La rapiña y corrupción sigue, ahora hay que blindarla
septiembre 11, 2021 | José Lima Cobos

Los rapiñeros- burocracia dorada- no se cansan de hincarle el diente al presupuesto y de robar, además, ahora, hay que brindarles también protección, por parte del estado y a costa de los recursos públicos, porque sus vidas y de sus familias, corren peligro, por dedicar su" quehacer político al servicio de los ciudadanos de sus estados", lo que tiene un costo y el pueblo tiene que pagarlo"; así se acaba de presentar una reforma a la constitución del estado de Tamaulipas, porque el próximo año , hay cambio del gobernador Cabeza de Vaca y, siendo, como lo es y ha sido una fichita de siete suelas y- va estar en gran riesgo él y su familia -y hay que blindarlo de manera tal que no vaya a suceder que le pase algo, sobre todo, por su gran trabajo y el esfuerzo que hizo por su pueblo.

Este gobernador de Tamaulipas, es el mismo que participó en los sobornos de Odebrecht y que ha sido denunciado por delitos graves y fue desaforado por la Cámara de Diputados, y no aceptó que se procediera en su contra, alegado que la resolución del juicio político es meramente declarativa y la legislatura local determinó que no se actuara en su contra y es el mismo que hoy nos ofrece esta primicia, consistente en que se le blinde , por seis años más- personal de seguridad, carros blindados y, además, con la posibilidad de que sea prorrogable, es decir, si es que se salva de las acusaciones que existen en su contra.

Este hecho ocasionó una controversia constitucional, que aún no se resuelve en la Suprema Corte de Justicia de la nación, para que se determine si las resoluciones de juicio político son inatacables o son meras vaciladas, pues, si como vemos, que existe orden de aprehensión y un juez concedió la suspensión y la queja que presentó la procuraduría no tuvo resultados positivos, la justicia tendrá que esperar hasta que termine su periodo y se le siga el juicio penal por corrupción y delincuencia organizada, si es que antes no se resuelve la controversia, pero entretanto, se irá a refugiar , como Toledo a Chile, para vivir como gran magnate de lo saqueado y atracado al pueblo de México.

Como podrá verse, las cosas no andan bien en Dinamarca, porque resulta que existe el artículo 127 constitucional que señala que nadie debe o puede ganar más que el presidente, sin embargo, el poder judicial, el INE y demás organismos autónomos, diputados y senadores , mantienen sueldos altísimos que nos deben llenar de vergüenza, pero no se inmutan, pese a que existe una ley de remuneraciones de los salarios de los servidores públicos y ley de austeridad republicana, que tampoco se respeta e incluso ,se ha llegado al extremo de acudirse a amparos para evitar que no se observen esos ordenamientos constitucionales, así , en esta época de pandemia y de crisis económica ,a los diputados, únicos autorizados para presupuestar el gasto público, les tiemblan las piernas- son parte de la mafia que no están para servir sino para servirse- pues siendo el presupuesto anual, la emergencia obliga a ajustar los salarios a todos, de manera que si quien tiene la gran responsabilidad de la nación, en conjunto percibe un salario anual de un millón setecientos ochenta y cinco mil pesos, el presidente de la república, en tanto los ministros de la corte redondean tres millones de pesos y así hasta llegar a la burocracia dorada, que hacen como que la virgen les habla y en auténtica cara dura, se hacen que no ven ni oyen.

Pero no solo es en el gobierno federal sino también en los gobiernos de los estados y los municipios que todos, en conjunto , están quebrados , no solo por los elevados sueldos sino, y sobre todo, por el derroche irresponsable en el manejo del presupuesto y que nadie los para , al extremo , que no existe obra social o de beneficio a la comunidad, y que la pobreza es cada vez mayor con riesgo grave que estalle o que la delincuencia se empodere ante la crisis.

Es cierto que la economía nacional no está en malas condiciones y que no se ha aumentado la deuda del país, excepción la que se viene arrastrando, sobre todo ahora en que la defraudación fiscal es delito grave y quedó prohibida ,para siempre, la condonación de impuestos, la recaudación va en aumento, aunado a que la corrupción es delito grave y que nadie escapara del castigo que se merece quien ose actuar, contra el principio de la rectitud, que enarbola el presidente de la república. Si la cosa es seria, como se ve, en los próximos meses veremos que tantos más bandidos abarrotan las bartolinas.

limacobos@hotmail.com

Twitter:@limacobos1

Las fotos del día