Asesinan al reportero Jacinto Romero en Ixtac
agosto 20, 2021 | Agencias y De la Redacción

Piden familiares que no sea una cifra más en las estadísticas; recibió amenazas de muerte

La familia de Jacinto Romero Flores, reportero asesinado este jueves en el municipio de Ixtaczoquitlán, exige a la Fiscalía General del Estado (FGE) acelerar las investigaciones para aclarar el móvil del crimen y detener a los presuntos responsables. Uno de sus hijos, Germán Cuauhtémoc Romero, confirma que su padre recibió amenazas de muerte, aunque admite desconocer su origen.

Tras los hechos ocurridos en la congregación de Potrerillo, ubicada a 10 minutos de la cabecera municipal de Orizaba, su hijo, quien junto con su familia se presentó a identificar el cuerpo, exige que el asesinato de su padre "no pase a ser parte de las estadísticas de uno de los estados en donde se han asesinado a muchos periodistas".

"Mi padre estaba amenazado, pero no sabemos quién o quiénes fueron, o son los responsables. Él era muy reservado con su trabajo. Hoy pedimos el apoyo para que la muerte de mi padre no quede impune. A mi padre lo acaban de asesinar, es por eso que pedimos el apoyo del gobernador Cuitláhuac García, para que no quede en una cifra más este asesinato, y al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, para que este no sea un caso del que se hable en redes sociales, en los noticieros y se le dé carpetazo", comentó.

"Yo quiero justicia. Quiero que las autoridades nos respalden porque mi padre no estaba metido en problemas, era un luchador social y hoy se desvió de su camino para ir por ayuda que le entregaría a otra persona".

En tanto, la Diócesis de Orizaba, en un breve comunicado, primero ofreció las condolencias a los familiares de la víctima e hizo un llamado para que se logre el restablecimiento de la paz.

En el documento titulado: "No más violencia", el prelado fija la postura de la jerarquía católica ante este caso:

"La Diócesis de Orizaba lamenta el asesinato, ocurrido hoy, de otro periodista en nuestra región, el periodista y locutor Jacinto Romero Flores. Su muerte se suma a la de otros periodistas asesinados en nuestro estado, uno de los más peligrosos para el ejercicio de esta profesión".

Nos unimos a la pena que embarga a su familia y al gremio periodístico por este violento acontecimiento. Confiamos que las autoridades puedan aclarar y resolver este homicidio. La población y las comunidades necesitan y demandan paz y seguridad, no más violencia, se lee.

Una postura similar asumieron organizaciones civiles de la zona centro del estado, quienes se sumaron a la exigencia de la familia para que esclarezca el asesinato del comunicador.

Por la tarde, un grupo de reporteros se manifestó en Orizaba y exigieron al gobierno del estado que se esclarezca el asesinato del comunicador, además de garantizar el ejercicio de la profesión.

Recibió amenazas de policías

El 1° de marzo de este año se informó en medios locales que el reportero fue amenazado a través del número Whatsapp 7157144844, tras a dar a conocer los presuntos abusos de autoridad por parte de elementos de la Policía Municipal ocurridos en una fiesta de XV años en el municipio de Texhuacan.

La nota señala que tras una riña entre jóvenes llegaron policías, entre ellos presuntamente el sobrino de la síndica que baleó a un joven en ese municipio, y en el mismo operativo habrían participado familiares del alcalde.

Tras estos hechos, en los mensajes amenazantes que recibió le exigieron detener las publicaciones del deceso pues de lo contrario podría pasarle algo.

"Deja de escribir mamadas hijo de tu puta madre. Por eso se los carga la verga. Ya debes muchas Jacinto Romero. Y esta fue tu última", señalaba uno de los mensajes.

En un segundo mensaje escribieron: "Que no te metas con mi gente hijo de tu puta madre. Porque te va a cargar la verga Jacinto. Te espero mañana a las 9. Espera indicaciones. Mi chofer va a ir por ti. Espera mis indicaciones".

Miedo, incertidumbre e indignación entre comunicadores

La zona centro de Veracruz "se volvió muy complicada, peligrosa" para ejercer el periodismo, en el que los reporteros y reporteras registran en sus notas delitos que van desde levantones, secuestros, asesinatos, desapariciones, localización de fosas clandestinas, robo de combustible y asaltos a los trenes, además de los comunes como robos a casa habitación, a negocios y transeúntes.

