Aplica la UV políticas de género con un protocolo para casos de acoso: rectora
marzo 07, 2021 | Fernando Inés Carmona

Orizaba, Ver.- La Universidad Veracruzana, cuando ha comprobado la existencia de delitos sexuales, ha despedido a empleados, y ha suspendido y expulsado a alumnos, informó la rectora de la máxima casa de estudios de la entidad, Sara Ladrón de Guevara. Asimismo, reveló la aplicación de estas acciones punitivas, y convoca a más acciones positivas y propositivas; lamenta el blindaje que el Gobierno de la Ciudad de México aplicó en monumentos históricos de la capital del país, incluido el Palacio Nacional: "las feministas están gritando y rayando paredes, están denunciando una situación de violencia. La vida de una mujer vale mucho más que el patrimonio arqueológico, cultural, artístico y antropológico", dijo.

Pero la Universidad Veracruzana hace su tarea al proteger los derechos de su comunidad universitaria femenina, tan es así, dice, "en la universidad aplicamos políticas de género con un protocolo para atender los casos de hostigamiento y acoso, sanciones que se han llevado a cabo, pero insistí mucho en qué más que sancionar, más qué acciones punitivas, hay que buscar acciones positivas y propositivas".

En este sentido, dijo, el Consejo Universitario hizo una declaratoria para que los espacios universitarios sean libres de violencia, "esa es una tarea de todas y todos, no solamente las autoridades, no solamente los maestros, los estudiantes, también todos debemos involucrarnos, en que nuestros espacios sean de cordialidad y sean seguros para las mujeres, esa es una problemática que se vive a nivel nacional o debería decir a nivel mundial estamos trabajando en ello".

Es importante que en nuestros espacios universitarios no haya violencia, "pero tampoco en los espacios públicos, tampoco nuestras casas, porque a veces ahí, las mujeres vivimos situaciones de violencia y las dejamos pasar y las naturalizamos, tenemos que cambiar esa cultura para que sea más generalizado el trato cordial y digno para las mujeres".

–Pero las políticas públicas, ¿siguen siendo discurso nada más?

–A mí me toca hablar por la universidad. Yo lo que le puedo decir es que hemos establecido sanciones, ha habido rescisiones de contratos para maestros, no todas las denuncias llegan a ese tipo de sanciones, pero vamos avanzando también el caso de estudiantes que cometen faltas de violencia contra sus compañeras han sido expulsados, otros por un tiempo, son decisiones que toma la junta académica, son decisiones colegiadas.

Estos, dijo, "son procesos dolorosos y arduos, pero vamos avanzando, y yo creo que en la medida que las universidades avancemos, esas ideas se transmiten a las casas de los universitarios y se van multiplicando; francamente las mujeres hemos avanzado mucho. Aquí estoy yo, que soy rectora de la Universidad Veracruzana, la primera en ocupar este cargo y en tiempo de mis abuelas pues esto no ocurría... Entonces, lo que nos pasa también es una mayor conciencia y lo que tenemos que hacer, es un mejor mundo para las generaciones que siguen entonces son avances son granitos de arena, pero tenemos que seguir avanzando".

No obstante, no dio a conocer el número de despidos que se han dado por este tema, "no traje el número, lo hemos publicado, pero el comunicado que hicimos es de hace un año; hay que renovar esa cifra, yo se la debo porque no quiero cometer un error diciendo".

De paso, la rectora lamentó el blindaje que el gobierno de la Ciudad de México hizo de edificios, como Palacio Nacional, y de monumentos históricos: "Qué lamentable. Yo pienso que las feministas, que están gritando y que están rayando paredes, están denunciando una situación de violencia contra las mujeres que debe parar. Yo como arqueóloga soy cuidadosa del patrimonio arqueológico, histórico y cultural y siempre lamento cuando hay patrimonio que se destruye, no obstante, con toda franqueza la vida de una mujer vale mucho más que el patrimonio arqueológico, cultural, artístico y arqueológico y los feminicidios, como ustedes dicen, no ha parado, de manera que yo me sumo a este grito desesperado de las mujeres porque acaben los feminicidios, porque acabe la violencia contra las mujeres en todos los ámbitos".

"A mí me parece que las autoridades deberían de tomarse un tiempo para reflexionar sobre las nuevas masculinidades. Creo que nuestras autoridades igual no han modificado su discurso y el discurso tiene que ver con lo que uno piensa y lo que uno piensa es de convencimiento, entonces yo pienso que hay que hacerle llegar información a todas las autoridades gubernamentales e institucionales, de todos lados para mejorar nuestra convivencia y para que este discurso de género no sea un discurso de las mujeres, sino que también los asuman los varones".

Las fotos del día