El camino es la conciliación, la unidad y la organización
marzo 04, 2021 | Esteban Ramírez Zepeta

Morena es un partido que enfrentó con responsabilidad al poder público, saliendo a las calles a demandar paz, democracia y justicia para México. Durante años sufrió persecución y ataques sistemáticos del gobierno. La situación se recrudeció con la estrategia de los gobiernos priístas y panistas para atemorizar y mermar las acciones de nuestro partido. Nunca lo lograron.

Hoy la sociedad puede manifestar abiertamente sus opiniones y organizar sus movilizaciones sin temor a ser perseguidos, desaparecidos o violentados. Es la nueva era de la democracia que solo el partido Morena puede garantizar, por lo que es nuestro deber como ciudadanía proteger estos logros y conservarlos.

Ahora nos corresponde en el estado de Veracruz consolidar en Morena la unidad y organización mediante conciliación, diálogo y acuerdos, para construir un camino que garantice refrendar la confianza ciudadana, con trabajo permanente y cumplimiento de cada objetivo de nuestro programa de acción y declaración de principios.

En Morena le apostamos al debate de las ideas, las que construyan acciones y permitan proteger los derechos fundamentales de las mujeres y hombres, en especial, de los más pobres y vulnerables.

Ante el próximo proceso electoral debemos caminar por los 212 municipios de Veracruz con el objetivo de escuchar a la militancia; paso a paso lograr la fortaleza de cada comité, con lo que se viva intensamente la unidad, garantizando el trabajo transparente y productivo por la defensa de las causas justas de cada comunidad.

En el libro Esferas de la democracia, Jesús Silva-Herzog Márquez reflexiona: "La democracia no es una canica. Es un régimen complejo. Una casa de muchos cuartos, muchos moradores, muchos pilares. A pesar de ello, muchos han tratado de encontrar al verdadero dueño de la casa, su salón principal o el pórtico de entrada. Han intentado condensar en una píldora la esencia de la democracia. Pero ésta es escurridiza. Tratar de atenuar la complejidad de este edificio no hace más que empobrecer nuestra comprensión de la vida democrática. Y, con ello, se empobrece nuestra propia experiencia. No podemos negar que la idea es, en extremo, sencilla. Desde que nació en Grecia hace dos mil años, la democracia ha sido entendida como el gobierno que recae en la gente".

Por eso, nuestra cultura política nos dicta que debemos trabajar al lado de la gente, cercanos a la gente y por la gente.

Iniciamos un profundo proceso de capacitación política para adquirir conocimiento de teoría y práctica en la participación ciudadana. Desde la dirigencia estatal es un deber impostergable preparar tanto a nuestra militancia como a las personas que aspiran a un cargo de elección popular; es nuestra responsabilidad garantizar su crecimiento personal y profesional en medio de la creciente demanda social de mejores servidoras y servidores públicos.

Creo en la capacitación como un foro de reflexión y enriquecimiento personal. Creo en el estudio y preparación como logro personal para ser más eficientes y eficaces en nuestra labor diaria.

Comparto el ideal de grandes pensadores que nos marcan pautas para interpretar lo que hoy sucede en el país.

Es verdad lo que afirma Silva-Herzog sobre la democracia, que es dinámica y son muchas las personas que quieren apropiarse de sus beneficios y declararlos propios, son quienes aparentan practicar la democracia y demuestran en los hechos que son dictatoriales, impositivos e intolerantes. Estamos convencidos de que debemos combatirlos con las armas de las ideas, la verdad y la democracia a través de la participación ciudadana.

Sabemos que la alianza creada por el PAN, PRI y PRD representa mentiras, hipocresía y corrupción.

Como Delegado Nacional de Morena en Veracruz, he señalado puntualmente que por confundir y volver a engañar al pueblo, sistemáticamente manipulan la verdad y lo difunden para ganar terreno en la conciencia ciudadana.

Su hipocresía es enorme por querer alcanzar beneficios políticos y económicos a través de redes de corrupción que ellos mismos tejieron, haciéndole mucho daño a las y los veracruzanos.

Ahora que ya se quitaron las máscaras y que el PAN se une al PRI, es como si juntaras a Duarte con Yunes. ¿no se supone que Yunes fue quien metió a la cárcel a Duarte y siempre señaló al PRI como un partido corrupto?

Durante años han aparentado una supuesta rivalidad, y esto es una verdadera hipocresía. Prueba de ello es que muchas personas que se enriquecieron con Javier Duarte ni siquiera fueron perseguidas por Miguel Ángel Yunes; muchos asuntos administrativos y penales prescribieron en perjuicio del patrimonio del Estado.

La ciudadanía puede darse cuenta de que no es verdad eso que ellos han pregonado, siempre han sido aliados, siempre en busca del poder y del dinero con corrupción, robando al pueblo.

Le mienten al pueblo cuando quieren aparentar que su objetivo es derrotar a Morena, cuando su única razón de unirse es recuperar beneficios.

Si en verdad quisieran servir a la sociedad cumplirían sus documentos básicos, los que se oponen radicalmente unos contra otros, es un chileatole de intereses cuando el PAN, PRI y PRD se unen. Sus principios ideológicos originales determinan que su razón de ser es combatir lo que ahora usan como alianza. Qué vergonzoso es que lo hagan por ambición.

Deberían unirse para ayudar al sector salud y a las personas que se enferman en esta pandemia. Pero eso no les importa, solo quieren poder, poder y más poder.

Ahora podemos ver cómo se juntan los verdaderos corruptos y se quieren lavar la cara con falsas acusaciones. Ahora afortunadamente ya no pueden engañar a la gente, las y los ciudadanos se dan cuenta, los conocen muy bien y no van a permitir que les vuelvan a robar la esperanza de un futuro mejor.

A esos partidos les duele que un gobierno honesto los deje en evidencia al pagar las deudas que ellos provocaron con su corrupción. Deudas como la de la Universidad Veracruzana, reconocida por la propia Junta de Gobierno y la de organismos públicos descentralizados como el IPAX, que por años había representado la caja chica de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

Por donde le busquen, la alianza del PAN, PRI y PRD busca tapar el sol con un dedo, les molesta que ahora se esté poniendo orden, que los programas verdaderamente lleguen a los ciudadanos, que los mexicanos y veracruzanos ya no tengan los ojos tapados, porque ahora pueden ver cómo la corrupción que ellos representan no puede volver a tener el poder, que hoy por hoy es del pueblo y para el pueblo.

Es tiempo de trabajar, capacitarnos y mejorar nuestra forma de servir a la gente, porque demostramos en los hechos que venimos a servir y no a servirnos del pueblo. Esto ha sido un cambio verdadero y no vamos a regresar al pasado.

Convoco respetuosamente a todas las fuerzas políticas internas de Morena en Veracruz para que conciliemos nuestra visión y compromisos sociales, que unamos fuerzas con mayor determinación para demostrar que no es el poder lo que buscamos, sino encontrar el equilibrio entre el poder público y la demanda ciudadana, que las cosas se resuelven sin robar y sin abusar de las personas.

Vamos a demostrar con hechos que somos pueblo y como pueblo responderemos a los traidores de la patria, quienes nos han robado incansablemente, con la ley en la mano, la justicia y la verdad.

Las fotos del día