Melchor Peredo, Ciudadano Distinguido y xalapeño por adopción
octubre 21, 2021 | De la Redacción

Por su amplia trayectoria artística, su aportación a la formación de nuevos talentos y por mantener vivos los ideales que desde la década de los años 20 impulsan los movimientos sociales alternativos en el municipio, integrantes del cabildo reconocieron al muralista Óscar Melchor Peredo y García como Ciudadano Distinguido de Xalapa.

En sesión solemne, el presidente municipal Hipólito Rodríguez dijo que este reconocimiento público se entrega a un gran creador y artista que ha dejado en nuestros muros una obra espléndida.

De acuerdo con el edil, en los años 20 el estridentismo se desplegó en la ciudad a la par de un movimiento social encabezado por trabajadores y desde entonces, con la influencia de artistas como Óscar Melchor, en Xalapa existe un gran movimiento que dio lugar a que otros más prosperen en la actualidad.

La regidora Consuelo Ocampo Cano expresó que desde la introducción de esta corriente artística, en México las paredes hablan, pues el muralismo surgió como un veta artística con un objetivo educativo que era dar a conocer masivamente la historia de nuestro país.

Por ello, hasta el día de hoy este arte se plasma en las paredes de edificios públicos y narra pasajes de los acontecimientos que dieron origen y forma a la nación. Óscar Melchor Peredo y García, dijo, es uno de los últimos y más brillantes exponentes de esta corriente artística, quien a pesar de haber nacido en la Ciudad de México, es residente de nuestro municipio desde hace muchos años.

Compartió que el homenajeado es responsable de importantes aportaciones técnicas a la pintura mexicana, con exposiciones de obra en caballete, pero especialmente en el arte monumental, con piezas en México y el extranjero, donde destaca el fresco de mayores dimensiones del estado, un tributo a Ignacio de la Llave, elaborado en el cubo de la escalera del Palacio de Gobierno de Veracruz.

Además contribuyó a la formación de talentos en Sonora, Toronto, París y Xalapa, donde se avecindó para colaborar en la dirección del Taller de Dibujo y Pintura de la Universidad Veracruzana (UV). Durante su intervención, Melchor Peredo se autodefinió como un sobreviviente de los siete caballos del Apocalipsis, tras haber superado la espantosa imagen que se creó alrededor de la pandemia por el coronavirus SARS-CoV-2.

Dijo que ello debe servir como impulso para seguir en una lucha por rescatar al muralismo, una plástica democrática que honra las artes prehispánicas y de forma particular contra un movimiento surgido en los años 50 conocido como Generación de la Ruptura, que afortunadamente, dijo, en Xalapa encontró resistencia. "Yo ya soy xalapeño, es un honor vivir en una ciudad cultural rodeado de amigos poco comunes, antropólogos y científicos, personas sencillas integrantes de las esferas intelectuales de la capital veracruzana", concluyó.

Asistieron la encargada del Museo Casa de Xalapa (MUXA), Rebeca Bouchez Gómez; la integrante del Consejo de la Crónica de Xalapa, Lourdes Hernández Quiñones, así como familiares y amigos del homenajeado.

Las fotos del día