Partir de lo local permitirá a la UV aprovechar sus ventajas e impulsar una educación humanista: Darío Fabián Hernández
junio 29, 2021 | Rocío de la Barreda

La idea de Darío Fabián Hernández González, Economista con Doctorado en Educación y Maestrías en Desarrollo Regional Sustentable y en Desarrollo Urbano y Territorial, y director del Sistema Estatal de Planeación de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) de Veracruz, como aspirante a la Rectoría de la UV, presenta muchas vertientes sustentadas, entre otras, en el pensamiento moriniano, de partir de lo local a lo global para aprovechar las enormes ventajas de la Universidad en una entidad como Veracruz, pero sobre todo, en que debe aportar en la construcción de una sociedad humanista, porque ello permitirá mejores sistemas educativos, productivos y una mejor relación entre ellos.

–¿Una ciudadanía global dentro de la UV?

–Creo en la ciudadanía global, ir desde lo local a lo global a partir de que nuestra identidad como veracruzanos es única. Lo endógeno es nuestra fuerza y eso es lo que genera las transformaciones en el método científico, la ideología y la cultura. Eso nos permite mostrar a lo demás quiénes somos y obtener el respeto a nuestra integración mundial.

–¿Qué propone el concepto de "Economía de Aglomeración" en el contexto de su propuesta como aspirante a rector?

–Soy un apasionado de la economía de aglomeración. Estudie en Italia los distritos italianos y en Chile, los clústeres, como del salmón o del vino, por ejemplo. Son agrupaciones que logran transformaciones y permiten el desarrollo, la creación de empleo. En Veracruz, somos uno de los estados con más economías de aglomeración, como lo son los zapateros de Naolinco, los queseros de La Joya, los alfareros de Miahuatlán, los muebleros de Monte Blanco, los madereros de Misantla, etc.

"He visto cómo la educación en los países aventajados, como Italia o cualquiera otro de los más desarrollados de Europa, está asociada a estas economías de aglomeración y eso genera bienestar y desarrollo para la población.

"Por ello, la separación de la Educación Superior de las bondades productivas y regionales, de las economías de aglomeración, ha hecho que no tengamos las ventajas que deberíamos tener en la producción científica, filosófica, epistémica que va de lo global a local y viceversa.

"La ciencia y la tecnología de lo cotidiano emana de estos distritos italianos, franceses, alemanes; son pequeñas economías llenas de pequeñas unidades de empresas. Aquí mismo en nuestro país, el empleo y economía están basadas en eso, tanto en México como Veracruz y las universidades han desatendido o no se han enfatizado en estos factores económicos y sociales –sostiene el aspirante a la Rectoría de la UV.

–¿Hablar de economía a veces se malentiende, ¿no?

–Se cree que sólo estamos hablando de economía cuando este concepto es hablar de desarrollo, empleo, las hermosas ciudades europeas son así, porque se financian de este tipo de economías. Las universidades son exitosas, porque tienen recursos de autogeneración, de procesos administrativos y productivos, creación de patentes, diseños industriales, salud, bienestar, nutrición y arte.

–¿Por qué insiste mucho en destacar la importancia del arte y del humanismo?

–El arte está muy relacionado con estas economías, porque genera financiamiento para la cultura y estética. Una persona vinculada al proceso de zapatos, muebles, etc, comienza a apreciar el arte, la danza, la plática y la estrechísima vinculación de lo artístico con los procesos productivos, universitarios, es decir, los temas comunitarios.

"Se nos olvida el humanismo, tratar al otro como un ‘legítimo otro diferente de mí’ con el que podemos trabajar y crear. No tengo que convencerlo política, cultural, sociológicamente, tenemos que aprender a respetarlo con su diferencia; eso es la otredad, lo humanista. Tal y como lo hace la sociedad humanista, en la medida que podamos verlo con respeto, porque esta intrínsecamente en el otro y merece respeto.

"En cuanto hagamos una sociedad humanista, podremos tener mejores sistemas educativos, productivos y mejor relación entre ellos. Eso no se ha trabajado en la Educación Superior y en la UV.

