Sin democracia en las universidades, empodera la corrupción
agosto 04, 2021 | José Lima Cobos

La histórica consulta popular para enjuiciar a los presidentes, que han saqueado y atracado a la nación, pese a la escasa participación ciudadana, fue todo un éxito, si se observa que casi el cien por ciento de los votantes, de manera apabullante, se pronunciaron por el "si", lo que significa que el "no" quedó sepultado para siempre y, en consecuencia, la tarea está en manos de la fiscalía general de la república para hacer su tarea y, sin odios ni fobias, integrar las carpetas que se tienen que turnar a un juez de control, para proceder, sin miramiento alguno, pues la voluntad ciudadana está consumada, por más que se diga que seis millones y medio no es suficiente, el hecho es que se sientan bases para el futuro.

Si quienes no quieren que se juzgue a los que han medrado a costa de la nación,- así lo dejaron saber con su omisión, al calificar la consulta como una farsa-, esto es, no creen en la justicia ,de ahí que corresponde a la autoridad responsable en esos menesteres, actuar, habida cuenta que en nuestro país no existía la palabra corrupción, solo que ahora es un delito grave y, vivir del enriquecimiento inexplicable o de los negocios inescrupulosos, tiene que castigarse para que en realidad se pase a los primeros lugares de los países en que robar, engañar y traicionar, se castiga de manera ejemplar.

Esto es bueno para todo el país ,pero, sobre todo para Veracruz, donde próximamente, se habrá de elegir un nuevo rector para la universidad veracruzana, institución que ha sido saqueada de manera criminal y que su valor educativo es sumamente bajo y todo por la falta de democracia que impera en su interior y que se oponen a que exista, los mismos que quieren seguir medrando con los recursos públicos y que no haya castigo para nadie, pues ahí está el caso de la actual rectora que mucho se habló de la compra de un residencia de mas de veinte millones de pesos, lo que es ofensivo para una investigadora de antropología que permaneció tanto tiempo en ese caso, y, si bien es cierto que la ley no se consulta, tampoco se aplica, porque las contralorías internas y el famoso Orfis, son tapaderas de contubernios y alianzas ominosas que jamás castigan, de ahí que , vendría a la medida una consulta, para ver si se actúa o seguimos igual.

Si se abre la esperanza de que llegue un joven con formación académica de primer nivel, pero sobre todo impoluto y de trayectoria administrativa impecable, como es Darío Fabián Hernández,- persona que tiene muy clara percepción de lo que debe ser una universidad, ligada al pueblo- y observar lo que señala el artículo 3o constitucional, para abrir los espacios, a que nadie se quede sin estudiar por falta de recursos y que, haciendo más con menos, dentro de una auténtica austeridad republica, se llegue a evitar la carencia de profesionales, de todos los niveles, pues se vio en esta pandemia que tuvimos que importar médicos de Cuba, porque en México, se ha comercializado la medicación y está probado, ante los grandes robos que se hicieron con los medicamentos y que, el matraquero príista Doctor Narro, ex rector de la UNAM, que nada hizo por parar ese saqueo y el tiradero de hospitales abandonados, postula ahora asombro con lo que en su tiempo nada produjo para el bienestar.

La Universidad Veracruzana requiere, más que nada, exige, un experto en adelgazar la nómina y elevar el nivel educacional y apoyar a los jóvenes de escasos recursos económicos, para eliminar las causas que ocasiona la delincuencia, porque no ha de ser con declarar la guerra, al estilo de Calderón – presidente del fraude del 2002- a los violadores de la ley como este país podrá salir adelante, sino apoyarse en la educación, como se está ´promoviendo por el gobierno de la república, en la creación de más de cien universidades públicas y excluir, a esos cotos de poder económico y político, que hoy representan las universidades y se prestas como instrumento de la corrupción, como quedo demostrando con la estafa maestra de Rosario Robles y no han sido, auténticos centros de preparación de jóvenes .

El consejo universitario hoy existente, acusa seria antidemocracia, por eso, se anida la esperanza que la llegada de Darío Fabian Hernández, - egresado de la facultad de economía de la universidad veracruzana, con especialidad en la universidad de Chile y doctorado en Venecia, en desarrollo Urbano y en Costa Rica- la la rectoría, tendrá que buscar que ese organismo sea más democrático y que se amplíe más la discusión, no tan solo en la integración de la rectoría, sino también en todo el estado de Veracruz.

El ejemplo que se acaba de vivir y que aún no se asimila y aún existen muchas especulaciones sobre el particular que son de índole baladí, porque se logró el objetivo, se podría tomar como punto de partida para que las consultas democráticas ,que existe en la constitución, y que obligue a todos a participar , partiendo de la base que la responsabilidad de la educación no se queda en área restringida o en grupos selectos sino en la magnitud de la importancia que reviste ese quehacer, de ahí la esperanza que representa este cambio con Darío Fabián Hernández.

limacobos@hotmail.com

Twitter:@limacobos1

Las fotos del día