Dinero mexicano financió a las inversiones extranjeras: Bartlett
octubre 16, 2021 | La Jornada

Ciudad de México.- Los proyectos de generación de energía no se trataron de inversiones que llegaron a México sino que fueron financiados para desplazar a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) por la banca de desarrollo del país, por las afores y también la banca comercial, dijo Manuel Bartlett Díaz, director general.

En conferencia de prensa, el funcionario consideró que la reforma eléctrica impulsada en el sexenio de Enrique Peña Nieto está llena de "marrullerías", pues el objetivo era desaparecer a la empresa estatal. Detalló que el Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext) aportó 33 por ciento de los montos para financiar 64 proyectos en el sector eléctrico. Nacional Financiera (Nafinsa) destinó 50 por ciento y Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) 37 por ciento. "El financiamiento de las empresas que llegaron a desplazar a la CFE se organizaron en monopolios privados fue pagado por la banca de desarrollo, no hubo inversión privada", dijo.

"Usaron el dinero de las Afores para financiar a estas empresas. Entonces cuando hablan de qué no va a venir el capital extranjero pues no es cierto, porque el capital mexicano estuvo muy presente en esos proyectos", explicó.

Subrayó que las empresas privadas generan 62 por ciento de la energía en el país, pero solo bajo las figuras de productores independiente de energía (PIE) y autoabasto, "dos instrumentos de atraco, de robo" porque CFE tiene que pagar incentivos, producen 43 por ciento de la energía. "Son empresas que no pagan y no quieren pagar, claro que van a defender que no es cierto, porque no quieren pagar", dijo.

Expuso que las sociedades de autoabasto son monopolios privados, pero también ilegales porque dicen tener "socios", pero les facturan y cobran como clientes. Expuso a la española Iberdrola y la italiana Enel como firmas que hacen "trampas" en el autoabasto al tener socios con "un dólar". Bajo este esquema que "perjudica a la CFE y al estado", mencionó que están todos los bancos, Walmart, Sam’s, Chedraui, Soriana, Oxxo, Seven Eleven, Círculos K, las grandes mineras, los grandes corporativos, Telmex, Telcel, AT&T, entre otras.

Batlett Díaz expuso que el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar Lomelín, defiende a los privados porque es "empleado o dueño", pues el líder empresarial fue director general de Femsa, empresa a la que pertenece Oxxo. "Son daños a México, daños a las redes, daños a los intereses nacionales y ventajas verdaderamente truculentas que se echan con las sociedades de autoconsumo", dijo el funcionario quien adelantó que seguirá al frente de la empresa hasta que el presidente Andrés Manuel López Obrador lo decida.

Sin indemnizaciones

El director de la CFE refirió que no habrá indemnizaciones por la cancelación de contratos que se firmaron después de la reforma de 2013. "Ya se acabaron", sostuvo. "No hay aquí indemnizaciones, es una decisión de la Constitución de México", dijo para desmentir que el país deberá pagar a las empresas si se escudan en el Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC). "Los contratos y los permisos que existen son el sistema que vamos a quitar", dijo previo a afirmar que son imposibles de aplicar para subirse a la red.

"Sí es retroactiva, la Constitución tiene la facultad para reformar todo y no creo que deba de haber una disputa de este tipo. No les conviene si van a participar en un sistema mixto al que los está invitando el presidente", dijo al recordar que no se expropiará nada y podrán ofrecer su energía que produzcan para participar en 46 por ciento del suministro, mientras que 54 por ciento sería de CFE. "No vamos a reconocer la energía que se está produciendo para violar la ley. El nuevo mecanismo les va a garantizar el beneficio económico, que es esto que persiguen", concluyó

Las fotos del día