Presenta gobierno paquete económico 2022
septiembre 09, 2021 | Carlos Fernández-Vega

México SA

Más allá de las estimaciones para 2022, los pronósticos de tirios y troyanos sobre el crecimiento que eventualmente se logre ese año y los resultados concretos que se registren en tal sentido, lo cierto es que, dados los severos efectos por la pandemia y más allá de los efectos positivos en la salud de los mexicanos, la mejor política de reactivación económica es la vacunación, aplicar el biológico al mayor número de mexicanos en el menor tiempo posible. Hasta ahora ha funcionado muy bien, con un inmediato y progresivo efecto en la recuperación del empleo, el incremento del consumo y la mejoría en el nivel de bienestar de la población.

En este tenor, el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, presentó el paquete económico 2022 al Congreso, cuyo objetivo es "atender las desigualdades acentuadas por la crisis del Covid-19 y contribuir al desarrollo económico y social incluyente, así como un clima favorable para la inversión. Se caracteriza por impulsar la recuperación económica inclusiva, ser balanceado en el gasto, un manejo responsable de las finanzas públicas y una profunda vocación social".

De acuerdo con el funcionario, dicho paquete "está diseñado bajo tres pilares: reforzar los apoyos para el bienestar social de la población; apoyar proyectos regionales detonadores de inversión; desarrollo social y bienestar, y favorecer la estabilidad y solidez de las finanzas públicas". Además, "la iniciativa de Ley de Ingresos de la Federación incluye el nuevo Régimen de Confianza, que es una serie de medidas que buscan simplificar el pago de impuestos, especialmente entre los pequeños contribuyentes".

En síntesis, el gobierno federal propone un gasto público de 7 billones 88 mil 250 millones de pesos en 2022, un aumento de 792 mil 514 millones respecto de 2021; estima que el producto interno bruto (PIB) crecerá 4.1 por ciento; fija el precio de la mezcla mexicana de exportación en 55.1 dólares por barril, con una plataforma de producción petrolera de un millón 826 mil barriles diarios; inflación anual de 3.4 por ciento, en línea con las proyecciones y la convergencia hacia el objetivo del Banco de México; tasa de interés promedio de 5 por ciento y tipo de cambio promedio de 20.3 pesos por dólar.

Para 2022, el gobierno de la República estima ingresos presupuestarios 7.5 por ciento superiores, en términos reales, respecto a los aprobados en 2021. De igual forma, el nivel de deuda respecto al PIB se encuentra estabilizado en 51 por ciento, proporción idéntica a la estimada para el cierre de 2021.

Entre los lineamientos dados a conocer por Ramírez de la O destaca que el gasto programable aumentará 9.6 por ciento en términos reales respecto al aprobado en 2021, el cual "se compone de incrementos importantes en protección social (12.8 por ciento respecto de 2021), inversión física (17.7 por ciento) y gasto federalizado (4.7 por ciento). Además, el gasto funcional en salud crece 15.2 por ciento en términos reales respecto de 2021; una de las prioridades es seguir garantizando los recursos para el combate al Covid-19, incluyendo la estrategia nacional de vacunación y la contratación de nuevo personal médico".

El paquete económico para el próximo año "garantiza el gasto en rubros que buscan reducir las desigualdades, detonar el bienestar y mantener la estabilidad social. Observa un incremento en los rubros de seguridad social, educación, cultura, apoyo al campo, gobernabilidad y seguridad pública".

De acuerdo con la Secretaría de Hacienda, el paquete económico 2022 "está enmarcado en la solidez fiscal y estabilidad macroeconómica que el país ha mostrado desde el inicio de esta administración".

La iniciativa de Ley de Ingresos de la Federación "cuenta con una estimación realista; no propone nuevos impuestos ni el incremento en las tasas de los vigentes, salvo ajustes por inflación. Contiene una serie de medidas orientadas a facilitar el cumplimiento del pago de los impuestos y cerrar espacios de evasión, defraudación y elusión fiscales".

Las rebanadas del pastel

Otro "perseguido político": Carlos Treviño, director de Pemex en el último año de Peña Nieto y acusado de recibir coimas en el caso Odebrecht, hizo maletas y graciosamente huyó, por "no estar dadas las condiciones para un juicio justo". Lo esperaban en el Centro de Justicia Penal Federal en Almoloya de Juárez, estado de México, pero brilló por su ausencia.

cfvmexico_sa@hotmail.com

Las fotos del día