Exigen ONG liberación de ocho detenidos; violaron sus derechos humanos, aseguran
abril 01, 2021 | Fernando Inés Carmona

Orizaba, Ver.- Activistas miembros de organizaciones no gubernamentales (ONG) exigen la liberación de ocho personas presuntamente detenidas por elementos de la Policía Estatal, entre las que, señalaron, hay un menor de edad y una persona de la tercera edad. Además, opinaron que la Fiscalía General del Estado (FGE) ha omitido posicionarse sobre el asunto como una estrategia de ocultamiento, lo que constituiría una violación a los protocolos internacionales en este tipo de casos, señalaron.

Además, las agrupaciones advierten que la Policía Estatal pudo haber incurrido en el delito de "desaparición forzada de personas". Hasta el momento, los familiares de los detenidos, según relatan los activistas, no han sido informados oficialmente de la situación legal que guarda su parentela.

De acuerdo a la versión oficial, las ocho personas fueron detenidas por elementos de la Policía Estatal, quienes a su vez los pusieron a disposición de la fiscalía regional con sede en la ciudad de Córdoba casi 20 horas después, según confirmó Aracely Salcedo, activista del colectivo de desaparecidos Orizaba-Córdoba.

Los hechos ocurrieron el martes pasado, y las primeras versiones indican que un grupo de personas armadas, al parecer, vestidas de civiles y utilizando vehículos no oficiales, se introdujeron, presuntamente con violencia, en un estudio de tatuajes ubicado en el centro de la ciudad, de donde se llevaron a ocho personas, entre las cuales estaría un menor de edad, así como una persona adulta mayor.

Por la forma en la que sucedieron los hechos, se presumió que se trataba de un "levantón" perpetrado por algún grupo delincuencial e incluso, los integrantes del colectivo de desaparecidos, en apoyo a los familiares de las víctimas, elaboraron las fichas con las cuales se notificaba su desaparición y se daba inicio a las labores de búsqueda.

Sin embargo, este miércoles se confirmó que los presuntos secuestrados en realidad habían sido detenidos, al parecer, por la Policía Estatal, según cuenta Aracely Salcedo, quien señaló que fue hasta la mañana de este miércoles que fueron presentados y puestos a disposición de la fiscalía en Córdoba. Por su parte, los familiares habían iniciado su búsqueda en las instancias policiacas en donde se les negó que estuvieran detenidos.

Cerca del mediodía del miércoles, los familiares recibieron la información de que los desaparecidos estaban en calidad de detenidos en la ciudad de Córdoba, sin embargo, y a decir de ellos mismos, no se les había informado de qué delitos se les acusaba ni cuál era el proceso legal en el que se encontraban. El hecho en sí causó molestia, primero entre los familiares, quienes negaron que su parentela tenga que ver con hechos delictivos o grupos delincuenciales, como se afirma oficialmente y también entre los integrantes del colectivo de búsqueda de desaparecidos, quienes consideran este hecho como una revictimización además de una violación a los derechos humanos.

Por su parte la Organización Nacional Anticorrupción, ONEA, igual fijó su postura y exige al gobierno del estado la liberación de Moisés y Raúl Martínez, "quienes se encuentran detenidos en forma ilegal por autoridades del estado de Veracruz, junto con otras personas", según señalaron en un comunicado, en el que igualmente cuentan que todos ellos fueron intervenidos por agentes de la Policía Estatal.

Otra de las presuntas violaciones que se señalan en el documento es que uno de los detenidos, Moisés Martínez, es menor de edad, por lo que, en todo caso, debió ser puesto a disposición de la Procuraduría Estatal de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes y "no someterlo a ninguna forma de privación ilegal de la libertad". En el mismo texto se advierte que por la forma en la que se cometieron los hechos "hay elementos para conformar el delito de desaparición forzada de personas".

Igual se conoció que entre los detenidos, se encuentra una persona de la tercera edad la que al parecer sólo llevó comida a los trabajadores del estudio de tatuaje momentos antes de que arribaran los elementos de la Policía Estatal. Hasta este miércoles, la FGE no ha presentado a los detenidos ni tampoco ha informado cuál o cuáles son los delitos por los que se les aprehendió.

Las fotos del día