Persecución y represión políticas no han cambiado en la 4T, acusan
octubre 12, 2021 | Fernando Inés Carmona

Orizaba, Ver.- El Frente Nacional por el Socialismo afirmó que aun con el cambio de régimen y de partido político la persecución y represión contra los activistas sociales ni ha menguado ni se han extinguidos sino que está vigente y cada vez es más aguda.

En un documento, esta agrupación acusa que en el actual régimen estas acciones contra activistas sociales en nada han cambiado.

"En los últimos años, en el gobierno de la 4T, la lista de víctimas aumentó considerablemente contrario a la promesa gubernamental de no más represión y violación a los derechos humanos, frases que desenmascaran como una mentira falaz ante el grito de familiares que claman justicia y castigo a los responsables materiales e intelectuales de tan aberrantes crímenes de estado.

"Sostener que el 12 de octubre se festeja el día de la raza o el encuentro de dos mundos o de dos culturas, es quitarle el carácter violento de este acontecimiento histórico en el que se impuso con la espada, la cruz, el tormento y la pólvora en nuestros antepasados. La conquista y el régimen colonial se impuso como una monarquía y el clero católico con una barbarie abominable.

"Los pueblos de América y de nuestro país tienen tradición de resistencia y lucha y ha quedado expresada en cada proceso histórico en la que se transgrede el interés popular. Hoy en la imposición de los intereses de la clase en el poder y extranjeros, son tiempos de lucha en la que exige de la participación de cada uno de los sectores populares para exigir justicia para las víctimas de los crímenes de lesa humanidad y de Estado, así como la búsqueda de una nueva sociedad donde no exista la opresión política ni explotación económica".

"En la actualidad las comunidades indígenas y campesinas resisten ante el intenso proceso de despojo de tierras y riquezas naturales expresado de dos formas principales: legal y violenta. El primero en la modificación del artículo 27 constitucional e imposición de programas dirigidos a la división de los núcleos de población ejidal y bienes comunales y la segunda mediante la utilización de la fuerza policiaca militar o paramilitar para desterrar a comunidades enteras de sus tierras en la que viven y trabajan para el sustento familiar y comunitario".

El despojo que enfrentan las comunidades indígenas campesinas del país tiene un solo objetivo: entregar la tierra a empresas nacionales o transnacionales para el saqueo de los recursos naturales, construcción de megaproyectos y la agroindustria principalmente. Este es el desarrollo del que hablan en la actual etapa del capitalismo en su fase imperialista. La violencia de clase persiste y además exacerba sobre los sectores populares expresada en el cometido de crímenes de lesa humanidad contra hijos del pueblo que se resisten ante el avasallamiento de oligarcas en el despojo de tierras recursos naturales como agua, bosques por explotación de mano de obra y opresión política".

Las fotos del día