–¿Cómo piensa generar recursos para atender las demandas crecientes de la Universidad Veracruzana?

–Es una estrategia muy compleja. El antónimo perfecto de complejo es lo sencillo. Lo complejo es sencillo, sin embargo, incluye una multifactorialidad impresionante a gran escala. Es un modelo de pensamiento complejo que va de lo orgánico a lo vivo. También hay otro concepto, el de los sistemas auto-organizados. Para allá debemos encauzar a la UV, que funcione como un sistema vivo. Ahí debe estar incluido el sector productivo.

"Debemos pensar que le podría interesar a los médicos, biólogos, a todo el sistema productivo. Esté estrechamente vinculado, porque se desarrollan mejores productos, sistemas, patrones y en ese encuentro de las disciplinas es lo que permite tener mejores condiciones de desarrollo en el estado.

"La UV tiene que establecer pequeños parches industriales, por ejemplo, generar espacios como clústeres industriales dentro de los cinco campus, con contacto y presencia de carpinteros, herreros, mecánicos, etc., y asimismo los estudiantes de Sociología miden impactos, ecológico, sustentabilidad, de administración, negocios, etc.

"O los ingenieros observando los procesos productivos, la maquinaria y estarían ahí, inmiscuidos con los productores, creando algún producto una patente, un diseño industrial y resaltaría mucho lo cultural.

"Hay mucho plagio de la cultura mexicana en el diseño industrial, particularmente el textil, rescatamos y le damos certeza y cuidados a la sociedad y productores. Los estudiantes empiezan a comprender el sistema productivo y son parte de él desde su formación. No vale mandarlos y después prepararlos con un excelente libro de productividad, como el de Michael Porter, pero que está hecho y concebido para empresas de ideología norteamericana, sino que aprendan con literatura nuestra, que existe y aplica en la sociedad nuestra –indica Hernández González.

–Pero ello demandaría replantear el modelo educativo.

–No se puede generalizar un cambio de modelos de aprendizaje, porque hay casos en los que los propios maestros lo propondrán, más que salga desde la máxima autoridad, sino en el diálogo con los académicos y estudiantes para adaptarnos al sistema productivo local; nuestra universidad tiene que adaptarse y transformar a la hora de mezclar los sistemas de salud, industrial, agroforestal, etc.

"Es decir, se debe transformar lo que está. En la medida que los planes de estudio pasen, como dice Carlos Calva, del mapa curricular al territorio de aprendizaje, veremos si se transforma o no.

–¿Qué papel juega la investigación en su idea de una nueva universidad?

–La investigación urge ser incentivada, hay que vincular y hacerla patente dentro de nosotros. No es posible tener los mejores especialistas del país o del estado en temas de energías limpias o captación de lluvia, de sustentabilidad de la mayor envergadura nacional y que no lo apliquemos en la propia UV.

"La propuesta es que sean los campus universitarios donde se hagan las prácticas y que ellos mismos sirvan de experimentación; en la medida que logremos espacios productivos que repliquen y estimulen científicamente, que emulen la ciencia del conocimiento y ahí practiquen con los apoyos necesarios institucionales pero que generen recursos. En la medida que lo hagamos dentro de los campus y se oferte al exterior, así se traerán más recursos.

"Soy un convencido de la vinculación, como principio y fin de la actividad universitaria en la que debe estar presente la investigación y docencia como actividades sustantivas.

–¿Cuál es su trayectoria docente o de investigación dentro de la UV?

–Reitero que estoy al servicio de la UV desde hace 16 años, como investigador y docente ininterrumpidamente, y cuando he ocupado cargos públicos, he estado con permiso sin goce de sueldo, jamás he cobrado en dos lugares. Creo en la ética, pues he dado clases de Ética de la Economía y creo que es un principio de respeto, a la Junta de Gobierno, a la institución, a las autoridades, a los demás aspirantes les manifiesto mi reconocimiento a su probidad y legalidad. Lo que decidan lo aceptaré y creo fuertemente en las instituciones de Veracruz.

Las fotos del día