Piden justicia para Luis Felipe, asesinado a puñaladas en su casa; "él era un niño sano"
octubre 15, 2021 | Roxana Aguirre

En medio de una protesta para exigir justicia, fue despedido Luis Felipe, el joven de 26 años asesinado a puñaladas el pasado 12 de octubre en su vivienda en Las Amapolas, en Veracruz.

"Sus vecinos, ellos están dispuestos a hacer marchas y exigir justicia, porque él era un niño sano, no se metía con nadie, mucha gente de aquí lo aprecia y lo conoce", explicó su tía Alma Delia.

Luis Felipe era muy apegado a su comunidad de la Iglesia, pues impartía catequismo y era rezandero, generalmente sus actividades consistían en su empleo como pedagogo e ir con los pequeños del catequismo.

"Él era muy amable con la gente, él aquí mucha gente lo apreciaba porque él era un niño sano, un muchacho trabajador, de su trabajo a su casa y de su casa a la Iglesia, él era catequista, daba catecismo a los niños", aseguró su tía Alma Delia

Aunque la abuela de Luis fue quien lo encontró en medio de un charco de sangre dentro de su vivienda, su padre, Misael Vaca, fue quien intentó despertarlo sin éxito. "Lo intenté reanimar, pero ya estaba sin signos vitales", afirmó.

Entonces se comunicó con Alma Delia, quien le dijo que llamara de inmediato a la Cruz Roja y a la Policía.

"Le pregunté al comandante, que qué había pasado y me dijo que lo habían apuñalado, que tenía varias puñaladas, fue lo único que me dijeron, no me dijeron cuántas tenía ni nada más".

La familia exige que se investigu este crimen, en donde el asesino, presuntamente, salió por la puerta principal.

Las fotos del día