¡Si! a la Consulta Popular sobre el Juicio a los Expresidentes
junio 29, 2021 | Lenin Torres Antonio

A propósito de la justicia histórica, el perdón, la impunidad, el castigo, y el olvido premeditado de la memoria histórica de los mexicanos y del mundo.

La historia la han escrito los fuertes, los dominantes, los conquistadores, los vencedores de las guerras y conflictos sociales, y en la modernidad, los que han hecho de la política el instrumento para el poder, y a la democracia su forma de legitimar.

Los vencedores ya sea a través de la guerra o la democracia siempre han tenido la enfermiza mentalidad de perpetuarse en el poder, por eso hacen una narrativa histórica sin censura y con olvido, omitiendo las injusticias y el sufrimiento de sus pueblos. Pocos se han atrevido a ser auténticos hombres éticos, con coherencia democrática, a esos pocos el poder ancestral y hegemónico mundial y local los han asesinado o silenciado, y condenados al ostracismo involuntario. Por eso celebro que tengamos en México a un hombre ético y moralmente correcto que quiera hacer justicia a los caídos, muertos y condenados al sufrimiento de la pobreza por acciones políticas de hombres sin escrúpulos que estaban acostumbrados a pensar que las acciones políticas no tenían consecuencia.

Hoy vemos cómo se rasgan las vestiduras por la Consulta Popular sobre el Juicio a los Expresidentes los que intentan continuar ocultando la otra historia de México que se necesita seguir contando, la otra narrativa de la libertad y la moralidad que sucumbió al poder hegemónico dominante mundial y local, silenciar el grito de justicia de miles y miles de mexicanos que aún sin nacer fueron condenados a la pobreza, a la marginación, y a la muerte por una clase política prianista neoliberal apátrida y avariciosa, que no tenía límite en la búsqueda de riquezas mal habidas, acostumbrados a estar por encima de la justicia y la legalidad.

Vemos como intentan ridiculizar y menospreciar el acto de justicia histórica de los caídos por la corrupción y la ambición de esa clase política prianista que significa la Consulta de Juicio a los Expresidentes, ya no hayan cómo trivializar y mofarse de la Consulta, incluso, intentar hacer ver como un acto pueril no tan sólo la Consulta Popular sobre el Juicio a los Expresidentes, sino antes, la petición de perdón que hizo nuestro presidente de la república a el otrora imperio español por su conquista de exterminio inmisericorde sobre nuestros pueblos originarios, por el atentado a nuestra identidad de nuestra mexicanidad. Pero cómo le vamos a pedir que compartan tal clase de justicia a quienes siempre han visto desde arriba a los pobres y marginados, a los descendientes de nuestros pueblos originarios, quienes viven todavía un México clasista, a quienes se aferran a volver al poder para continuar con sus andanzas y corruptelas, a quienes practican la política pequeña, miope e incoherente.

Claro que es legítima y necesaria la Consulta Popular sobre el Juicio a los Expresidentes y también la petición de perdón a las potencias europeas sobre sus sangrientas guerras coloniales del pasado sobre Latinoamérica, y sus modernas guerras coloniales del presente, las primeras la hacían con la bota y la pólvora, la segunda, vendiéndonos una visión insana y nefasta del sentido de la vida con su fracasado neoliberalismo inmoral y petulante; hay que darle voz y justicia a quienes han sido víctimas de decisiones y acciones tomadas en el pasado de una clase política que actuó como esa banda de forajidos que no tenían más ley que el dinero y la corrupción, y a quienes encabezaron esos saqueos a nuestras arcas públicas y que construyeron este México en crisis pública que todavía vivimos, principalmente aquellos quienes gobernaron a México en ese  periodo neoliberal, y tienen nombres y apellidos, Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox Quezada, Felipe Calderón Hinojosa, y Enrique Peña Nieto, no debe haber ni olvido ni perdón, y si justicia y castigo.

Si bien es cierto, ésta 4ª Transformación de México es pacífica, esto no significa que haya impunidad, y no tengan que ir "al patíbulo y a la horca" aunque sea de forma simbólica los responsables de los abusos y corruptelas con el poder público, y que no haya formas de enjuiciarlos verdaderamente, aunque sea de forma simbólica vale la pena y se justifica la Consulta Popular sobre el Juicio a los Expresidentes.

