Uriel falleció en accidente, pero sus órganos pudieron dar vida a muchas otras personas
septiembre 26, 2021 | De la Redacción

La Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional (CMN) "Adolfo Ruiz Cortines", del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Veracruz, conmemora el Día Nacional de la Donación de Órganos y Tejidos en México invitando a la población en general a informarse acerca de la donación cadavérica, reiterando que una donación de este tipo puede llegar a mejorar la calidad de vida de hasta seis pacientes.

En este sentido, el coordinador hospitalario de Donación de Órganos y Tejidos de la UMAE del IMSS, Elías Bonilla Casas, comentó que un claro ejemplo de donación cadavérica es la señora María Esther, quien en 2019 decidió donar los órganos tras el fallecimiento de su hijo Uriel, de tan solo 24 años, quien lamentablemente perdió la vida en un accidente de tránsito. "Realmente el llevarse sus órganos a una tumba, a una cremación, no es trascender, yo sé que mi hijo trascendió y seguirá trascendiendo mientras las personas que tienen sus órganos sigan vivas, mientras ellos están vivos mi hijo estará vivo. Donen órganos y den vida para que sus familiares fallecidos sigan vivos en esta tierra", expresó en su oportunidad la señora María Esther. Asimismo, la madre del joven donante mencionó que su hijo le externó en vida su deseo por ser donador de órganos en caso de morir, y a pesar de que la familia tuvo dudas, ella y su hija, hermana de Uriel, se mantuvieron firmes en la decisión y ahora se sienten contentas y orgullosas de haber hecho lo correcto y respetar los deseos de su hijo.

Igualmente, expresó que después de la cirugía de donación le entregaron el cuerpo de Uriel, al que pudo darle una despedida como ella y su familia decidieron, haciendo hincapié en que las personas no deben temer, pues donar los órganos y tejidos de un familiar fallecido no afecta en la entrega del cuerpo, es decir, se da a la familia de la misma manera que cualquier otra persona fallecida.

Manifestó sentirse agradecida con los médicos, enfermeras y todo el personal del IMSS por acompañarla en todo momento, por regalarle la oportunidad de ver parte de su hijo en otras personas, pues asegura que siente que su hijo sigue vivo en los receptores de sus órganos.

En este mismo tenor, Esperanza "N", una paciente renal crónica que permaneció en espera de un riñón por 10 años, fue beneficiada con uno de los riñones de Uriel y aseguró sentirse agradecida con el noble gesto de la señora María Esther. Además, destacó que todas las personas deben tomar conciencia de la importancia de la donación, porque no se sabe en qué momento puedan necesitar un órgano.

Compartió que la insuficiencia renal es una enfermedad silenciosa que pueden padecer personas de cualquier edad, por lo que invitó a informarse de la donación de órganos, a externar a la familia su deseo de ser donante en caso de fallecimiento. "Yo he vivido con un riñón hace dos años y medio y me he sentido bien, un cambio de vida total, tener energía, tener muchas ganas de hacer cosas y vivir un día a la vez e invitar a que se inscriban en el Centro Nacional de Trasplantes (Cenatra), que lo manifiesten en vida", declaró Esperanza.

Para ser donador voluntario de órganos y tejidos, la población puede consultar la página: https://www.gob.mx/cenatra/ o ingresar a http://www.imss.gob.mx/salud-en-linea/donacion-organos.

Las fotos del día