2021 ratifica la 4ª T. A propósito de un México Obradorista y un Veracruz Cuitlahuista
junio 07, 2021 | Lenin Torres Antonio

Un día antes del 6 de junio de 2021, las expectativas divulgadas por los medios de comunicación, tv, radio y redes sociales intentaban influir en la intención del voto del pueblo mexicano, vaticinando una derrota del movimiento obradorista que construye la Cuarta Transformación Pacífica de México, así vimos a "los doctos comentaristas", expertos en el arte de convertir la información en una tesis conceptual desde donde opinar a favor de la derecha, pintaban un escenario de resurgimiento del pasado como una opción para México, y pensaban que la ausencia del "efecto Obrador" sería un factor determinante para que se cumpliera sus fatales presagios de la 4ª T.

Pero esto no tan sólo sucedía en lo local, la derecha mundial marcaba el guion a seguir a la derecha apátrida local mexicana, por eso no fue casual que unos días antes de las elecciones publicaran en los principales medios internacionales, The New York Times de los Estados Unidos, de The Guardian de Gran Bretaña, y El País de España, artículos denostando y criticando a nuestro presidente progresista AMLO, por cierto, países, como bien lo señala Obrador, formaron parte de la banda de saqueadores de las riquezas de nuestro país en los aciagos gobierno neoliberales prianista.

Apostando a la amnesia y a la desmemoria, la rancia y desleal derecha aglutinada en la alianza opositora a la 4ª T Obradorista, por cierto, alianza auspiciada por el poder económico, pensó que podría lograr que el pueblo mexicano olvidara los oprobios y el saqueo que habían hecho, y los exculparan como los principales responsables de la crisis pública en materia de seguridad, pobreza, marginación y educación entre otros índices sociales y públicos que vive México.

El poder económico, la oligarquía ignominiosa no dudó en invertir todo el dinero que fuese necesario, y vimos la compra de votos, el manejo de despensas, pero fueron los menos los que aceptaron sus dadivas y vender su dignidad, pese a esa inversión y despilfarro, el 6 de junio el pueblo mexicano salió a votar en libertad, y por primera vez no hubo una elección de estado, por lo que los resultados es la voluntad del pueblo mexicano de construir con sus manos su destino. México ratificó su confianza en el liderazgo probo y progresista de Andrés Manuel López Obrador, los augurios y presagios negativos de la 4ª T. no se cumplieron y el proyecto político y moral de una 4ª T. se ratifica y continuará pese a esa oposición que no entiende ni entenderá que la 4ª T. es el lugar común por donde debe transitar la vida pública y la política de México.

Particularmente en Veracruz, el movimiento obradorista de la 4ª T. tuvo resultados extraordinarios, resultando ganador en la mayoría de los municipios, el congreso local y las diputaciones federales, permitiendo ver que es el resultado del trabajo incansable del gobernador del estado Cuitláhuac García Jiménez.

En el año 2021 se dio la primera elección que no fue de estado, que la democracia no sirvió para legitimar a una mafia en el poder público, y que el pueblo decidió libre y consciente su destino ratificando la 4ª Transformación Pacífica de México encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, y en Veracruz, por el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, y que la democracia se fortaleció y se sacudió los tentáculos del poder económico y político.

México resistió la asonada golpista del imperio neoliberal, que continua queriendo ver a Latinoamérica como su "patio trasero" donde puede vomitar y echar sus desperdicios, y continuar haciendo sus jugosos negocios, y se "paro en seco" a sus esbirros de la OEA en su intento de inmiscuirse en los asuntos de nuestro país, México al igual que Perú, Ecuador, Bolivia, El Salvador, Argentina, y Venezuela, sufre la intromisión del Imperio, pero sus intentos fueron frustrados por la voluntad del pueblo mexicano y la obsolescencia de la clase política/empresarial (sus fieles representantes).

El pueblo mexicano mandó y decidió, y ahora el reto es consolidar la democracia y la transformación de México de forma pacífica, ni México se convertirá en una Venezuela, ni nuestro presidente se perpetuará en la presidencia porque es un demócrata, y seguirá habiendo un gobierno para los pobres y los más necesitados, nada de esos bulos y mentiras serán ciertas porque tenemos gobiernos progresistas de la 4ª T. que saben hacia donde debe ir México.

En suma, México ejerció la democracia y deposito su confianza a través del voto en las políticas progresistas de la 4ª T.

Este 6 de junio es un buen día para México y Veracruz.

Las fotos del día