Niñas totonacas, al rescate de las tradiciones en Filomeno Mata
octubre 15, 2021 | Édgar Escamilla

A raíz de la negativa de las nuevas generaciones de varones a portar vestimentas de mujeres en las diferentes danzas autóctonas, fueron las niñas en las comunidades las que lograron perdurar sus tradiciones y manifestaciones culturales, considera ex danzante.

Filomeno Mata es un municipio totonaca considerado de muy alta marginación, donde conviven múltiples contrastes que muestran por una parte las carencias y el olvido histórico por parte de los gobiernos, pero también la necesidad y el ahínco por mantener vivas su tradiciones.

En la plaza principal de la cabecera municipal se observa un mural en el que fueron plasmados diferentes aspectos de la vida cotidiana, resaltando la práctica de diferentes danzas, mismas que llegaron a estar en riesgo de desaparecer por la falta de ejecutantes.

Juan Ramos Santiago, ex danzante y actual director de cultura en el ayuntamiento de Filomeno Mata considera que esto ocurrió a raíz de que fueron envejeciendo los danzantes y que fueron permeando nuevas costumbres, los jóvenes mostraron un desinterés por participar.

Además, en parte a los padres de familia les cuesta mucho permitir que sus hijos salgan a participar en los eventos culturales y se necesita mucho apoyo de parte de ellos no solo para otorgar los permisos, sino también porque se tiene que comprar la indumentaria: los vestidos, las máscaras y los instrumentos para representar a cada personaje.

"Anteriormente los hombres se vestían de mujeres para la representación de su grupo, en la actualidad los jóvenes no quieren usar vestidos, salir de damas, por eso desde el 2014 se ha invitado a las niñas a participar", comenta.

Explicó que aunque anteriormente estaba prohibida la participación de las mujeres en estas actividades, porque se creía que se manchaba a la danza, (inclusive los hombres tenían prohibido estar con sus parejas previo a danzar), las niñas se han adaptado y respetan los mismos rituales que los niños, logrando rescatar las tradiciones de Filomeno Mata.

Detalló que actualmente son más de 12 grupos de danzantes que ejecutan los rituales del volador, Tejoneros, Huehes, Quetzales, Olmegas, Malinches y Xalakzu (danza de las abuelas), cada una de ellas con su significado propio.

Ramos Santiago agregó que Filomeno Mata y Papantla son los únicos dos municipios totonacas veracruzanos que cuentan en la actualidad con grupos de danzantes de voladores, aunque Papantla tenga mayor reconocimiento general, por lo que regularmente en las fiestas patronales de los otros municipios de la región son los grupos de estos municipios los que acuden a realizar el ritual.

Las fotos del día