Recuperación de bienes de Yunes, mentira tremenda: CGJ
abril 06, 2021 | Norma Trujillo Báez

El gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, aseguró que el supuesto esquema impulsado por el ex titular del Ejecutivo estatal, de recuperación e incautación de terrenos obtenidos ilegalmente durante la administración de Javier Duarte de Ochoa, se trató de "un engaño tremendo, al grado que se tiene que andar peleando judicialmente porque en varios casos hay un tercero en discordia".

Comentó que una de las propiedades en esa situación, ubicada en Tlacotalpan y anunciada como un gran logro de la administración anterior, la pasaron a gobierno por expropiación, un pago de gobierno por una propiedad ajena.

"Tuvimos que pagarle a la presunta dueña que demostró en el juicio ser la dueña; tuvimos que llegar a un arreglo con ella... ¿Qué expropiación es esa?, es una mentira tremenda, hay ganas de engañar. Tuvimos que acudir a los juzgados", sostuvo el gobernador.

La decisión de enajenar a título gratuito a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), del 66 por ciento del rancho Las Mesas, ubicado en Valle de Bravo, se debe a que "el proceso de recuperación estuvo mal", dijo García Jiménez, en conferencia de prensa.

Ante los cuestionamientos de la prensa en torno a la solicitud de enajenación que se discute en el Congreso de Veracruz que se había dicho que sería para el Sector Salud, el gobernador insistió que durante el gobierno de Yunes Linares no se recuperaron bienes en manos de ex duartistas y que su administración ha tenido que litigar y pagar expropiaciones de bienes que quedaron sin concretarse.

Aunque en su momento se dijo que ya estaban en poder del estado, el gobernador precisó que hubo artimañas legales en algunos bienes; como por ejemplo que, hay terceros que aparecen como dueños; ese es el caso del terreno de la Sedena, "porque lo dejaron mal, hay un (propietario) tercero ahí y tenemos que proteger el derecho del tercero. Nada más para que se den cuenta y se diga la verdad del gran embuste que fue eso. Fue realmente un engaño, un arreglo, ‘te lo expropio, lo pago, pero déjame decir que yo lo recuperé y que el Gobierno que viene cargue la bolita, a ver qué hace’. Y al final se recuperó, pero a un costo muy elevado; hubo que asistir a los juzgados, pelearlo, y llegar a un acuerdo final para el pago".

Las fotos del día