Con el asesinato del reportero Jacinto Romero Flores, el gremio periodístico de municipios como Tezonapa, Río Blanco, Orizaba, Ixtaczoquitlán, Córdoba, y Fortín de las Flores, viven momentos de "miedo, tensión, incertidumbre, pero también de indignación. Pedimos al gobernador Cuitláhuac García Jiménez, al presidente Andrés Manuel López Obrador, que manden seguridad, no solo para nosotros como reporteros que nos están matando, sino para toda la población, todos estamos en riesgo, a diario se viven delitos aquí, está muy peligroso", afirmaron.

Refirieron que los hechos de violencia no los reportan con prontitud a sus redacciones o en las redes sociales, porque cuando han publicado información, en algunas ocasiones reciben llamadas de números desconocidos a sus teléfonos celulares para decirles: "Quita la publicación", "De ese levantón no se va a manejar nada", "De la balacera no te enteraste".

Este jueves antes de las 11 horas, a los teléfonos de los reporteros llegaron mensajes sobre el asesinato de un hombre en el bulevar Reforma del municipio de Ixtaczoquitlán; cuando se enteraron que era su compañero Jacinto Romero Flores, el miedo los invadió, se paralizaron al recordar que también hace 11 meses acabaron con la vida del periodista Julio Valdivia, en el municipio de Tezonapa.

"Nos reportaron de una persona fallecida, yo me dirigí al punto, pero cuando iba en el camino empezaron a decir que se trataba del compañero. No creí al principio, luego me puse nervioso, porque en la región se han registrado muchos hechos de violencia y principalmente en Ixtac hay violencia", explicó un reportero.

Otro de los reporteros compartió que en la mañana, cuando llegó al bulevar Reforma a cubrir la información del asesinato de Jacinto Romero, sintió tanto miedo que temblaba de las manos, del cuerpo, e incluso sentía que se le doblaban las piernas.

Cuatro periodistas han sido asesinados durante el gobierno de Cuitláhuac

En lo que va del gobierno de Cuitláhuac García han sido asesinados cuatro periodistas en Veracruz. A continuación la lista de periodistas que han perdido la vida:

4.- Jacinto Romero Flores, periodista y locutor en la zona centro de Veracruz, fue asesinado en la unidad habitacional Potrerillo, municipio de Ixtaczoquitlán.

La agresión ocurrió cuando circulaba en su vehículo particular y fue atacado por personas armadas que dispararon en su contra en reiteradas ocasiones.

Tras la agresión, el cuerpo del comunicador quedó tendido en el asiento frontal de su unidad móvil, placas YNJ.599-A.

3.-El reportero Julio Valdivia, del Diario El Mundo, fue hallado sin vida la tarde del miércoles 9 de septiembre del 2020, en el municipio de Tezonapa. El cuerpo del comunicador estaba decapitado y presentaba huellas de violencia.

El hallazgo lo hicieron autoridades municipales, quienes encontraron sus restos sobre las vías del tren.

Valdivia reporteaba en la sección policiaca del periódico, y se encargaba de los sucesos en Tezonapa y sus alrededores.

Autoridades estatales confirmaron que había recibido amenazas en meses pasados.

2.- María Elena Ferral Hernández, corresponsal del Diario de Xalapa y directora del medio Quinto Poder, murió el 30 de marzo después de que dos sujetos desconocidos le dispararan en una céntrica calle de Papantla, Veracruz.

La agresión ocurrió cuando la periodista salía de una oficina notarial en el centro de esa ciudad, y la alcanzaron para dispararle. De acuerdo con un testimonio anónimo, los agresores la esperaban cerca de su auto a bordo de una motocicleta.

1.- Jorge Celestino Ruiz Vázquez, reportero del diario Gráfico de Xalapa, fue asesinado en agosto del 2019, alrededor de las 9 de la noche, en la localidad de La Bocanita, en Actopan.

Ruiz Vázquez se encontraba sentado –de espaldas a la calle– mirando la televisión, en la tienda de abarrotes de su propiedad, cuando dos personas armadas se aproximaron hasta él y le hicieron ocho disparos en el rostro, pecho y costado, que le costaron la vida.

Estamos tras los agresores de Jacinto Romero: CGJ

Durante la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz (Coesconpaz) que se llevó a cabo en Ozuluama, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez informó que se trató el tema del homicidio del locutor de radio Oriestereo FM, Jacinto Romero.

A través de sus redes sociales, el gobernador expuso que no se permitirá la impunidad en esta agresión a la prensa.

"Reiteramos que no se permitirá que intenten amedrentar a la población, mucho menos a los periodistas, por lo que cualquier intento en ese sentido no quedará impune".

Agregó que la FGE y la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) ya están tras los agresores del reportero en el municipio de Ixtaczoquitlán.

Las fotos del día