Lorenzo León: La Jornada Veracruz, periodismo profundo y de colección
marzo 07, 2021 | De la Redacción

Al anunciar el contenido del número 134 de Ciclo Literario y de Diseño, su director Lorenzo León Diez planteó que el periodismo que se desarrolla en La Jornada Veracruz intenta ser de profundidad y de colección, pues es un género que desapareció en nuestro país y que es preciso recuperar para enfrentar la ola de mensajes que apuestan por la brevedad, el fragmento, el apunte.

Señaló que los medios de comunicación masivos han llevado lo informativo, tanto el impreso como los digitales, a un apastillamiento que está en relación con una velocidad impuesta que evita que el lector pueda experimentar una dimensión secuenciada de los acontecimientos y las ideas, pues la reflexión quiere ser instantánea, ocurrencia, oralidad, fundamentalmente en la propagación de videos; y la letra, la palabra, está siendo restringida a espacios donde lo que dicta es el valor publicitario en una competencia que afina los mensajes a su mínima expresión.

"Esto sucede no solamente en los temas informativos generales sino en los específicos culturales, los pocos espacios que quedan de páginas y suplementos culturales impresos no escapamos a esta situación fácilmente", precisó Lorenzo León.

Expuso que "existe una creencia de que los textos deben ser breves y aquí está un desplazamiento que deja afuera el ensayo de aliento y la crónica. Nosotros en Ciclo tratamos de que el despliegue de las ideas sea tan vasto como se pueda en las páginas, porque creemos que el lector está subestimado por los medios, todos temen que se aburra rápido, a las pocas líneas de la escritura, pues así puede rápidamente cambiar de canal como si se tratase de un aparato".

"Pero el periodismo impreso en papel de celulosa y tirado industrialmente es una oportunidad para los autores que precisan comunicarse con públicos potenciales; que están hartos, saturados, de la velocidad y fragmentación informativa digitalizada fundamentalmente", mencionó.

"En nuestro país, en periodismo cultural impreso, tenemos un antecedente que no se ha superado: La Cultura en México, de Fernando Benítez. Se trataba de unas hojas impresas en negro en la famosa revista Siempre!, de José Pagés Llergo. Mi generación aprendió allí los géneros del ensayo y la crónica", comentó finalmente sobre el tema.

Por otra parte, en el número 134 de Ciclo –agregó León Diez–, presentamos una condensación del último libro del filósofo italiano Franco Bifo Berardi, En el Umbral, donde llama a una revolución mundial de carácter comunista, en la tradición del humanismo utópico.

Se presenta también un mapa de lectura según el eje temático del fascismo y la guerra, para que el lector pueda discernir, con los elementos históricos y filosóficos aportados, el estado actual en que nos encontramos la humanidad en esta era de guerra civil fragmentada.

"El sombrío saber estratégico militar es un argumento pertinente y de un alcance, aunque aterrador, fascinante", expresó el escritor.

Anunció el contenido del suplemento que circulará mañana: Un ensayo y traducción de Rafael Antúnez sobre el enigmático y desconocido filósofo italiano, aún en español, Andrea Emo. Una crónica de la visita que hizo Joel Olivares a la célebre casa de Rietveld-Schroder en Ultrech, en Holanda. Un ensayo de Alfredo Coello sobre el Tiempo vacío de futuro. Un texto de Raciel Martínez sobre 1917, la película de Sam Mendes, el Soldado mensajero y una nota sobre el Congreso Internacional de Ilustración y Animación México-Japón.

Las fotos del día