Minerva preserva el tradicional cultivo de flores para celebración del Día de Muertos
octubre 28, 2021 | Roxana Aguirre

Cuando Minerva era niña, recuerda pasar entre los cultivos de moco de pavo y cempasúchil, ayudaba a su abuelo a sembrar y cuidar estas flores, típicas para la temporada de muertos, hoy es la única mujer en Rancho del Padre, Medellín de Bravo, que sigue con esta tradición.

"Mi abuelito nos enseñó, él sembraba el moco de pavo, la amarilla y una que se llama cabezón y esa no la hemos podido conseguir y pregunto y pregunto y nadie tiene […] ayudarlo a chapear, a sembrar, a mi abuelito le agradezco que nos enseñó a trabajar [...] yo le digo a mis hijos mientras Dios me preste vida aquí sigo sembrando".

Minerva busca que la tradición continúe, por lo que le ha enseñado a sus hijos los secretos de la siembra de estas flores que son muy delicadas.

Los últimos años han sido complicados, tanto por la pandemia de covid-19 como por la sequía, pues no pueden depender de la lluvia como naturalmente, deben regar lo sembradíos en las primeras horas de la mañana.

"Es muy bonito pero es muy delicado, también hay que regarlo porque si no se seca, ahorita estaba pensando, porque no llovía, voy a tener que ponerme a regar, pero gracias a Dios llovió de nuevo".

En estos días comenzarán a cosechar las flores para llevarlas al Mercado Malibrán del puerto de Veracruz, a comerciar.

"Pues se siente bonito que uno va a ir para que lleven flores a sus familias, a los que les falten, llevarle una, es una tradición que no todos compartimos pero la mayor parte de los que creemos en esto sigue sembrando año con año".

Minerva no ha salido de su casa desde hace dos años por el miedo a contagiarse de SARS-CoV-2, sin embargo, sus flores que con tanto cariño sembró, cuidó y cosechó, espera que lleguen a cientos de hogares para continuar con la tradición del Día de Muertos.

Las fotos del día