Si queremos una nación mexicana democrática también necesitamos un México con leyes y justicia para todos y todas, y más para aquellos que nunca tuvieron quien los defendiera y los reivindica, esta Consulta Popular sobre el Juicio a los Expresidentes es en memoria a miles y miles de mexicanos que nunca debieron morir por hambre, pobreza y exclusión social causada por los políticos que hicieron de la política el instrumento (el arma) para manipular y robar las riquezas del pueblo mexicano. Y hay quienes todavía quieren olvidar y hacer que la gente piense que los problemas de México son por reproducción espontánea y que se acuñaron en estos casi tres años del gobierno obradorista, y no es el resultado del pasado. Al respecto, y para ejemplificar la falsedad de estas afirmaciones, para enfrentar la pandemia del coronavirus el gobierno obradorista recibió de ese pasado neoliberal de expresidentes prianistas la increíble cantidad de 4,000 UCI y un sistema hospitalario en bancarrota o en simulación, y con esa irrisoria cantidad de Unidades de Cuidados Intensivos se hizo frente a la pandemia del coronavirus, pese a que esos gobiernos prianistas neoliberales tuvieron riquezas del presupuesto federal para invertir en salud, investigación, educación, infraestructura sanitaria, etc., verbigracia, durante el boom del precio del petróleo en el periodo del innombrable Vicente Fox, México gozó de excedentes presupuestales, y la pregunta es, dónde quedó el erario de los mexicanos de ese periodo neoliberal y de "modernidad" y de los demás gobiernos, por qué no invirtieron en salud, empleo, etc., y es que no lo hicieron porque esas riquezas fueron a parar a los bolsillos de la clase política y a incrementar las riquezas de la clase empresarial apátrida. Así como esto último, tenemos hechos y sucesos para pedir castigo con un ¡Si! a la Consulta Popular sobre el Juicio a los Expresidentes.

La narrativa occidental nos ha bombardeado sin cesar, "para que no se olvide", el holocausto judío, e incluso después de la segunda guerra mundial se instaló un tribunal para castigar a los responsables del genocidio judío, y cada año los aliados, ahora integrados en la OTAN, conmemoran tal acontecimiento histórico, y lo traigo a colación no para cuestionar su validez sino para decir que hay más y diferentes genocidios, y que la historia es racial y clasista, no hay castigo y ni quieren pedir perdón para los que eufemísticamente ahora llaman apropiación en lugar de colonización bárbara del nuevo mundo, que perpetraron un genocidio de los originarios de América, ni para los responsables del genocidio del pueblo palestino, ni para los responsables del genocidio del pueblo tibetano, ni para los responsables del genocidio que perpetraron los europeos de los pueblos originarios de África,  y por qué no debemos juzgar a quienes perpetraron el empobrecimiento y malnutrición de nuestros hermanos de México por esa clase política apátrida, qué acaso hay varios México(s), los pobres y los ricos, no nos olvidemos que hay delincuentes de "cuello blanco", etc. Todavía sigue habiendo ciudadanos del mundo de primera y de segunda.

Nos permitamos que el poder mediático y económico que son los verdaderos dueños del prian hagan olvidar las atrocidades que causó a los mexicanos las políticas de esos hombres sin escrúpulos que van a ser juzgados, y que tengamos presente que aunque no puedan estar presentes hay muchísimos mexicanos y mexicanas que sufrieron, sufren, han muerto y estén muriendo por la política, no nos olvidemos que la política es como la medicina, la salud del cuerpo social de México depende de los políticos, y sus errores intencionales o involuntarios traen consecuencias sobre el cuerpo social sano o un cuerpo social enfermo.  

Por último, dice el INE que, "la consulta popular sobre el juicio a los expresidentes su objetivo es que la ciudadanía muestre su aprobación o rechazo a que, con apego al marco legal, sean llevadas a cabo acciones para el esclarecimiento de decisiones políticas tomadas en el pasado", y hay suficientes pruebas para decir que ¡Si! a la Consulta Popular sobre el Juicio a los Expresidentes, y además es una oportunidad para seguir consolidando una 4ª Transformación pacífica de México.

Participemos por la salud mental y por la justicia.

 

Las fotos del día