Siguen defraudados de caja de ahorro Solidaridad la lucha por su patrimonio
julio 05, 2021 | Édgar Escamilla

En la calle 20 de Noviembre de la colonia Obrera está aquel viejo edificio donde hasta hace apenas una década se vivía un constante ir y venir de personas. El bullicio se mezclaba con las notas de un grupo musical que amenizaba la estancia de los trabajadores jubilados de Petróleos Mexicanos (Pemex) que gozaban de las ganancias de lo que hasta 2014 parecía ser el negocio de sus vidas.

Dos años antes se difundían rumores de problemas en las finanzas en la Caja de Ahorros Solidaridad AC, presidida por Héctor Cruz Rodríguez. Pero al tener el respaldo de la Sección 30 del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) pocos pensaron que podría haber mayor problema. Finalmente se llegó a la insolvencia y solo quienes tuvieron acceso a información privilegiada lograron retirar su dinero.

Se estima que de la noche a la mañana desaparecieron cerca de mil 500 millones de pesos. Comenzaron las protestas de los ahorradores. Muchos habían invertido el dinero de sus jubilaciones. Otros vendieron sus propiedades y lo obtenido lo metieron a la caja por las excelentes comisiones que les generaba.

La desesperación hizo presa de los ahorradores. Muchos de ellos cayeron en depresión, comenzaron a enfermar y fallecieron sin poder rescatar un solo peso de su patrimonio. Se habla de que al menos 30 por ciento de aquellas personas ya no viven.

Sin embargo, un destello de luz llegó a los angustiados jubilados en 2020 cuando fueron detenidos dos de los integrantes de la directiva de Solidaridad, aunque en las denuncias figuran los nombres de al menos 24 personas, principalmente Héctor Cruz Rodríguez y el entonces secretario general de la Sección 30 del STPRM, Sergio Lorenzo Quiroz Cruz.

Integrantes de la asociación civil Defensa Legal y Social, integrada por 197 personas que formaron parte de esa caja de ahorro reclaman que a pesar de que el Tribunal Superior de Justicia solicitó a un juzgado en Poza Rica emitir las órdenes de aprehensión contra los denunciados, hay una en particular que fue rechazada, por lo que temen que dicho personaje goce de protección de la justicia.

Una y otra vez les han hecho dar vueltas con la documentación, que han tenido que renovar cada que les asignan un nuevo juez, lo que les representa más gastos y pérdida de tiempo. Están cansados, pero mantienen la esperanza de que con el combate a la corrupción emprendida por el presidente Andrés Manuel López Obrador, se dé un giro a sus procesos y pueda haber justicia.

Aquel viejo edificio que ocupara la Caja Solidaridad está completamente abandonado. Los cristales de la fachada están rotos y los letreros están decolorados, a punto de desaparecer.

Hoy los trabajadores jubilados hacen un llamado a las autoridades de los tres poderes de la unión, al gobierno estatal y a la Fiscalía General del Estado para que sea revisado el caso, desempolvados los expedientes, que se emitan las órdenes de aprehensión restantes y se recuperen los recursos de toda una vida al servicio de Pemex.

Las fotos del día