Reinician labores de búsqueda en fosas de Ixtaczoquitlán
agosto 03, 2021 | Fernando Inés y Agencias

Han recuperado 32 cuerpos, cinco ya fueron identificados y entregados a sus familias

Orizaba, Ver.- El que pudiera ser el panteón clandestino más grande de la zona centro del estado, de nuevo es removido en busca de más cuerpos de personas desaparecidas en los años recientes. Este lunes, el colectivo de familiares de desaparecidos Orizaba-Córdoba, de nuevo tomó sus herramientas y reiniciaron la búsqueda de los suyos, de aquellos que desde hace tiempo no saben nada.

La labor que ellos hacen no es fácil. En algunos de los casos, son varios años que llevan en la búsqueda de sus desaparecidos, de los cuales no tienen noticias; los trabajos en este lugar son especiales, porque en los terrenos de la congregación Campo Grande, en el municipio de Ixtaczoquitlán, pudiera estar el cementerio clandestino más grande de la zona centro del estado. Los 32 cuerpos recuperados así lo confirman.

De esos 32 cuerpos, cinco ya fueron identificados y entregados a sus familias. En ese lugar desde hace tres semanas, las labores de búsqueda se habían suspendido y a partir de este lunes se reiniciaron las labores, sobre todo porque hay varios puntos señalados en los que pudiera haber más cuerpos, pero se requiere de la ubicación respectiva, "aún falta mucho terreno por explorar en este lugar. Aún falta por explorar más, no sabemos cuántos lugares más haya, pero creo que aún faltan. Vamos a insistir para que se le dé seguimiento y la Fiscalía no suspenda las labores".

En el primer día de labores, no se descarta que se recuperen más cuerpos, pues ya hay lugares ubicados.

Denuncian desaparición de menor en Jilotepec

La menor de 13 años, Valeria Chávez Castellanos, se encuentra en calidad de desaparecida desde el jueves 29 de julio, luego de dejar una carta escrita en su domicilio en la que acusa a su padrastro, Alejandro Arcos González, de presuntamente haber abusado sexualmente de ella, indicó la madre de familia Nancy Hernández Castellanos.

La mujer refirió tener su domicilio en la localidad La Concha, en el municipio de Jilotepec, ubicado a 40 minutos de Xalapa, y el día jueves a las 9:40 horas salió de casa y cuando regresó a las 23 horas y no encontró a la menor de edad.

"Le pregunté ¿Y mi niña? Me dijo: No está, te dejó una carta. Y él me dio la carta en la mano. Corrí al baño a buscarla, no la encontré. Le dije: ¿Qué le hiciste? Me dijo: Nada. Nada más la manosee. Y salí corriendo, la busqué con los vecinos, si no habían visto a mi niña y nadie la vio. En la carta lo acusa de violación", refirió.

La mujer dio parte a la Policía, y detuvieron a su pareja, Alejandro Arcos, pero salió libre a las 14 horas del viernes 30 de julio.

"Les reclamé. Hablé a la Fiscalía y les dije que mi niña había dejado una carta y me dijeron: cualquiera pudo escribir esa carta, pero ella lo señala a él, que él la violó, es su padrastro, o sea no es nada de ella", afirmó la mujer.

Su madre, Nancy Hernández Castellanos ofreció conferencia de prensa en conocido café de Xalapa para exhibir el caso de su hija y señalar que la FGE no le creyó que dejó una carta acusando a su padrastro de violación.

"Yo fui a la Fiscalía a decirles que había dejado una carta y dijeron que cualquiera pudo haber escrito esa carta, pero ella lo señala a él. A Alejandro, que él la violó, su padrastro, no es nada de ella. Eso fue el jueves y yo llegué en la noche".

Al preguntar a los vecinos, un menor de edad comentó a la madre de familia que vio a Valeria cuando se subió a un camión del transporte público; después un vendedor de tacos y una mujer que vive cerca de la iglesia de Jilotepec afirmaron haberla visto.

"Ella jala una mochila de Frozen (película infantil) y un gatito color café. Teníamos esperanzas en las cámaras pero apenas va a ver eso la licenciada. Ya me desesperé, son tres noches y no aparece. Alejandro ya salió libre, pero no regresó a la casa, y la Policía dijo que no había delito, que no lo podían detener más", explicó.

Debido a que las autoridades de la FGE no han investigado el abuso sexual, ni la desaparición de Valeria, la madre de familia solicitó el apoyo del gobernador Cuitláhuac García Jiménez con el propósito de encontrar a su niña con edad de 13 años.

"A ella le habíamos puesto un negocito de hamburguesas porque me dijo que quería trabajar, ese día no abrió el puesto, siempre me hablaba para decirme: ¿Ya vienes mamacita, ya vienes, ya apúrate, ya quiero verte? Pero yo por el trabajo llegaba hasta las 10 u 11 de la noche", finalizó.

Las fotos del día