Síndrome HELLP puede causar la muerte materna; Guadalupe, una historia de vida
octubre 14, 2021 | Fernando Inés Carmona

Orizaba, Ver.- La vida de la joven madre Guadalupe Mercedes dio un vuelco. Una enfermedad poco común en mujeres embarazadas estuvo a punto de causarle la muerte. El síndrome de hemólisis, elevación de enzimas hepáticas y trombocitopenia (HELLP) si no se trata a tiempo puede llegar a provocar el fallecimiento de quien lo padece, pero Guadalupe además de curarse, logró que su hija naciera sin complicaciones. Es una historia de éxito.

Ella es originaria de Sayula de Alemán y llevó el control del embarazo en la Unidad Médica Rural de su comunidad, muy cerca de Jáltipan –en el sur del estado–; sin embargo, al cursar el octavo mes sufrió preeclamsia, y las complicaciones la llevaron a una cesárea de urgencia. El médico cirujano para los servicios rurales de salud del Hospital Rural de Jáltipan de IMSS-Bienestar, Alfredo Martínez Pacheco, explicó que "durante su recuperación y seguimiento persistía con la presión elevada, a pesar de los antihipertensivos administrados y se complicó con síndrome de HELLP, enfermedad y ruptura hepática".

Ante la gravedad de Guadalupe Mercedes fue necesario que el Hospital Rural de Jáltipan del IMSS-Bienestar practicara una cirugía de urgencia para salvar la vida de la paciente y con base en el acuerdo 126, solicitó al IMSS Ordinario apoyo para su atención y seguimiento, es así que fue trasladada al Hospital General de Zona (HGZ) número 36 de Coatzacoalcos y posteriormente al número 8 de Córdoba.

En los hospitales del régimen ordinario, donde permaneció por 90 días después del nacimiento de su hijo, Guadalupe Mercedes logró superar un padecimiento, que, según estudios médicos, ocasiona una alta morbilidad materna en condiciones extremas, como fue en este caso, pues incluso la paciente tuvo ruptura hepática, lo que agravó el cuadro.

"En mi embarazo tuve complicaciones, cuando nace mi bebé se complicaron más las cosas, estuve muy mal, yo no sabía nada de mi vida hasta que desperté. Estoy muy agradecida salvé mi vida gracias a Dios", comentó. Su esposo fue testigo de todo el camino que recorrieron, y admite que en determinado momento perdió las esperanzas de que su esposa saliera con vida.

El padecimiento hizo que se redoblaran los cuidados médicos, ambas requirieron atención inmediata y urgente, pues incrementan el riesgo de muerte para las mujeres, sin embargo, la coordinación de médicos de IMSS-Bienestar e IMSS ordinario en Veracruz Sur logró salvarle la vida, manifestó.

En Jáltipan, Córdoba y Coatzacoalcos hicieron todo lo posible para que mi esposa siguiera viva, porque la verdad yo ya no la contaba. Yo pensaba que se me iba, pero no, solo un milagro. Tiene nueva vida, porque haga de cuenta que volvió a nacer la verdad, narró el marido.

Las fotos del día