Sistema penitenciario en Veracruz garantiza condiciones para una vida digna en reclusión: CNDH
septiembre 08, 2021 | La Redacción

Xalapa, Ver.- El sistema penitenciario estatal en Veracruz garantiza las condiciones mínimas necesarias para una vida digna en reclusión de las personas privadas de la libertad, de acuerdo con el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria (DNSP) 2020, elaborado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Como resultado de la última evaluación realizada por el organismo, para lo cual fueron visitados los Centros de Reinserción Social de Acayucan, Coatzacoalcos, Poza Rica y Tuxpan, el sistema penitenciario de Veracruz recibió una calificación de 7.10, superando lo registrado en 2018 y 2019, con 5.87 y 5.94, respectivamente.

Las visitas de supervisión se basaron en identificar y observar, principalmente, el respeto, protección y garantía, por parte de las autoridades penitenciarias, de aspectos como los derechos a la integridad personal, a la salud, a una habitabilidad y vida digna, a una reinserción social efectiva, a la seguridad jurídica y a la igualdad y no discriminación, a partir de cómo, desde un enfoque diferencial y especializado, se brindan y garantizan servicios específicos a las personas privadas de la libertad que se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad.

De esta manera, la CNDH observó que en el CERESO de Coatzacoalcos hay una apropiada atención en aspectos que garantizan la integridad de las PPL, respecto del número de las personas privadas con relación a la capacidad del centro; asimismo, verificó la correcta atención a personas que viven con VIH/SIDA.

En el CERESO de Acayucan se validó la efectiva distribución de PPL, la prevención de violaciones a los derechos humanos y de atención en caso de detención, y la supervisión del funcionamiento del centro por parte del titular. Además, certificó que existen condiciones de gobernabilidad, es decir hay inexistencia de cobros, extorsión y/o sobornos, así como la aplicación de procedimientos para la imposición de sanciones disciplinarias.

También los resultados de la evaluación destacan que en dicho CERESO hay una vinculación de las PPL con la sociedad y se brinda atención a personas indígenas, LGBTTTI y a personas que viven con VIH-SIDA.

El CERESO de Poza Rica resultó con calificaciones positivas en rubros como condiciones de gobernabilidad, reinserción social de las PPL y grupos de PPL con necesidades específicas.

En tanto que el de Tuxpan destacó por su mejoría en aspectos que garantizan la integridad de las personas privadas de la libertad, así como en estancia digna, reinserción social, y atención a grupos de personas en situación vulnerable.

Cabe destacar que el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria constituye un importante referente público nacional e internacional, que permite dar a conocer las condiciones actuales en las que se encuentran los centros penitenciarios en el país y tiene como objetivo hacer visible la situación de las personas privadas de su libertad en función del goce, respeto, garantía y protección de sus derechos humanos al interior de dichos centros.

Las fotos del día