El INE polko
mayo 19, 2021 |

La aversión y permanente condena de la prolífica batería de comunicadores y empresas informativas en contra de la 4T parece no tener efectos sobre las simpatías y preferencias de los electores. Encuestas de empresas ideológicamente adversas al gobierno así lo indican. Detalle importante ante la inminencia de las elecciones de medio término, auténtico referéndum del modelo de país y sociedad propuestos por el gobierno federal.

Como es claro que la resistencia y capacidades de negociación y gestión internas les son harto limitadas, tratan ahora de involucrar a un actor y posible invalidador del proceso electoral convocando a la OEA como testigo. Cosa que no está mal, a la que el propio Presidente ha dado la bienvenida.

Solo que pasa que invocan a una autoridad multilateral que en los casos concretos del golpe de Estado en Bolivia y la represión en Chile en vísperas del referéndum por la nueva constitución hizo mutis. El papel de la OEA en el golpe contra Evo Morales fue vergonzante, facilitado precisamente por el papel desempeñado en las elecciones de 2019. No hace mucho el presidente Luis Arce les refrescaba explícitamente la memoria.

Hoy, como siempre, la OEA es un organismo del orden internacional establecido antes que un organismo que represente el interés de los gobernados del continente.

Puestos a pensar mal, no es en absoluto difícil que los actores del pacto de complicidades que fue el régimen anterior estén pensando justamente en la OEA como una instancia a la cual apelar para anular la elección federal o quitar curules en el Congreso a la 4T y sus aliados.

Las fotos del día