestre inmediato anterior).

Por otro lado, en su comparación anual y con datos desestacionalizados, la inversión despuntó, al pasar de un decremento anual de 7.4 por ciento en el primer bimestre de 2021 a una expansión de 4.8 por ciento en el mismo periodo de 2022. Sus elementos fundamentales observaron un comportamiento al alza: el gasto en construcción se elevó 1.4 por ciento anual entre enero y febrero de 2022 (-10.8 por ciento un año atrás), en tanto que la inversión en maquinaria y equipo creció 9.6 por ciento (-0.6 por ciento en enero-febrero de 2021).

Según el Banco de México, la mayoría de los miembros de su Junta de Gobierno manifestó que la inversión mantuvo atonía. Un integrante dijo que se estancó en niveles inferiores a los reportados antes de la crisis sanitaria y subrayó que la inversión pública ha tenido un mejor desempeño que la privada; otro de ellos destacó que la falta de inversión privada obedece al deterioro en el clima de negocios por factores externos e internos que anteceden al inicio del ciclo de alzas de las tasas de interés.

Ese sería el panorama, sin olvidar que el país requiere una inversión mucho mayor a la comprometida, toda vez que su nivel no corresponde a las necesidades del país. Como bien lo apunta el CEFP en un análisis anterior, si bien México ha realizado importantes obras de infraestructura que soportan y promueven el desarrollo económico, durante los últimos 35 años (régimen neoliberal) el país ha crecido por debajo de su potencial y ha contribuido a que la economía enfrente problemas de competitividad e inclusión. Por ejemplo, que casi la mitad de la población esté por debajo de la línea de bienestar y se registra un alto nivel deinformalidad y bajos salarios. Estos retos deben superarse mediante la expansión y modernización de infraestructura que aumenten la productividad de los agentes económicos.

Las rebanadas del pastel

El barril de la mezcla mexicana de exportación cerró la semana anterior en 107.86 dólares, mientras el Brent y el WTI se cotizaron a 112.69 y 110.35, respectivamente. Desde el inicio del conflicto bélico en Ucrania el precio del crudo mexicano se ha incrementado 26 por ciento, y su cuota máxima en el periodo se observó el pasado 25 de marzo (110.95). En el primer trimestre de 2022 Pemex captó 7 mil 91 millones de dólares por exportación de crudo, contra 4 mil 924 en igual periodo de 2021, una diferencia favorable de 44 por ciento.

cfvmexico_sa@hotmail.com