Finísimas personas
julio 03, 2021 |

Hace un par de días hubo en el Puerto de Veracruz una manifestación de familiares de niños en tratamiento contra el cáncer. Aluden a la falta de respuesta del gobierno del estado a sus peticiones de tratamientos quimio terapéuticos para sus hijos. Manifestaciones que desde el inicio del presente gobierno han sido constantes. En diversas ocasiones distintas autoridades el gobierno del estado se han comprometido a investigar de qué va el asunto.

Es un tema que conmueve, una circunstancia abrumadora para la familias de los pequeños niños que se ha documentado en no pocos reportajes y notas periodísticas. Casos desgarradores que conmueven a la mayoría. Cosa que está muy bien. Revela que somos aún una sociedad sensible. Es fácil entender la empatía natural que concita el tema. Empatía que involucra varias emociones inquietantes y elementales: la tristeza honda que todos los mamíferos sentimos cuando se trata de los cachorros de la manada. No importa la especie, y pasa con todos. Incluso con los cachorros de otras especies. Se han documentado no pocos casos. Depredadores salvando a los cachorros de sus presas. Es por eso que son comunes las relaciones colaborativas en muchas especies de mamíferos. La empatía es el engrudo que permite la colaboración adaptativa. Y cuando de cachorros se trata es muy fácil pasar de la tristeza al enojo y del enojo a la ira. El problema es real y las emociones pueden ser manipuladas. Es la historia de los movimientos fascistas de masas: Italia, Alemania.

La manipulación no necesariamente requiere de un liderazgo carismático. Basta con tener los medios de difusión y el expreso interés concertado para hacerlo. La manifestación de los familiares fue justo un día después de un programa de los moneros, El Chamuco TV, en el que entrevistan al doctor López-Gatell para hablar precisamente sobre ese tema y en la que el epidemiólogo contradice por completo la versión del desabasto y denuncia la manipulación no solamente en el país sino en el plano internacional también. Es clarísimo en el caso reciente de The Economist, pero pasa igual en otros grandes medios defensores del neoliberalismo. Vaya, ahí está Krauze jr. tratando de inducir que un famoso periodista, Jorge Ramos –que en su momento fue muy crítico con Hugo Chávez, afirmando que no es el caso de López Obrador–, es un demócrata.

Hay una intención clara en la pinza que trata de apresar al gobierno: por un lado el franco boicot de las máximas autoridades del INE contra la consulta para enjuiciar a los ex presidentes del neoliberalismo; y, por otro, las drásticas reducciones de recursos que ha hecho el INE para la consulta de la revocación del mandato. La tercera parte de lo que se destinó a la elección intermedia. Lo que tendrá un severísimo impacto en la fluidez del ejercicio; esto es largas colas y tiempo de espera. Dicho en breve, disuadir la participación ciudadana para poder manipular los resultados de la consulta.

Para ellos es un asunto de sobrevivencia porque inmediatamente después será la consulta sobre la confirmación del mandato. Es la única forma de evitar ser enjuiciados. Porque eso es lo que muy probablemente suceda, de ahí el interés de los beneficiarios del neoliberalismo. Todos vinculados a empresas de distribución farmacéutica: Manlio Fabio Beltrones, Miguel Ángel Osorio Chong, Roberto Madrazo, Emilio Gamboa, Roberto Meade, y el ex rector de la UNAM, José Narro.

Las fotos del día