Impaciencia
julio 13, 2021 |

Un año después de la masacre de los 72, los crímenes contra personas migrantes siguieron en San Fernando. En abril de 2011 se descubrieron restos de otros 43 cuerpos en una fosa clandestina. A partir de ese primer hallazgo se inició una búsqueda en todo el municipio. En total se encontraron 193 restos de personas en 47 fosas clandestinas. Los cuerpos mostraban señales de ejecución y también de tortura. La mayoría de las víctimas eran personas migrantes que iban de paso, varios de ellos eran centroamericanos. San Fernando es un pase obligatorio en la ruta del Golfo hacia los Estados Unidos.

Existe poca información pública sobre estos hechos violentos. Sin embargo, se sabe que participaron policías municipales de San Fernando. La organización norteamericana National Security Archive (Archivo Nacional de Seguridad) desclasificó archivos que documentan la detención de nueve miembros del grupo criminal Los Zetas y 17 policías municipales por participar en los asesinatos.

Desde que se impuso en México el modelo neoliberal de sociedad, el dolor y sufrimiento del respetable connacional no hizo más que crecer geométricamente.

Desde la austeridad de Miguel de la Madrid, hasta la patológica sangría del gobierno infecto de Felipe Calderón. Éste, Calderón, logró que murieran más mexicanos en seis años que chilenos en la dictadura militar pinochetista en 17 años; o que los seis años de dictadura militar Argentina con sus vuelos de la muerte. Tanto en Chile como en Argentina las dictaduras militares impusieron el neoliberalismo sin pudores. Chicago boys incluidos.

Y resulta que esas dictaduras cruentas mataron menos chilenos y argentinos que los mexicanos que mató Felipe Calderón en breves seis años.

El estado de Tamaulipas encajó lo más tupido de la demencia de un gobierno panista grotescamente cercano a las barbaries históricas de las peores dictaduras del siglo XX.

Las cosas indican que se avanza en el camino de juzgar al régimen anterior, es una larga lista de agravios acumulados desde el fraude electoral de 1988 que llevó a Carlos Salinas al poder de desmantelar al país. El problema es que el ritmo del avance no es suficiente ni para satisfacer al respetable ni para asegurar que los responsables de su desgracia serán castigados pronto.

Las fotos del día