Iglesia católica pide garantías para el retorno seguro a clases
agosto 01, 2021 | Fernando Inés Carmona

Orizaba, Ver.- Ante el inminente regreso a clases en todo el país, la jerarquía católica pide al actual gobierno una estrategia con la que se garantice el retorno presencial a las aulas, "que parta de un diagnóstico serio, calificado y amplio, que recoja las realidades y las voces de la educación pública y privada, con especial atención a las dolorosas situaciones de inequidad, articulando una respuesta gradual y solidaria para todos".

Al respecto la Diócesis de Orizaba, en un comunicado, fijó su posicionamiento sobre el incremento de contagios por covid-19 y el cambio a rojo en el Semáforo Epidemiológico de municipios con mayor índice poblacional en el estado. El documento señala: "respecto al regreso a clases los obispos del país han emitido unas recomendaciones en un mensaje; proponen siete puntos que deben considerarse. Garantizar un Programa Estratégico General para el Regreso Presencial a la Comunidad Educativa, el 30 de agosto, que parta de un diagnóstico serio, calificado y amplio, que recoja las realidades y las voces de la educación pública y privada, con especial atención a las dolorosas situaciones de inequidad, articulando una respuesta gradual y solidaria".

Otro de los puntos que se proponen es que "se responda con toda la fuerza del Estado, sociedad y gobierno ante esta crisis sanitaria, económica y educativa; abrir a la participación de la sociedad la implementación de la vacunación, académicos, empresarios y organismos intermedios, con el fin de alcanzar en menor tiempo una inmunidad de toda la sociedad". Igual propone "procurar el bienestar integral de todos los niños, niñas, adolescentes y jóvenes en materia de educación, salud, seguridad, afecto, observando el principio constitucional del interés superior de la niñez. Hacer un esfuerzo en el presupuesto para apoyar al sector público y privado de la educación, y así garantizar protocolos en donde se reconozca la realidad de cada centro. Igualmente, se incorpora una real participación de la comunidad educativa; asimismo se hace un llamado a toda la sociedad en la corresponsabilidad de los centros educativos para que impulsen las prudentes actividades educativas".

Poner al servicio de la niñez los medios pedagógicos, tecnológicos e instrumentales para el regreso a clase y, finalmente, "pero no menos importante, responder al desafío de la reconversión física y social, de cada comunidad escolar, a través de la creación de un pacto educativo".

Las fotos del día